Última revelación de Durham le da un merecido giro al complot de Spygate

Comparte este artículo:

John H. Durham, asesor especial del Departamento de Justicia. (Departamento de Justicia de Estados Unidos)

Comentario

A principios de este mes, el abogado especial de Estados Unidos, John Durham, expuso su segunda acusación desde que fue nombrado en octubre del año pasado por el fiscal general saliente William Barr.

Igor Danchenko, un ciudadano ruso residente en Estados Unidos y conocido desde hace tiempo por ser la “subfuente primaria” del controvertido expediente de Christopher Steele, fue acusado de cinco cargos por hacer declaraciones falsas a funcionarios federales (pdf).

El primer cargo de declaración falsa detalla las respuestas engañosas de Danchenko a los agentes del FBI relacionadas a un antiguo asociado de Clinton llamado Charles H. “Chuck” Dolan. Al parecer Danchenko se empeñó en alejar al FBI de Dolan como fuente de varias de las afirmaciones sobre Trump y Rusia que se publican en el expediente Steele. Él fracasó en este intento.

Los otros cuatro cargos tienen que ver con las falsas afirmaciones de Danchenko incluidas en varias alegaciones del expediente —incluida una afirmación clave utilizada en la orden de vigilancia FISA contra el asesor de la campaña de Trump, Carter Page— de un antiguo presidente de la Cámara de Comercio Ruso-Estadounidense, Sergei Millian. El FBI pudo determinar que Danchenko nunca había hablado ni conocido a Millian.

Previamente Durham causó un considerable revuelo a mediados de septiembre al acusar Michael Sussmann, uno de los principales abogados del bufete Perkins Coie.

Los registros de facturación, los correos electrónicos y las notas contenidas en el documento de acusación dejaban claro que los abogados de Perkins Coie mantenían al día a los altos cargos de la campaña sobre el progreso del “Proyecto del Banco Ruso” de carácter “confidencial”.

Ahora, con esta última acusación contra Danchenko, Durham apunta directamente al otro engaño del RussiaGate: el expediente Steele.

Ni los libros blancos de Alfa Bank ni el expediente de Steele podrían haber resistido un escrutinio real y sin embargo el FBI acabó aceptando ambos fraudes y abriendo investigaciones basadas en ellos.

Danchenko trató de ocultar las verdaderas fuentes del expediente

Después de leer esta nueva acusación, me queda claro que las falsas declaraciones de Danchenko a los agentes del FBI que lo estaban entrevistando tienen un único objetivo: dar respuestas engañosas en un intento inútil de ocultar las verdaderas fuentes de las acusaciones que él estaba enviando a Steele.

Ahora, algunos de los antecedentes de importancia: Danchenko no era empleado de Fusion GPS; Steele había contratado a Danchenko como investigador para su empresa privada con sede en el Reino Unido: Orbis Business Intelligence (OBI).

El proceso de compilación del expediente implicaba que Danchenko utilizara una red de amigos rusos y conocidos internacionales para recopilar historias sobre supuestas actividades relacionadas con Trump y Rusia, y luego poner esas historias en lo que la acusación llama “informes de la empresa” y enviarlos a Steele.

Steele seleccionaba entonces los informes de la empresa en busca de las mejores historias sobre Trump y Rusia y las incluía en su expediente, el que pasaba de ser un producto de trabajo de Orbis, hecho directamente para él por Danchenko, a un producto de trabajo de Fusion que Steele estaba recopilando en nombre de Fusion GPS y la campaña de Clinton.

Esta última acusación deja claro que “PR Executive-1” suministró a Danchenko al menos dos de las alegaciones sobre Trump y Rusia que llegaron al expediente. Un correo electrónico que Dolan envió a Danchenko aparece casi palabra por palabra en el expediente, aunque en el documento se lo atribuye a un alto republicano y no a un asociado demócrata de alto nivel.

Nunca se filtró que un alto asociado de Clinton fuera la fuente del expediente

Aunque ya hay intentos en la prensa convencional de restar importancia al hecho de que Dolan es un estrecho colaborador tanto de Bill como de Hillary Clinton, el daño ya está hecho.

Aunque el nombre de Dolan no aparece directamente en el acta de acusación de Danchenko, la oficina de Durham no ha dejado muchas dudas sobre quién es esta persona porque le dan un currículum detallado de ocho puntos. A él se le menciona en todo el documento como “PR Executive-1″.

El “PR Executive-1” de la acusación:

  • Vivía en Virginia
  • Era empleado de una empresa de relaciones públicas de Washington, D.C.
  • Fue presentado a Danchenko por Fiona Hill, de Brookings Institution
  • Había sido presidente de una organización política demócrata de nivel nacional
  • Fue presidente estatal de las campañas presidenciales de 1992 y 1996 del expresidente Bill Clinton
  • Fue asesor de la campaña presidencial de Hillary Clinton en 2008
  • Fue nombrado por Bill Clinton para dos mandatos de cuatro años en una comisión asesora del Departamento de Estado de EE.UU.
  • Fue voluntario de la campaña en la fallida candidatura presidencial de Hillary Clinton en 2016

Dolan trabajó en todas las campañas presidenciales de Clinton, remontándose a la candidatura inicial de Bill a la Casa Blanca cuando era gobernador de Arkansas en 1992. Fue presidente estatal de la campaña de Bill Clinton en Virginia tanto en las elecciones de 1992 como en las de 1996. Dolan también desempeñó un papel en las dos candidaturas fallidas de Hillary Clinton a la Casa Blanca, en 2008 y 2016. También fue el director ejecutivo fundador de la Asociación de Gobernadores Demócratas.

De acuerdo, no hay duda de que se trata de Chuck Dolan. ¿Qué es lo más importante de esto?

Las autoridades federales han sabido desde 2017 que una de las fuentes de Steele para los grandes relatos de su expediente era un alto asociado de la familia Clinton y eso nunca se filtró. Este importante detalle se mantuvo en el más estricto secreto hasta que Durham estuvo dispuesto a revelarlo públicamente.

Esta revelación es altamente perjudicial para las autoridades federales que dirigían la investigación Huracán Crossfire del FBI y luego la oficina del abogado especial Mueller. Significa que los hechos sobre la participación de Dolan como fuente del expediente, y la mentira de Danchenko sobre Millian se ocultaron deliberadamente al tribunal FISA en las dos últimas renovaciones de la orden de espionaje y vigilancia contra Carter Page, que no expiró hasta septiembre de 2017.

En algunos sectores se especula que Durham está dirigiendo su investigación como una forma de encubrir a los funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia (DOJ) y a los miembros del equipo de abogados especiales de Mueller involucrados en este escándalo.

¿Mi opinión? Si eso es lo que Durham está haciendo, ¿por qué iba a exponer que el personal del FBI y los miembros del equipo de Mueller tenían que saber sobre toda esta evidencia perjudicial y exculpatoria —de que ellos obviamente se involucraron en una serie de actos deliberados para ocultarla al tribunal FISA?

No es solo que el FBI o el equipo de Mueller hayan descubierto todos los problemas manifiestos en el expediente Steele al pillar que los agentes políticos que lo impulsaban estaban mintiéndoles, y luego, cuando el FBI entrevistó a la principal sub-fuente del expediente, pillaran que esa persona les mentía también. El verdadero problema es cuándo pillaron a esas personas mintiendo.

El problema es que el rastro documental que está siendo desclasificado y revelado por Durham muestra que estos funcionarios federales habían pillado estas mentiras de los operativos privados de Clinton a partir de enero de 2017, hasta junio de 2017, mientras ellos seguían usando la orden de espionaje de Page y la presentaban para las renovaciones.

Ellos estaban ocultando deliberadamente pruebas exculpatorias cruciales al tribunal FISA. Eso está fuera de toda duda. Es una cuestión de registro público.

Así que no, Durham no está encubriendo lo mucho que el DOJ, el FBI y la oficina del abogado especial Mueller tienen que responder.

Usted puede citarme sobre esto.

Brian Cates – La Gran Época  (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: