Trump recorre los daños de los disturbios en Kenosha y promete ayudar a las empresas a reconstruirse

Comparte este artículo:

El presidente Donald Trump observa una propiedad dañada durante los disturbios en Kenosha, Wisconsin, el 1 de septiembre de 2020. (Mandel Ngan/AFP a través de Getty Images).

El presidente Donald Trump se reunió el martes con dueños de negocios afectados por los disturbios en Kenosha, que tuvieron lugar la semana pasada en el estado de Wisconsin, junto con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

El presidente voló hasta Illinois, antes de cruzar las fronteras estatales, para inspeccionar los daños que los alborotadores iniciaron el 23 de agosto, horas después del tiroteo de la policía contra Jacob Blake.

La caravana presidencial estuvo acompañada por unas 100 personas que se ubicaron cerca del aeropuerto, entre las que había una mezcla de manifestantes Black Lives Matter y personas que agitaban carteles de Trump 2020. En casi todas las intersecciones dentro de Kenosha había concentraciones de personas.

Trump y personal que lo acompañaba, entre quienes estaba el jefe interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, y el fiscal general William Barr, observaron edificios reducidos a escombros por los incendios generados por alborotadores. El aire todavía olía a humo.

Entre otros acompañantes del presidente estaban el jefe de policía de Kenosha y el propietario de B&L Office Furniture.

Trump dijo a los periodistas que la destrucción que sufrió la ciudad nunca debería volver a ocurrir en Wisconsin, informó el Milwaukee Journal Sentinel.

“Vamos a trabajar contigo. Te ayudaremos a reconstruir. Es una gran zona, es un gran estado. Algo como esto nunca debería suceder. Tienen que avisarnos temprano”, dijo.

Trump envió oficiales federales a Kenosha, pero solo después de unos días de disturbios, una demora que atribuyó al gobernador de Wisconsin, Tony Evers.

“Una de las razones por las que hago el viaje hoy y voy a Wisconsin es que hemos tenido un gran éxito en el cierre de lo que sería, en este momento, una ciudad, que habría sido Kenosha, una ciudad que ya se habría quemado hasta los cimientos”, dijo el presidente a los periodistas en Maryland antes de abordar un avión para el viaje.

El presidente Donald Trump se reúne con funcionarios de la escuela secundaria, Mary D. Bradford, en Kenosha, Wisconsin, el 1 de septiembre de 2020. (Mandel Ngan/AFP a través de Getty Images).

“Y realmente vamos a saludar a las fuerzas del orden y a la Guardia Nacional. Y todo se detuvo inmediatamente después de la llegada de la Guardia Nacional”, agregó.

Evers, un demócrata, instó a Trump a no visitar la ciudad de 100.000 habitantes ubicada entre Milwaukee y Chicago, alegando que una aparición en persona conduciría a más divisiones. El alcalde de Kenosha, John Antaramian, un demócrata, también dijo que no debería visitarla.

Trump dijo que vio a anarquistas tratando de irrumpir en la casa del alcalde Antaramian anoche. “Le estaban pasando muchas cosas malas a este alcalde pobre, tonto y muy estúpido. Quiero decir, cómo podría llegar a ser alcalde, no tengo ni idea”, dijo a los periodistas en el aeropuerto.

Después de la gira, estaba prevista la participación de Trump en una mesa redonda sobre seguridad comunitaria.

Zachary Stieber – La Gran Época


Comparte este artículo: