Trump reclama “inmunidad absoluta” ante las demandas civiles por el 6 de enero

Comparte este artículo:

El expresidente Donald Trump llega para hablar en la Cumbre de la Agenda del America First Policy Institute en Washington, el 26 de julio de 2022. (Mandel Ngan/AFP a través de Getty Images)

El expresidente Donald Trump hizo valer su “inmunidad absoluta” para protegerse de las demandas civiles por su papel en la irrupción del 6 de enero al Capitolio.

En una presentación del 27 de julio (pdf), los abogados de Trump, Jesse Binnall y Molly McCann, instaron a una corte federal de apelaciones en Washington a descartar por completo al excomandante en jefe como acusado en juicios civiles relacionados con el incidente del Capitolio a inicios de 2021, citando la inmunidad presidencial.

“Esta apelación requiere la adjudicación de una simple pero importante cuestión constitucional relativa a la división de poderes: si el alcance de la inmunidad absoluta presidencial sigue alcanzando los perímetros exteriores de las responsabilidades presidenciales o si la inmunidad puede ser socavada si el acto presidencial en cuestión es impopular entre el poder judicial”, decía la declaración preliminar a la corte.

“Esta pregunta ya ha sido respondida por la Corte Suprema”, continuó, “que sostuvo que la inmunidad tiene su origen en la división constitucional de poderes, y es especialmente importante para el presidente porque se ocupa de asuntos que son controvertidos y despiertan sentimientos intensos”.

El documento de 48 páginas pretendía reservar una decisión anterior del juez de distrito de EE. UU. Amit Mehta, designado por Obama que denegó el reclamo de inmunidad absoluta de Trump en febrero, al considerar que el esfuerzo postelectoral del expresidente el 6 de enero de 2021 era un intento personal de permanecer en el poder, en lugar de un acto oficial. Esto significa que tales demandas civiles aún pueden responsabilizar a Trump por el ataque del 6 de enero.

Dicho análisis “abriría las compuertas”, advirtió el equipo legal en la nueva presentación. “La excepción se engulliría la regla. Las futuras cortes tendrían la libertad de mirar el contexto político del acto presidencial en lugar de verse obligadas a no mirar más allá de la naturaleza del acto en sí”, escribieron.

Inmunidad del ejecutivo

Binnall había sostenido anteriormente que las declaraciones del entonces presidente Trump eran discursos protegidos y que estaba actuando dentro del alcance de sus deberes presidenciales oficiales. “La inmunidad ejecutiva debe ser amplia”, dijo durante una audiencia judicial de cinco horas en Washington ante el juez de distrito de EE. UU. Amit Mehta.

El último escrito del miércoles afirmó que Trump “está protegido por una inmunidad presidencial absoluta porque sus declaraciones se referían a asuntos de interés público y, por lo tanto, están bien dentro del alcance de la sólida inmunidad absoluta otorgada a todos los presidentes”.

Los abogados pidieron a la corte de apelaciones que rechace el llamado “intento de socavar la inmunidad absoluta”. “Ninguna hipérbole sobre la violencia del 6 de enero del 2021 proporciona una base para que esta Corte establezca una excepción a la división constitucional de poderes”, concluye.

Mehta admitió en su fallo de febrero que la negación de la inmunidad de un presidente por daños civiles “no es un paso pequeño”.

“La corte comprende bien la gravedad de su decisión. Pero los supuestos hechos de este caso no tienen precedentes, y la corte cree que su decisión es consistente con los propósitos que hay detrás de tal inmunidad”, dijo.

Trump apeló un mes después contra el fallo de la corte de distrito, pero el grupo de jueces que lo preside aún no se ha pronunciado.

El expresidente se enfrenta ahora a varios casos civiles relacionados con el incidente del Capitolio del 6 de enero, incluidos los presentados por los demócratas, la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color y los agentes de policía del Capitolio y del Metro.

La presentación judicial del miércoles también consideró estas demandas como un “intento de frustrar” una pronta absolución de Trump, lo que equivale a un “acoso que la inmunidad presidencial está destinada a impedir”.

Rita Li – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: