Yellen dice que la alta inflación se mantendrá todo el año

Comparte este artículo:

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, testifica ante el Comité de Finanzas del Senado sobre la solicitud de presupuesto del presidente para el año fiscal 2023, en el Capitolio en Washington el 7 de junio de 2022. (Nicholas Kamm/AFP vía Getty Images)

La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo el domingo que la alta inflación persistirá durante el resto del año 2022 y que, aunque espera que la economía estadounidense se enfríe, una recesión está lejos de ser una apuesta segura.

“Hemos tenido una alta inflación en lo que va de año y eso involucra una mayor inflación para el resto del año”, declaró Yellen en una entrevista con el programa This Week de la cadena ABC.

La secretaria del Tesoro espera que la economía estadounidense se ralentice, pero redobló su insistencia en que una recesión en toda regla no es “inevitable”, a pesar de la preocupación de que las agresivas alzas de tasas de interés de la Reserva Federal puedan llevar a la economía a una recesión.

“Espero que la economía se ralentice”, dijo Yellen. “Esta ha estado creciendo a un ritmo muy rápido, ya que la economía, el mercado laboral, se ha recuperado y hemos alcanzado el pleno empleo. Es natural que ahora esperemos una transición hacia un crecimiento constante y estable, a su vez no creo que una recesión sea en absoluto inevitable”.

También reconoció que la inflación es “inaceptablemente alta” y que es la “máxima prioridad de la administración Biden bajarla”, y al mismo tiempo señaló que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, se comprometió a controlarla junto con mantener un mercado laboral fuerte.

“Eso va a requerir habilidad y suerte”, dijo a continuación. “Pero creo que es posible, no creo que una recesión sea inevitable”.

Yellen también indicó que el gasto de los consumidores sigue siendo robusto, a pesar del aumento de los precios de los alimentos, los combustibles y la energía, e indicó que “incluso los hogares de menores ingresos siguen teniendo reservas de ahorro que les permitirán mantener el gasto” y que no ve una “caída del gasto de los consumidores como causa probable de la recesión en los próximos meses”.

Los precios nacionales de la gasolina bajaron ligeramente en los últimos días hasta los 4.981 dólares el galón el 20 de junio, según la AAA, tras haber superado los 5 dólares el galón la semana pasada.

La secretaria del Tesoro también señaló un mercado de trabajo “muy fuerte” que, según ella, es “posiblemente el más fuerte de la posguerra” y que espera que la inflación baje en los próximos meses.

Sin embargo, según Yellen hay “muchas incertidumbres relacionadas con los acontecimientos mundiales” que podrían afectar a la inflación, como la invasión de Rusia en Ucrania.

La tasa de inflación anual de Estados Unidos subió al 8.6 por ciento en mayo, superando las estimaciones del mercado del 8.3 por ciento, según datos de la Oficina de Estadísticas Laborales.

El presidente Joe Biden culpó predominantemente de los altos niveles de inflación en Estados Unidos a la “operación militar especial” del Kremlin en Ucrania.

“No es inevitable” que Estados Unidos caiga en una recesión, dijo Biden a The Associated Press el 16 de junio. “En segundo lugar, estamos en una posición más fuerte que cualquier nación del mundo para superar esta inflación”.

Los legisladores republicanos y otros expertos, por otra parte, han destacado el gasto de parte del gobierno sin precedentes durante la pandemia de COVID-19 y una serie de políticas de Biden en relación con el petróleo, incluido el cierre del oleoducto Keystone XL, como razones para el aumento de los niveles de inflación. Los legisladores y los expertos también han citado una reacción tardía de la Reserva Federal a los niveles de inflación más altos de los últimos 40 años.

El miércoles, la Reserva Federal subió las tasas de interés de referencia en 75 puntos básicos, la mayor alza de interés desde noviembre de 1994, en un esfuerzo por volver a situar la inflación en el dos por ciento sin empujar la economía a la recesión.

Sin embargo, la última alza hizo que el economista jefe de Deutsche Bank en Estados Unidos, Matt Luzzetti, proyectara el viernes una “recesión más temprana y algo más severa”, que podría afectar drásticamente a los hogares estadounidenses.

Katabella Roberts – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: