Venezuela e Irán amenazan la seguridad de los Estados Unidos

Comparte este artículo:

El régimen chavista de Venezuela representa una amenaza directa para la seguridad nacional de los Estados Unidos. No sólo coopera con China, Rusia y Cuba, sino también con el régimen de Irán y su milicia terrorista Hezbolá (en inglés Hezbollah) que opera en el Líbano. Ya Rusia ha anunciado que quiere construir bases militares y navales en Venezuela, al igual que en Cuba.

El presidente Barack Obama lleva más de un año negociando sin éxito con el régimen de Irán para tratar de detener su intención de desarrollar bombas atómicas. Supuestamente estas negociaciones iban a durar sólo seis meses pero el presidente Obama continúa extendiendo las negociaciones cada vez más. Obama ha demandado que le den más tiempo para seguir negociando con el régimen dictatorial de Irán. Este es un verdadero error ya que esa nación no tiene la menor intención de detener su carrera armamentista desarrollando misiles de largo alcance y bombas atómicas.

El almirante de cuatro estrellas retirado James Lyons ha denunciado que Irán ha construido una base de misiles que apuntan hacia los Estados Unidos en Venezuela. El almirante Lyons dijo que esto representa una seria amenaza a nuestra nación como lo fue Cuba durante la Crisis de los Misiles de octubre de 1962. El almirante Lyons recomendó a los Estados Unidos que hiciera un ataque sorpresivo aéreo y destruyera esta base de misiles antes de que Irán desarrolle bombas atómicas. Desde hace años Irán está extrayendo uranio en Venezuela para refinarlo y eventualmente construir bombas atómicas. Obama nunca ha alertado a nuestra nación de esa base de cohetes ni siquiera de cómo Venezuela apoya fuertemente el terrorismo islámico lo cual representa un gran peligro para la seguridad nacional de nuestro país.

Antonio Maria Delgado escribió un artículo titulado “Hombre buscado por el FBI es enlace del chavismo con Hezbolá” que fue publicado en el Nuevo Herald el 1 de febrero de 2015. El periodista explicó que Ghazi Nasr al-Din, quien nació en el Líbano y fue nacionalizado como ciudadano venezolano y después hecho diplomático, ingresó en la lista de personas terroristas buscadas por el Buró Federal de Investigaciones (FBI). El terrorista libanés Ghazi Nasr al-Din es un cercano colaborador de otro terrorista, Tarek El Aissami, quien es el gobernador del estado Aragua. El terrorista islámico El Aissami es el principal enlace entre el régimen sanguinario bolivariano y la organización terrorista Hezbolá, la milicia en el Líbano de Irán.

Delgado explicó en su artículo que fuentes de inteligencia y documentos obtenidos por el Nuevo Herald señalan a al-Din como uno de los funcionarios más importantes de Hezbolá en América Latina, encargado de conseguir contribuciones para financiar las actividades terroristas de esa organización. El FBI también piensa que al-Din forma parte de una importante red venezolana que vende drogas para financiar el grupo terrorista Hezbolá. De todos es conocido que Venezuela se ha convertido en un narco estado donde el dictador Maduro, los militares de alto rango y ministros del régimen trafican drogas que envían a los Estados Unidos y a otras naciones del mundo. El terrorista al-Din forma parte de una organización que realiza los envíos de droga con lo cual los terroristas de Hezbolá financian sus actividades.

Delgado escribió que funcionarios de los Estados Unidos investigan las vinculaciones de militares de alto rango y ministros del régimen de Nicolás Maduro y su participación en el tráfico de drogas. Las autoridades estadounidenses también investigan la conexión entre la agrupación de narco generales conocida como el Cartel de los Soles y la agrupación terrorista Hezbolá.

El Departamento del Tesoro ya identificó hace mucho tiempo a al-Din como un agente de Hezbolá, acusándolo de hacer uso de su condición de alto diplomático del país sudamericano para proveer apoyo financiero al grupo terrorista. La milicia terrorista de Hezbolá opera en el Líbano y fue fundada por la Guardia Revolucionaria iraní y que es financiada por el régimen de Irán. La milicia Hezbolá ha estado en guerra varias veces contra Israel desde el Líbano y recientemente lanzó un ataque contra esta nación matando varios soldados israelitas. La infiltración de Hezbolá en el régimen comunista de Venezuela presenta también un gran peligro para nuestra nación, a parte de nuestro aliado Israel.

Ghazi Nasr al-Din es buscado por el FBI por recaudar fondos para Hezbolá.

Tarek El Aissami

El jefe del terrorista al-Din es Tarek El Aissami, gobernador del estado Aragua, quien fue un cercano colaborador del fallecido dictador Hugo Chávez y ahora del dictador Nicolás Maduro. Tarek El Aissami fue miembro de la Asamblea Nacional de Venezuela por el estado de Mérida en el año 2006. Fue viceministro de Seguridad Ciudadana y posteriormente fue nombrado ministro de Relaciones Interiores y Justicia, cargo que ocupó de septiembre 2008 hasta octubre 2012. El Aissami fue electo gobernador de Aragua (Es importante señalar que todas las elecciones en Venezuela son fraudulentas ya que se vota electrónicamente con las máquinas chavistas de Smartmatic).

[][]El Aissami creció en una humilde casa con sus padres musulmanes en la ciudad de Vigía del Estado de Mérida. [][]Su padre, Zaidan El Amin El Aissami, también conocido como Carlos El Aissami, fue militante de partidos radicales de izquierda. El Aissami estudió abogacía y criminología en la Universidad de los Andes donde conoció al profesor Adán Chávez, hermano del dictador sanguinario Hugo Chávez.

El periodista Delgado explicó que un informe del Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS) con sede en Washington, D.C., acusó a El Aissami de crear una red para financiar y brindar respaldo a la organización terrorista Hezbolá en sus operaciones desde América Latina. El centro explicó en un informe lo siguiente: “El gobernador de Aragua ha usado su prominencia política para establecer canales de inteligencia y de finanzas con los países islámicos, particularmente con Siria, Líbano, Jordania, Irak e Irán. A lo largo de los años, Tarek El Aissami ha desarrollado una red financiera sofisticada y de múltiples niveles que funciona como una tubería criminal terrorista con el fin de traer militantes islámicos a Venezuela y a países vecinos, y para enviar fondos ilícitos desde América Latina a el Oriente Medio.”

El gobernador terrorista del estado Aragua, Tarek El Aissami.

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, tiene conexiones con el narcotráfico

El dictador sanguinario de Venezuela, Nicolás Maduro, ha cerrado filas con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional venezolana, ante la acusación de su jefe de seguridad que alega que es el gran operador del narcotráfico en el país. Maduro calificó las informaciones reveladas por el periódico español ABC como “campaña bestial y vulgar”.

La agencia de noticias EFE publicó un artículo titulado “Cabello: Fuerza Armada venezolana también es blanco de ataques de la derecha”, el cual fue publicado por el Nuevo Herald el 1 de febrero de 2015. El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, quien según el diario español ABC está siendo investigado en los Estados Unidos por supuestos nexos con el narcotráfico, dijo el 31 de enero de 2015 que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) también “es blanco de los ataques de la derecha” que “pretende minar” su moral.

El diario español ABC publicó un artículo el cual reporta que hay una investigación abierta sobre Cabello en la fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York por supuestos nexos con el Cartel de los Soles. Esta acusación fue hecha por un alto funcionario militar venezolano, Leamsy Salazar, a quien se identifica como antiguo jefe de seguridad de Diosdado Cabello.

 

El corrupto presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Diosdado Cabello, está siendo investigado por participar en el narcotráfico.

 

Países del ALBA y de UNASUR denunciarán a Estados Unidos en la Cumbre de las Américas

Las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) tienen planeado asumir una posición común para denunciar los Estados Unidos por sus recientes sanciones económicas contra Venezuela en la Cumbre de las Américas en Panamá, el 10 y el 11 de abril de 2015. El gobierno estadounidense hizo una orden ejecutiva el 9 de marzo de 2015 declarando una “emergencia nacional” por la “amenaza inusual y extraordinarias” de lo que ocurre en Venezuela en contra de la seguridad de los Estados Unidos. Curiosamente el presidente Obama sanciona a Venezuela por la represión contra su pueblo y al mismo tiempo restablece relaciones con Cuba y pide la eliminación completa del embargo a una nación que reprime a un mayor a su pueblo por más de 56 años.

La administración de Obama amplió las sanciones a varios funcionarios venezolanos aplicando una ley aprobada por el Congreso en diciembre de 2014. El dictador sanguinario de Cuba Raúl Castro manifestó su apoyo a Venezuela al igual que otros países de la ALBA como Ecuador. El bloque de la ALBA está formado por 12 países que reciben ayuda de Venezuela. La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) también instó a Estados Unidos a cambiar su actitud hacia Venezuela y establecer un nuevo diálogo con el dictador Nicolás maduro.

 

Conclusión

El gobierno del presidente Barack Obama debe tomar muy en serio el peligro a la seguridad nacional que presenta el régimen dictatorial y sangriento de Nicolás Maduro con su colaboración con el narcotráfico y su vínculo con el terrorismo islámico. Los terroristas iraníes y los integrantes de la milicia de Hezbolá llevan muchos años aprendiendo español en Venezuela. Como la frontera sur de los Estados Unidos no ha sido sellada, ya muchos de ellos se han infiltrado en nuestra nación, al igual que otros terroristas de al-Qaeda. Esto representa un peligro sumamente serio e inminente a nuestra nación. En un futuro cercano nuestra nación puede ser devastada con un ataque similar al de 9/11. El responsable de un ataque de esta magnitud será una persona solamente, el presidente Barack Obama.

El presidente Obama y los grupos elitistas deben entender que nos quieren llevar a un gobierno mundial que al fortalecer el régimen dictatorial y opresor de Cuba, también fortalece al Ejército de Ocupación de Cuba en Venezuela. Este gobierno ya ha asesinado a muchos jóvenes venezolanos y puede provocar una matanza de gran magnitud si ese sufrido pueblo venezolano se lanza a la calle a manifestar en contra del régimen que los oprime.

Ya el dictador Maduro y su esbirro a cargo del ejército, el general Vladimir Padrino, han dicho que abrirán fuego y matarán a cualquier persona que se tire a la calle a protestar pacíficamente por las ciudades de Venezuela. Los turistas norteamericanos que visiten Cuba y se alojen en sus hoteles, usen otros servicios de negocios turísticos, que son del régimen comunista cubano, y las multinacionales que inviertan en Cuba también fortalecerán a las fuerzas armadas de Cuba que no sólo pueden oprimir y matar a los cubanos sino también a los venezolanos.

Es difícil predecir el futuro, pero indiscutiblemente pueden ocurrir masacres sangrientas por las ciudades del sufrido país de Venezuela. ¿Cuál será la reacción del gobierno de Obama y otros gobiernos del mundo ante un posible sangriento desenlace contra patriotas venezolanos? ¿Habrá llegado la hora final del comunismo en Venezuela? ¿Permitirá China, Rusia, Cuba, Irán y todos sus aliados terroristas islámicos que se derrumbe el sangriento y dictatorial régimen chavista de Venezuela? ¿Si Rusia establece bases militares y navales en Venezuela, como lo hizo en Siria, permitirá que un gobierno democrático asuma poder en la patria de Simón Bolívar?

Lo que sí es absolutamente cierto es que el presidente Barack Obama ha traicionado no solamente al pueblo de Cuba, sino también al pueblo de Venezuela. Nunca Estados Unidos ha estado en mayor peligro que en este momento. Ni siquiera en la peor época de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría nuestra nación ha estado tan seriamente amenazada. El presidente Obama es totalmente omnipotente y dictatorial con el pueblo estadounidense, pero al mismo tiempo es impotente con todos los enemigos de nuestra nación.

Por culpa del presidente Barack Hussein Obama, Estados Unidos se ha convertido en una superpotencia mundial en completa retirada. Nuestros aliados no confían en el presidente Obama y, lo que es peor, nuestros enemigos no le tienen ni respeto ni miedo. Es por eso que titulé mi último libro America in Decline (2014) o sea América en Decadencia.

 

 

 

 


Comparte este artículo: