Sospechoso de un brutal ataque es arrestado en Portland

Comparte este artículo:

Marquise Love en una fotografía sin fecha. (Buró de la Policía de Portland)

El hombre acusado de golpear a otro hombre hasta dejarlo inconsciente en Portland durante el fin de semana fue detenido el viernes.

Marquise “Keese” Love, de 25 años, fue acusado por cargos de agresión, coerción y disturbios, según los registros de la cárcel.

Los tres crímenes son delitos graves.

Love, un hombre negro que pesa 150 libras, fue grabado en video mientras golpeaba a Adam Haner, un hombre blanco, en el centro de la ciudad el domingo, dijeron las autoridades. El ataque tuvo lugar después de que Haner estrellara su camioneta contra un árbol.

Haner dijo el miércoles que cree que fue atacado debido a su raza. Love ha asistido al menos a dos protestas de Black Lives Matter, según su perfil en redes sociales y los videos revisados por The Epoch Times.

Testigos dijeron a The Epoch Times que los activistas de Black Lives Matter estaban detrás de las múltiples agresiones que tuvieron lugar en la noche en cuestión, señalando las grabaciones que mostraban la serie de eventos que comenzaron cuando los activistas, incluyendo al hombre que según las autoridades era Love, expulsaron a un hombre de una manifestación frente al Centro de Justicia del Condado de Multnomah.

Eso pronto condujo al ataque del hombre y de una mujer transgénero. Cuando Haner intervino, fue agredido.

Adam Haner, quien fue agredido en Portland, Oregon, el fin de semana, en una fotografía tomada el 20 de agosto de 2020. (Adam Haner Fund/GoFundMe)

El abogado de Love se coordinó con detectives y fiscales y el sospechoso se entregó a las autoridades el viernes por la mañana, dijo el Buró de la Policía de Portland.

“Me complace que el sospechoso de este caso se haya entregado y aprecio todos los esfuerzos para facilitar esta resolución de forma segura”, dijo el jefe de policía Chuck Lovell en una declaración. “Gracias a todos los miembros del público que han proporcionado información y consejos a nuestros investigadores. Su ayuda es muy valorada”.

Incluso en el contexto de la violencia prácticamente nocturna que tiene lugar en la ciudad más grande de Oregón desde finales de mayo, la golpiza a Haner sobresalió.

En medio de las peticiones para una investigación federal sobre el asunto, el fiscal de Oregón, Billy Williams, dijo que los disturbios podrían llevar a que alguien fuera asesinado.

“Como muchos habitantes de Oregón, me sentí indignado por el video que circuló por internet, que mostraba a un hombre siendo sacado de su camioneta en el centro de Portland y golpeado y pateado hasta quedar inconsciente en el piso. Aunque las circunstancias que llevaron a este brutal ataque todavía están bajo revisión estatal y federal, debo condenar, en los términos más enérgicos posibles, esta violencia depravada”, dijo Williams en una declaración.

Billy Williams, el fiscal del distrito de Oregón, habla con los periodistas en una fotografía de archivo de 2016. (Rob Kerr/AFP via Getty Images)

“Debemos seguir trabajando todos juntos para lograr la paz en las calles de Portland. Si no tenemos éxito, me temo que un día pronto nos despertaremos con la noticia de que un habitante de Portland ha sido asesinado. No podemos permitir que esto suceda”, añadió.

El alcalde y comisionado de policía Ted Wheeler, un demócrata, no ha respondido a una serie de preguntas sobre cómo planea calmar los disturbios. La policía estatal se retiró la semana pasada después de que el fiscal del distrito que supervisa Portland anunciara su intención de presuntamente declinar una serie de cargos presentados contra los manifestantes.

Agentes federales y oficiales de la policía de Portland fueron vistos por primera vez en semanas a finales del jueves, trabajando en colaboración, dispersando un disturbio fuera del edificio de la Oficina de Inmigración y Aduanas en el sur de Portland.

Los oficiales del Departamento de Seguridad Nacional y otros agentes federales pasaron gran parte del mes de julio enfrentándose a los alborotadores, lo que atrajo la atención mundial sobre la ciudad del noroeste del Pacífico. Los alborotadores han ignorado en gran medida el tribunal desde principios de agosto, pero han dirigido su atención a otros edificios, entre ellos una oficina sindical de la policía y una oficina del sheriff.

Zachary Stieber – La Gran Época


Comparte este artículo: