VENEZOLANOS RECHAZARON EL CHAVISMO-COMUNISMO

People carry a giant Venezuelan flag during a masive demonstration of the oposition demanding an early call to election to end the government of president Hugo Chavez in Caracas, Saturday, December 14, 2002. Photographer Diego Giudice/Bloomberg News
Comparte este artículo:

People carry a giant Venezuelan flag during a masive demonstration of the oposition demanding an early call to election to end the government of president Hugo Chavez in Caracas, Saturday, December 14, 2002. Photographer Diego Giudice/Bloomberg News

Los venezolanos, hartos de la corrupción, tráfico de drogas, opresión, incompetencia, desabastecimiento, hambre e inseguridad del régimen sanguinario de Nicolás Maduro, votaron masivamente por los miembros de la oposición en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición de los partidos opositores en Venezuela, ha obtenido 110 escaños en la Asamblea Nacional —de un total de 167— según el último dato oficial del régimen, frente a los 55 diputados del partido del presidente, Nicolás Maduro.

Quedan dos escaños por asignar que aún no han sido atribuidos —en una región del Amazonas y en el Estado de Aragua— y que podrían dar a la oposición una mayoría parlamentaria de dos tercios, lo cual les otorgaría el máximo poder. La oposición tendría la potestad para promover cambios constitucionales, para designar y destituir a funcionarios de otros poderes, como los jueces del Tribunal Supremo de Justicia, o para promulgar leyes orgánicas. Hasta el momento, cuentan con una mayoría de tres quintos que les permitirá emitir votos de censura contra los miembros del gabinete del régimen opresor.

Javier Lafuente escribió un artículo titulado “La oposición se acerca a la mayoría que permite dejar atrás al chavismo” que fue publicado por el periódico español El País el 8 de diciembre de 2015. El periodista señaló que debido a una crisis política y económica de enorme calado, Venezuela votó por el cambio. Los votos fueron millones. Los suficientes para que la oposición tenga ahora el control del Parlamento.

Lafuente subrayó que la MUD daba por hecho que ganó 112 diputados, 51 recibió el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y cuatro escaños por definir. Si la oposición ganara los dos escaños por asignar alcanzaría de esta manera una mayoría de dos tercios en la Asamblea a partir de enero, podría promover una reforma de la Constitución, designar y destituir autoridades como las del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) o promulgar leyes orgánicas. Es decir, esto consistiría romper con la estructura construida por el oficialismo durante 17 años.

Ahora está de ver si el régimen que controla el Consejo Nacional Electoral le daría a la oposición estos dos cruciales escaños. Uno de sus primeros objetivos de la oposición es aprobar una ley de amnistía para liberar a los presos políticos venezolanos y permitir el regreso de los que están exiliados.

Militares venezolanos rehusaron participar en fraude electoral

Antonio María Delgado escribió un artículo titulado “Militares se opusieron al fraude” que fue publicado en el Nuevo Herald el 8 de diciembre de 2015. El periodista explicó que la Cúpula del régimen estaba dispuesta a pagar cualquier precio por preservar el control de la Asamblea Nacional pero el Ministro de la Defensa Vladimir Padrino advirtió que el sector militar no aceptaría fraude electoral. Es obvio que el dictador Nicolás Maduro ha perdido el respaldo incondicional de los militares.

El ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino, se reunió con la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, el 3 de diciembre de 2015, en Caracas. El Ministro de la Defensa advirtió que el sector militar no iba a aceptar un resultado distinto a lo que mostrar las urnas.

Delgado explicó que la enorme derrota electoral sufrida por el régimen de Nicolás Maduro, “que sentó los cimientos de un verdadero proceso de cambio en el país, se produjo luego que la máxima cúpula del chavismo perdiera el respaldo incondicional del alto mando militar que terminara rehusándose a participar en lo que hubiese sido un fraude masivo”. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, se negó a colaborar con las intenciones del dictador Nicolás Maduro y del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, de ignorar la masiva victoria de la oposición, lo que hubiera podido desatar un peligroso escenario de violencia por un pueblo enfurecido.

Un soldado vigila un centro de votación el domingo en Caracas, Venezuela.

El general Padrino insistió ante Cabello y Maduro que las Fuerzas Armadas venezolanas no aceptaría el fraude electoral que planeaban el dictador Nicolás Maduro y el corrupto líder del Cartel de los Soles, Diosdado Cabello. Esta decisión del ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino, terminó obligando al chavismo a reconocer la victoria de la oposición.

Las fuentes que usó Delgado explicaron que “Padrino López asumió un gran riesgo, se la jugó para preservar la institucionalidad”. Otra de las fuentes agregó que: “No quería convertirse en el responsable de las muertes que podrían producirse” como resultado de lo que el régimen, en su desesperación, estaba preparando para ejecutar. El general Padrino asumió un gran riesgo y ayudó a su patria a tener un futuro mejor.

Antonio María Delgado escribió lo siguiente: “Las fuentes señalaron que el régimen no pretendía aceptar una derrota de esa magnitud y estaba dispuesto a pagar cualquier precio por preservar el control de la Asamblea Nacional. La posibilidad de modificar el resultado fue discutida a inicios de la semana pasada en una reunión sostenida en el Fuerte Tiuna, la principal sede militar de Caracas, en la que participó la máxima cúpula del régimen, el alto mando militar, los organismos de inteligencia y al menos un representante del gobierno cubano, según un reporte sobre el encuentro obtenido por el Nuevo Herald.

Las fuentes señalaron que el régimen no pretendía aceptar una derrota de esa magnitud y estaba dispuesto a pagar cualquier precio. Las voces más activas de la reunión fueron las del presidente Maduro, Diosdado y el ministro de la Defensa. Todas las encuestas de cierre referidas y comentadas parcialmente por el presidente eran demoledoras en los números contra el gobierno.”

Delgado señaló que una de las encuestas de las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN) demostró la impopularidad del régimen entre los militares, la cual alcanzaba la misma proporción que la registrada a nivel nacional. Esta intención del voto a favor de la oposición superaba a la del chavismo por casi 35 puntos. El general Padrino le informó a Maduro que sería “peligroso hacer retoques en los resultados electorales definitivos” a nivel nacional dado al alto nivel de rechazo que el gobierno está registrando dentro del sector militar.

Delgado explicó que las fuentes dijeron que “Hubo un momento de tensión durante la reunión, lo fue cuando Diosdado Cabello expuso que ‘lo que estaba en juego el domingo era el futuro de la revolución y la cabeza de todos los presentes’ y el ministro Padrino en una intervención de cierre señalaba que él tenía el compromiso de salvar la responsabilidad institucional de la FAN. Ni al presidente Maduro, ni a Diosdado les gustó cuando el ministro Padrino señaló que las responsabilidades eran individuales, que él iba a asumir las suyas”. ¡Bravo!

La oposición ocuparía dos tercios de la Asamblea a partir de enero, o, lo que es lo mismo, podría promover una reforma de la Constitución

El periodista del El País, Javier Lafuente, elogió la conducta de Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, líder de Voluntad Popular, preso desde hace casi dos años y condenado a más de 13 años. Lilian Tintori ha sido una de las figuras más importantes de las elecciones. Su intensa gira internacional en defensa de los derechos de su marido y el resto de presos ha conseguido atraer la atención de decenas de países.

Lafuente señaló que durante los últimos días de la campaña, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, trató de evitar cualquier discurso incendiario de Maduro. Durante la noche de las elecciones antes de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) informase de los resultados, Padrino, acompañado del alto mando militar, compareció para pedir tranquilidad y que se mantuviese la calma. Esto fue interpretado por muchos analistas, que existe un distanciamiento de los militares con la cúpula del chavismo y con el presidente. El dictador Nicolás Maduro tuvo que reconocer los “resultados adversos” y los achacó a la “guerra económica”, la misma que, según él, es la culpable de la galopante crisis, con una inflación por los cielos; inseguridad y desabastecimiento que provocan las prolongadas colas ante los supermercados.

El grado de poder según los escaños que tendrá la oposición

Lafuente explicó el grado de poder de la MUD en la Asamblea:

Mayoría simple (84 escaños de un total de 167).

Permite designar la junta directiva de la Cámara —que tomará posesión el 5 de enero de 2015—, designar a los magistrados del Tribunal Supremo o al fiscal general. También podría aprobar una ley de amnistía que permitiría liberar a varios opositores presos.

Tres quintos (a partir de 101). Puede aprobar leyes habilitantes para el Poder Ejecutivo y aprobar un voto de censura del vicepresidente y los ministros, lo que implicaría su destitución.

Dos tercios (112). Permitiría designar o remover a autoridades de otros poderes, como los magistrados del Supremo o los rectores del Consejo Nacional Electoral. Puede promulgar leyes orgánicas, promover referendos, reformas constitucionales o asambleas constituyentes; y someter tratados internacionales a referendo si vulneran la soberanía nacional

Los futuros planes de la oposición

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) se plantea, como principales objetivos de la nueva Asamblea Nacional, la revocación del dictador de Venezuela, Nicolás Maduro, y una amnistía para los políticos encarcelados, tras la victoria en las elecciones legislativas del país. El padre del opositor encarcelado Leopoldo López dijo que las elecciones fueron ejemplares. También señaló López que el primer punto de la nueva Asamblea es “la amnistía general para todos los presos políticos y la devolución de todos los derechos para aquellos que están libres”, pero que no pueden ejercerlos, en referencia a los venezolanos que están inhabilitados.

El portavoz de la MUD en Madrid y coordinador de Acción Democrática, Luis Manresa, dijo que “hoy nació una nueva Venezuela”, en la que “cabemos todos en democracia” y apostó por terminar con las divisiones entre los venezolanos. Añadió que “Vamos a empezar a rescatar la independencia de los poderes para devolverles a los venezolanos el derecho a poder opinar, el derecho a poder elegir”.

Lafuente señaló que la coordinadora del partido político Primero Justicia, Ligia Triana Contreras, explicó que “hoy en Venezuela hay una luz de esperanza después de diecisiete años duros.” Además se mostró orgullosa por el 74% de participación en las elecciones legislativas y por el carácter pacífico de las elecciones, a pesar de las presiones por parte del régimen, y coincidieron en señalar el nuevo periodo que se abre de transición hacia la democracia. La nueva Asamblea, propondrá también “políticas macroeconómicas de calidad” y derogar la llamada “ley del precio justo”, una de las principales causas del desabastecimiento en el país latinoamericano, según el coordinador de Vente Venezuela (partido fundado por Corina Machado) Cristofer Correia.

Legisladores piden que EEUU no alivie presión sobre Venezuela

Franco Ordóñez escribió un artículo titulado “Alertan sobre necesidad de no aliviar presión” que fue publicado por el Nuevo Herald el 8 de diciembre de 2015. El periodista explicó que la aplastante victoria de la oposición en Venezuela pudiera ayudar a descongelar las tensas relaciones de ese país con Estados Unidos. Sin embargo, líderes estadounidenses, como el senador Marco Rubio, y los representantes Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, todos republicanos de la Florida, advirtieron “que no es el momento de aliviar la presión”.

Los tres legisladores cubanoamericanos criticaron al régimen del dictador Nicolás Maduro por combatir a los opositores, intimidar a los electores y encarcelar a los líderes opositores como una razón para una postura más dura. El senador Rubio dijo lo siguiente: “Maduro y sus seguidores deben aceptar la voluntad del pueblo venezolano y rendir cuentas por la mala administración de la economía, destruir el Estado de Derecho y violar los derechos fundamentales de innumerables venezolanos”.

marco rubio frank de Varona and Haidee
El senador Marco Rubio junto al escritor Frank de Varona y su esposa la Dra. Haydée Prado durante un desayuno en la ciudad de West Miami.

El senador Rubio expresó el 5 de diciembre de 2015 su preocupación por la libertad de Venezuela y señaló lo difícil que fue convencer al presidente de imponer sanciones contra algunos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro.

El senador y precandidato republicano a la presidencia, Marco Rubio, opina que los Estados Unidos no debe disminuir la presión sobre Venezuela tras los resultados de los comicios del domingo.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen declaró lo siguiente: “Exhorto al gobierno a denunciar la situación de cara a las elecciones e imponer sanciones a los individuos que provocaron irregularidades electorales el día de los comicios, que crearon un entorno peligroso para los partidos políticos opositores y una situación injusta”.

El congresista Mario Díaz-Balart expresó: “Ahora es el momento de estar más atentos. Tenemos que estar dispuestos a presionar y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para proteger esta oportunidad que el pueblo venezolano ha exigido”. La fuerte crítica de los legisladores del sur de la Florida al gobierno venezolano, junto con los problemas internos no resueltos de ese país, demuestran lo difícil que será una mejoría en las relaciones diplomáticas.

Los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Diaz-Balart, ambos republicanos de la Florida, durante una conferencia de prensa en mayo del 2014 para pedir sanciones contra el régimen venezolano de Nicolás Maduro.

Existe un peligro potencial del régimen despótico de Maduro. Si la cúpula y los altos generales que trafican droga con el líder del Cartel de los Soles, Diosdado Cabello, piensan que si pierden el poder podrían caer presos por todos los crímenes que han cometido, quieran implementar un viejo decreto de Hugo Chávez para que la Asamblea pierda todos sus poderes. Este plan maquiavélico sería de crear una superestructura, como las de las comunas, similares al del poder popular de Cuba que reemplazaría la legislatura. Es por eso que los Estados Unidos y demás países deben de continuar poniendo presión al régimen que respete la voluntad de su pueblo.

Ojalá que los militares dignos y nacionalistas se cansen de tener un Ejército de Ocupación de Cuba en su patria y que Cuba comunista trate a Venezuela, un país mucho mayor que Cuba como si fuera una colonia. Ya es hora que Venezuela pare de exportar petróleo gratis a países comunistas y a otros cuando existe tanta miseria y hambre en el pueblo venezolano.

Conclusión

Como expresaron los legisladores cubanoamericanos, que siempre han defendido a los patriotas venezolanos que quieren democracia y libertad, ahora es el momento de estar más atentos. Maduro y sus seguidores tienen aceptar la voluntad del pueblo venezolano.

Hay que darle mucho crédito al ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino, que advirtió a Maduro, Cabello y al resto de la cúpula de poder en una reunión sostenida en el Fuerte Tiuna, la principal sede militar de Caracas, que el sector militar no aceptaría un resultado distinto a lo que mostrarían las urnas. Los militares dignos deben evitar un golpe de estado por Maduro, Cabello y sus seguidores que ignore la voluntad del pueblo que lleva 17 años sufriendo una cruel dictadura que viene cometiendo fraude electoral durante muchos años.

Hay que felicitar al sufrido pueblo de Venezuela por el 74% de participación en las elecciones legislativas y por el carácter pacífico de las elecciones. En Venezuela hay una luz de esperanza después de diecisiete años de dictadura sangrienta. Ojalá que este nuevo periodo se abra a una transición hacia la democracia y el respecto de los derechos humanos y civiles en la patria de Simón Bolívar.

 

 

 

 


Comparte este artículo: