Por Que Renuncio Eric Holder?

Comparte este artículo:

Eric Holder abandona el Departamento de Justicia siendo el único fiscal  general que ha sido declarado en desacato del Congreso (Contempt of Congress) por sus numerosas mentiras en numerosas audiencias ante ambas cámaras del Congreso y por no entregar documentos demandados por el Congreso.

Yolanda Monge escribió un artículo llamado “El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, anuncia su dimisión” que fue publicado en el periódico español El País el 25 de septiembre de 2014. La periodista señaló que Eric Holder muy emocionado derramó lágrimas recordando por su paso por el Departamento de Justicia, diciendo que deja “el puesto pero no el trabajo”. Eric Holder habló después de que lo hiciera el presidente Barack Obama, al que llamó amigo, y aseguró que la lista de logros ha sido larga pero queda trabajo por hacer.

La periodista explicó que en la opinión del presidente Obama, nadie mejor que Eric Holder representa el espíritu de que está contenido en la frase que dice que todos los hombres son libres e iguales ante la ley. El presidente Obama declaró lo siguiente: “Porque la justicia no es algo abstracto, es un principio por el que se respira y se vive. Los logros de Holder suponen un legado histórico para los derechos civiles y han devuelto legitimidad al sistema de justicia criminal”.

El fiscal general Holder había discutido su renuncia del puesto con el presidente Barack Obama. La Casa Blanca no estaba feliz de ver marchar a Holder, uno de los solo tres nombres que todavía siguen en la administración de Obama desde su comienzo como presidente. Yolanda Monge explicó que  el momento de la dimisión fue planeado la Casa Blanca para poder nombrar a su sustituto a tiempo de que pueda ser confirmado por el actual Senado con mayoría demócrata, ante el temor de que los republicanos tomen el control del Senado después de  las elecciones parciales de noviembre de 2014

Su gestión y legado en el Departamento de Justicia

Eric Holder fue el primer afroamericano en desempeñar el cargo de procurador general (Attorney General) y su gestión de jefe del Departamento de Justicia estuvo rodeada de controversias y acusaciones por parte de los republicanos en el Congreso desde el principio de su mandato. Muchos estadounidenses están en total desacuerdo que su lista de logros ha sido larga y positiva. Este escritor siempre ha pensado que Eric Holder fue el peor fiscal general de Estados Unidos en toda su historia.

Holder encubrió y se negó a investigar numerosos crímenes y escándalos cometidos por el presidente de los Estados Unidos Barack Obama y mintió numerosas veces ante el Congreso. Cometer perjurio en declaraciones ante el Congreso es una felonía. Por supuesto, el Presidente Obama lo va a extrañar mucho ya que tendrá que encontrar un reemplazo que siga cubriendo los numerosos escándalos y crímenes que él ha cometido desde que asumió el poder en enero de 2009.

Desacato penal y civil del Congreso (Contempt of Congress)

Eric Holder abandona el Departamento de Justicia siendo el único fiscal  general que ha sido declarado en desacato del Congreso (Contempt of Congress) por sus numerosas mentiras en numerosas audiencias ante ambas cámaras del Congreso y por no entregar documentos demandados por el Congreso.

El 28 de junio de 2012, por primera vez en la historia de nuestra nación, un procurador general (Attorney general) ha sido declarado en desacato penal y civil por un voto de la Cámara de Representantes. Le corresponde ese “honor” a Eric Holder, quien por casi un año ha mentido y rehusado entregar documentos relacionados con la Operación Rápido y Furioso (Fast and Furious)  al Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes que preside el representante Darrell Issa. En mayo de 2013  volvió a mentir al decirle al Congreso que no sabía nada sobre el espionaje y amenaza de prosecución  del corresponsal de Fox News en Washington, D.C. James Rosen, cuando él firmó la orden de hacerlo.

Esta operación de  le entregó armas a narcos en México y le costó la vida al  agente de la Patrulla Fronteriza estadounidense Brian Terry en diciembre de 2010. El 9 de julio de 2012 encausaron a cinco personas por este crimen. La familia de Terry nunca recibió explicación de su asesinato ni disculpas de nadie, lo cual es un escándalo. Su muerte ocurrió con armas que agentes de la oficina Federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego le dieron a narcos. Otras personas en México han muerto por culpa de estas armas.

Esta  agencia trabaja bajo la supervisión del Departamento de Justicia que Eric Holder preside. De las 2,000 armas se perdieron 1,400, incluyendo  rifles de asalto AK-47.  El presidente Obama, con el propósito de protegerse él mismo, a sus ayudantes en la Casa Blanca y a su amigo Holder, usó indebidamente la prerrogativa de privilegio ejecutivo y ordenó a Holder a no entregar los documentos demandados por Issa. Frecuentemente se usa privilegio ejecutivo presidencial para encubrir los graves errores o escándalos del gobierno federal.

El subsecretario de Justicia James Cole, en una carta dirigida al presidente de la Cámara de Representantes John Boehner, expresó lo siguiente: “No enjuiciaremos a un funcionario del poder ejecutivo bajo el estatuto de desacato del Congreso por retener documentos solicitados en una acción que se hizo amparada en privilegio ejecutivo”. Una vez más Obama violó la Constitución de los Estados Unidos para protegerse de un enorme escándalo que involucra a Holder y probablemente también a otros funcionarios de la Casa Blanca. Esa decisión de Obama es claramente un abuso de autoridad que está totalmente injustificada. El presidente demuestra una vez más su desprecio por el imperio de la ley y la justicia.

Conducta impropia de Holder desde el principio

Eric Holder habló mucho de los temas que tenían que ver con la raza, y muchos pensaron que sus declaraciones fueron extremadamente racistas. En el verano de 2014, Obama envió a Holder a Ferguson, Missouri para rebajar la tensión, tras los choques raciales que se produjeron tras la muerte a tiros por un policía de un joven negro que robó una tienda y rehusó ser detenido por un policía blanco. “Soy el fiscal general pero también soy un hombre negro”, dijo Holder entonces. La justicia no tiene que ver nada con la raza. Como hizo en el caso de George Zimmerman en Florida, Holder interfirió con la justicia local, criticó injustamente a la policía y los fiscales de esas ciudades. Nunca protestó de los cientos de miles de asesinatos de negros a blancos, pero si un blanco mataba a un negro, Holder protestaba intensamente.

La retórica de Holder le  generó problemas desde el principio de comenzar en su cargo, demostrando una conducta impropia. En el mes de febrero de 2009 el Procurador General de los Estados Unidos, Eric Holder, pronunció un discurso en celebración del mes de Historia Negra (Black History Month) llamó a los estadounidenses una “nación de cobardes” en cuanto a asuntos raciales. A pesar de la elección de Barack Obama y su propio nombramiento, donde por primera vez en la historia un afroamericano vive en la Casa Blanca y otro, Eric Holder, preside el Departamento de Justicia, Holder nos insultó a todos llamándonos “cobardes”.

En su discurso elogió como héroe al racista de la Nación de Islam, Malcolm X, quien también es héroe de Barack Obama. Holder también declaró como héroes a los afroamericanos que pertenecieron o admiraron el comunismo como W.E.B. Du Bois, Paul Robenson y Langston Hughes, héroes también de Obama. La lista de héroes afroamericanos de Holder no incluyó a Booker T. Washington o a George Washington Carver. ¿Será porque estos dos no fueron suficiente radicales y militantes? Du Bois adoraba y apoyaba a la Unión Soviética y a su asesino dictador, Josef Stalin, al cual llamó “una gran hombre con mucha dignidad y valentía”.

¿Quién es Eric Holder?

Eric Holder, hijo de un padre nacido en la isla de Barbados, nació en New York en 1951. Trabajó en el Departamento de Justicia de 1976 a 1988. Entonces el presidente Ronald Reagan lo nombró juez de la Corte Superior del Distrito de Colombia. En 1997 el presidente Bill Clinton lo nombró segundo al mando (Deputy Attorney General) del Departamento de Justicia presidido por Janet Reno.

Los cubanos de los Estados Unidos recordamos con mucha tristeza como Janet Reno y Eric Holder ordenaron el allanamiento de la casa de los tíos del niño Elián González en Miami. Mandaron guardias que apuntaron con sus rifles las caras de los que allí se encontraban. Usaron fuerza excesiva contra los que querían que este niño lograra la voluntad de su madre, el poder vivir en libertad en los Estados Unidos. Su madre murió ahogada en el estrecho de la Florida mientras lo traía a este país. Elián fue eventualmente entregado a su padre comunista y Fidel Castro lo ha usado para propaganda de su opresivo y tiránico régimen. Elián ahora repite en su escuela “Seremos como el Che” y se sienta en la tribuna durante actos políticos.

Eric Holder también es recordado por haber revisado y aprobado 177 perdones dados a criminales convictos en los últimos días de la presidencia de Clinton. Entre los perdones más espantosos fueron el de los 16 miembros del Ejército Popular Boricua, organización categorizada por el FBI como terrorista. Estos criminales asaltaron y robaron varios millones de dólares de un camión de Wells Fargo en 1983. Holder ignoró el hecho que el FBI y las víctimas estuvieron en contra de otorgar el perdón a estos terroristas.

Esa debilidad de Holder de perdonar a terroristas ha continuado con su política floja con respecto a los terroristas islámicos que atacan a nuestra nación. Como el presidente, Holder ha permitido la infiltración de miembros de la Hermandad Musulmana en el gobierno. Holder toleró que Hermanos Musulmanes reescribieran los manuales del FBI y nunca procesó a éstos por ayudar a terroristas en el exterior.

Otro muy criticado perdón fue el del fugitivo Marc Rich, donante de miles de dólares al Partido Demócrata. Antes de ser confirmado por el Senado en su nueva posición Holder admitió que había cometido un “error” en cuanto a Rich.  Con tantos perdones otorgados por Bill Clinton y Eric Holder cabe preguntar si Holder investigará con vigor el fraude cometido por empleados de ACORN en la inscripción de miles de votantes en varios estados para la elección presidencial de 2008.  Holder no investigó la intimidación de New Black Panther Party (El Partido Nuevo de las Panteras Negras) vestidos de milicianos con toletes contra votantes blancos en Philadelphia.

No es la primera vez que el Departamento de Justicia decide no investigar violaciones durante elecciones. Como explicó brillantemente Seymour M. Hersh en su libro The Dark Side of Camelot (1997), John F. Kennedy se robó la elección presidencial de 1960. Con la inmensa ayuda de la mafia y de su líder Sam Giancana en Chicago, los demócratas que apoyaban a Kennedy falsificaron boletas y compraron votos en Illinois, West Virginia y otros estados y de esa manera derrotaron al candidato republicano Richard Nixon. Quizás por esta mala experiencia, Nixon permitió que cinco hombres penetraran el edificio de la sede del Partido Demócrata llamado Watergate el 17 de junio de 1972, crimen que le costó la presidencia en 1974.

El insólito y descarado robo de la elección de 1960 fue encubierto por el Procurador General Robert Kennedy, quien no permitió que el Departamento de Justicia ni el FBI investigara el crimen cometido por su hermano, el presidente John F. Kennedy, y en el cual su padre, Joseph Kennedy, Ted Kennedy, y él cooperaron en la compra de votos, contribuciones de dinero a la mafia, contribuciones en efectivo no reportadas, etc. Nixon no quiso ser acusado de ser mal perdedor y demandar una investigación provocando una crisis constitucional y guardó silencio, pero se dio cuenta que le habían robado las elecciones.

Ahora Eric Holder es el que protege al presidente Obama, a sus asesores y a los que lo apoyan. Es totalmente increíble, escandaloso y ofensivo lo que acaban de hacer altos funcionarios del Departamento de Justicia de nuestra nación y su jefe, el Procurador Nacional Erick Holder. Han rehusado enjuiciar o procesar uno de los peores casos de intimidación a votantes en la nación perpetrado por cuatro miembros racistas del New Black Panther Party (Nuevo Partido de Panteras Negras).

El día de las elecciones presidenciales, el 4 de noviembre de 2008, el líder del New Black Panther Party en Philadelphia, King Samir Shabazz (también conocido como Maurice Heath), y Jerry Jackson fueron filmados en un video vestidos de militares y armados con toletes (nightsticks) amenazando a votantes blancos y a funcionarios de las elecciones en un recinto electoral en Philadelphia. Frente y a solo 15 pies del edificio donde se encontraba el recinto electoral, Shabazz y Jackson le gritaron a individuos blancos “cracker” y “white devil” (diablo blanco), “prepárense para ser gobernados por un negro” y “estamos cansados de la supremacía de los blancos” para intimidarlos.

Durante las últimas semanas del gobierno del presidente George W. Bush, el Departamento de Justicia encausó a cuatro miembros del New Black Panther Party por violar el Voters Right Act (Ley de los Derechos de los Votantes) de 1965. Entre estos miembros se encontraba el presidente del partido, Malik Zulo Shabazz. Cuando los cuatro acusados no se presentaron en el juicio en abril de 2009, el juez de la corte federal falló a favor del Departamento de Justicia. Antes que el juez dictara la sentencia, sorpresivamente el Departamento de Justicia, el cual había ganado el caso, decidió poner fin al asunto. Lo único que hizo el Departamento de Justicia fue conseguir que uno de los miembros del New Black Panther Party estuviera de acuerdo con que no se usaran armas cerca de precintos electorales hasta 2012.

Funcionario renunció del Departamento de Justicia

Esta injusticia hizo que un abogado del Departamento de Justicia, J. Christian Adams, renunciara y protestara públicamente. Adams escribió un artículo en la revista Newsmax con fecha de agosto de 2010 llamado “I Left Justice Because of the New Black Panther Cover-Up” (Abandoné el Departamento de Justicia por el encubrimiento del Partido Nuevo de las Panteras Negras). Adams explicó que Loretta King, nombrada por Obama jefa de la División de Derechos Civiles, y su asistente, Steve Rosenbaum, ordenaron cerrar este caso sin ni siquiera haber leído las recomendaciones de los abogados del departamento quienes querían proseguir con el caso. Adams escribió “el rechazo pone en duda la neutralidad del departamento en las elecciones de noviembre de 2010 y las elecciones presidenciales de 2012”.

Adams expresó “apoyamos a los que violaron la ley y abandonamos a los ciudadanos que respetan la ley”. También Adams explicó Thomas Perrelli, un alto empleado del Departamento de Justicia nombrado por Obama, rechazó su recomendación y la de otros abogados de continuar con este caso. Adams explicó que la Asistente Procuradora Nacional (Deputy Assistant Attorney General) Julie Fernandes quien fue nombrada por el presidente Obama a su cargo, dijo en una reunión que el Departamento de Justicia no encausaría o llevaría a la corte a negros o a otras minorías por asuntos de violaciones al votar.

Parece que existe una conspiración de altos funcionarios del Departamento de Justicia de proteger a minorías que violan las leyes de elecciones. Adams terminó su artículo expresando lo siguiente: “Yo temo que la era del principio de esta nación de igualdad ante la ley y libertad de no ser discriminado ha terminado”.

Es sorprendente como puede Obama hablar de una nueva era “post racial” donde existirá igualdad para todos cuando su propio Departamento de Justicia rehúsa encausar a afroamericanos que cometen crímenes e intimidan a votantes blancos. Obama en vez de unirnos nos está dividiendo. En vez de traer armonía entre los blancos y los negros, está generando desconfianza y hostilidad.  Adams repitió lo que sucedió en su departamento a principio de julio de 2010 ante la Comisión sobre los Derechos Civiles. Testificó que Julie Fernandes les informó a un grupo de abogados del departamento que no investigaran acusaciones contra grupos minoritarios acusados de violar la Sección 8 del Voters Right Act. Esta acusación fue negada por el Departamento de Justicia. Ahora podrán celebrar los grupos minoritarios de ACORN que falsificaron ciento de miles de planillas de votantes con nombres y direcciones falsas, nombres de difuntos o sacados de guías de teléfono en muchísimos estados durante las elecciones presidenciales de 2008 porque sus crímenes serán ignorados por el gobierno de Obama.

King Samir Shabazz dijo en un discurso: “You want freedom? You’re gonna have to kill some crackers! You’re gonna have to kill some of their babies!” (¿Quieren libertad? ¡Van a tener que matar a algunos blancos! ¡Van a tener que matar a algunos de sus bebitos!). Shabazz, en una entrevista en 2008 en el Philadelphia Inquire, había dicho “I’m about the total destruction of white people…” (Yo soy sobre la total destrucción de los blancos). Los miembros del New Black Panther Party celebraron el Día de la Independencia en 2008 arrastrando y pisoteando la bandera de los Estados Unidos y después la quemaron. El New Black Panther Party apoyó a Obama en 2008.

Gracias a Eric Holder y sus asistentes Shabazz y sus amigos no serán llevados a la corte por haber intimidado a votantes blancos durante la elección presidencial de 2008. Esto dio luz verde a grupos radicales a que hicieran trampa en las elecciones del 2010 y 2012 sin temor a ser encausados. Verdaderamente tenemos que cambiar el nombre de este departamento al Departamento de la Injusticia.

Holder no investigó el fraude masivo de las elecciones del 2008 y el 2012

Con cinco años y medio en su cargo, Holder no ha hecho nada por investigar el fraude masivo en la inscripción de votantes por ACORN por la sencilla razón que  Obama fue empleado, entrenador y donante  de  ACORN. Esta radical organización, llena de marxistas que fue disuelta por otros escándalos y protestas bipartidistas en el Congreso, apoyó a Obama en el 2008.

El presidente sufrió un duro golpe y no pudo llevar a cabo sus planes de darle millones a ACORN. Los empleados y líderes de ACORN no han desaparecidos y probablemente una vez habrán ayudado al más radical presidente de nuestra historia en su campaña presidencial del 2012. Holder tampoco investigó el fraude masivo de las elecciones presidenciales del 2012. Alex Boyd reportó como el software de las máquinas electrónicas Smartmatic, que se usan en Venezuela para robar las elecciones, se usaron en 20 estados y el Distrito de Columbia en el 2012. Se reportaron muchas irregularidades, sobre todo en los estados en juego, que son donde se decide las elecciones presidenciales.

Holder cometió perjurio al mentir bajo juramento en el Congreso

El Procurador Nacional (Attorney General) Eric Holder ha mentido otra vez más ante comités del Congreso. El 15 de mayo de 2013, Holder afirmó desconocer por completo quién en el Departamento de Justicia dio la orden de espiar y acusar criminalmente al periodista y corresponsal en Washington, D.C. de Fox News James Rosen.

Holder le expresó al Comité Judicial de la Cámara de Representantes que él no estaba involucrado, ni había oído o pensaría que sería una política sabia el espionaje a la prensa. Pero, después se descubrió que fue Holder el que aprobó personalmente la orden de registro en el 2010 para obtener los correos electrónicos del periodista de Fox News, James Rosen. ¿Cuál fue el crimen de este periodista? Simplemente hacer su trabajo de periodista investigador y por hacerlo estuvo en peligro de ser arrestado. Iba ser acusado de recibir una filtración de un funcionario del gobierno de Barack Obama. Las llamadas por teléfono de este periodista y hasta las llamadas a sus padres fueron escuchadas por empleados del Departamento de Justicia.

Desgraciadamente para Holder un documento del Departamento de Justicia enviado a un juez para acusar de un crimen al periodista James Rosen tenía su firma. Para mayor ridículo el presidente Barack Obama le había pedido a su Procurador Nacional Holder que investigara quién había dado la orden de investigar al periodista Rosen. Entonces Holder tenía que investigarse a sí mismo. En casos como éste, se debería nombrar un procurador o fiscal especial con completa autoridad para investigar lo que sucedió y decidir si se debe acusar por un crimen a Eric Holder.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes abrió el 29 de mayo de 2013 una investigación para determinar si el Secretario de Justicia o Procurador Nacional, Eric Holder, había mentido bajo juramento. Para este escritor es más que obvio que lo hizo deliberadamente, como mintió con anterioridad cuando le hicieron preguntas sobre la Operación Rápida y Furiosa.

El presidente de la Comisión Judicial, Bob Goddlatte, y su colega James Sesenbrenner, ambos  republicanos, le pidieron Holder que explique las discrepancias entre su testimonio del 15 de mayo de 2013 y las acciones de su Departamento de Justicia. Se ha abierto formalmente una investigación que intenta descubrir si el Secretario de Justicia Holder ordenó o no escuchas telefónicas secretas a medios locales.

Holder tratando de sobrevivir y mantenerse en su cargo propuso el 30 de mayo de 2013 una reunión con los jefes de algunos de los principales periódicos de Estados Unidos, como los periódicos New York Times y el Washington Post, para conversar sobre los hechos y las políticas del Departamento de Justicia en su relación con la prensa. Sin embargo estos dos periódicos y otros de la  prensa establecida, que favorecen a Obama, rehusaron su invitación ya que esas conversaciones con Holder iban a ser “off the record”, o sea que no se pueden grabar ni publicar.

Hasta la prensa establecida que apoya a Obama denunció esta acción que atacó la libertad de prensa de nuestra nación. Numerosos congresistas del Partido Republicano han pedido al presidente Obama que despida de su cargo a su buen amigo Holder que preside el Departamento de la “Injusticia”. Este escritor ha venido denunciando al Procurador Nacional Holder en numerosos artículos desde el comienzo en su cargo. Igualmente, por su conducta impropia cuando era funcionario del Departamento de Justicia con el presidente Bill Clinton.

Este escritor también ha pedido la renuncia en varios artículos del corrupto Procurador Nacional Eric Holder por todos los escándalos en que Holder ha participado. Ha sido verdaderamente increíble como esta nación ha tolerado las mentiras ante el Congreso y ante la nación de este Procurador Nacional Eric Holder, que ha sido uno de los peores en ocupar este cargo en la historia de esta nación.

El Departamento de Justicia espió a la agencia noticiosa AP

El Departamento de Justicia presidido por el Procurador Nacional Eric Holder se vio involucrado en otro nuevo escándalo. La agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP) denunció el 13 de mayo de 2013 en una carta al Departamento de Justicia el “intrusismo sin precedentes” del gobierno federal por almacenar de manera secreta dos meses de registros telefónicos de sus periodistas y sus oficinas. “Estos registros revelan potenciales comunicaciones con fuentes confidenciales a lo largo de un período de dos meses en todas las actividades de recopilación de información llevadas a cabo por AP”, indicó Gary Pruitt, consejero delegado de la AP, en su carta a Holder.

De acuerdo con la AP, el Departamento de Justicia recopiló información de al menos 20 de sus líneas telefónicas en abril y mayo del 2012 sobre las llamadas salientes desde sus oficinas en Nueva York, Washington y Hartford, Connecticut. Una vez más la Casa Blanca trató de distanciarse de este nuevo escándalo.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney, quien miente constantemente y descaradamente a los periodistas de esta nación, expresó que “más allá de las informaciones periodísticas, no tenemos conocimiento alguno de ningún intento del Departamento de Justicia de buscar registros telefónicos de AP”. Añadió el vocero de la presidencia “que la Casa Blanca no está involucrada en ninguna decisión tomada en relación con investigaciones criminales, ya que estas cuestiones son manejadas de manera independiente por el Departamento de Justicia”.

Es interesante ver como el presidente siempre es el último que se entera de los numerosos escándalos de su gobierno y dice que se entera de estos escándalos leyendo los periódicos o mirando los reportajes en la televisión. Sin embargo, altos funcionarios de la Casa Blanca se enteran meses antes, al igual que los miembros de su propio gabinete y de las importantes agencias, tales como el Servicio de Rentas Internas o el IRS, por sus siglas en inglés. La única conclusión posible es que el presidente Barack Obama o es totalmente incompetente o conoce de estos escándalos y miente al decir que se acaba de enterar.

Una vez más el congresista republicano por California Darrell Issa, presidente del Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, criticó al gobierno del presidente Obama por la actuación del Departamento de Justicia. Señaló Issa que “los estadounidenses deberían tomar nota de que los funcionarios de alto nivel de la administración de Obama se ven a sí mismos por encima de la ley y están envalentonados por la creencia de que no tienen que responder ante nadie”. Verdaderamente es alarmante que el Departamento de Justicia se comporte como la antigua KGB de la Unión Soviética o la Seguridad del Estado de Cuba, que es la policía secreta de esa nación.

Holder no investigó a la Casa Blanca por poner la seguridad de la nación en peligro

El 7 de junio de 2012 el Comité de Inteligencia del Senado se reunió a puerta cerrada para evaluar los daños a la seguridad nacional debido a las alarmantes e irresponsables filtraciones de la Casa Blanca al periódico New York Times. Es posible que Obama haya aprobado que se informara a este periódico respecto a su orden de ataque cibernético con el virus Stunex contra Irán para dañar las computadoras que refinan uranio y para mostrar una imagen de hombre fuerte antes de las elecciones de 2012.

Si se llegara a probar que Obama dio la orden es posible que perdiera la presidencia por atentar contra la seguridad nacional. Ahora que el mundo sabe que Estados Unidos usa guerra cibernética, es posible que cuando otras naciones nos ataquen con este tipo de guerra, no tendremos la simpatía de otras naciones ya que nuestro gobierno ha usado guerra cibernética contra otra nación. Un peligro es que este virus ya esté en poder de nuestros enemigos y que lo pueden mejorar y lanzarlo contra nuestra nación.

China ha venido robándonos nuestros secretos militares e industriales durante muchos años a través de una guerra cibernética contra nuestra nación. Obama no ha podido persuadir a China que pare estos ataques que vienen de las fuerzas armadas de China y que son tan dañinos a nuestra seguridad nacional y a nuestras industrias y corporaciones. Obama se  reunió con el presidente chino en California a principio de junio del 2013, pero no tuvo éxito de convencer a el dictador chino Xi Jinping de cesar la guerra cibernética contra nuestra nación.. China continua robndoser el diseño de nuestras armas más modernas y aviones, tales como el F-35.

Nuestra nación se gasta billones de dólares en diseñar nuevas armas, barcos de guerra y aviones, al igual que nuestras multinacionales se gastan billones de dólares en mejorar nuestros productos. Cuando China se los roba recibe de gratis todas nuestras investigaciones. Si esto continúa llegará al momento que China será más poderosa militarmente e industrialmente que nuestra nación. Irán también nos está atacando con guerra cibernética.

El senador Saxby Chambliss de Georgia señaló que los agentes de inteligencia “ponen sus vidas en riesgo y ese tipo de revelaciones daña a la comunidad de inteligencia”. El senador John McCain pidió que se nombrara un fiscal especial, con completa independencia de Holder, para investigar este crimen.

Eric Holder no investigó, ni ha nombró un fiscal especial para investigar,  las severas filtraciones de secretos por la Casa Blanca que han puesto la seguridad nacional en peligro. Esto ha sido  denunciado por republicanos y demócratas en el Senado.

Holder y Obama quisieron cerrar la base naval de Guantánamo

En el 2009, Holder visitó el campamento de prisioneros terroristas en la base naval de Guantánamo. Al igual que Obama, Holder quiere cerrar este campamento. Holder también está en contra del Patriot Act y de la política de George W. Bush de escuchar llamadas de presuntos terroristas sin permiso judicial. Sin embargo, como ya hemos explicado, Holder no le importó escuchar las llamadas de periodistas estadounidenses, que representa un ataque frontal contra la libertad de prensa de nuestra nación.

Holder llenó el Departamento de Justicia de abogados ultra liberales, que están más preocupados por otorgarles derechos constitucionales a terroristas islámicos y que los han defendido en las cortes en puestos anteriores,  que en defender la seguridad nacional. Durante el mes de noviembre de 2009 Holder fue llamado a una audiencia ante el Comité de Asuntos Judiciales en el Senado.

El senador Charles Grassley, republicano por Iowa electo en 1981, le hizo tres preguntas a Holder con respecto a los numerosos abogados que trabajan en el Departamento de Justicia que han representado en el pasado a terroristas islámicos. A estos abogados Holder le dio altos cargos en su departamento. Grassley preguntó: ¿Quiénes son? ¿A quiénes ellos han representado? ¿Cuáles son sus deberes en el Departamento de Justicia? A pesar de que constitucionalmente el Senado tiene el derecho de supervisar e indagar al Departamento de Justicia, Eric Holder, con una arrogancia parecida a la de Barack Hussein Obama, ignoró las tres preguntas. El senador Grassley continuó insistiendo y entonces Holder dijo que lo investigaría.

Pasaron tres meses y Holder continuó “stonewalling” (ignorando) al Comité de Asuntos Judiciales del Senado. Todos los senadores republicanos se unieron al senador Grassley pidiendo la información deseada, lo que, de acuerdo con la Constitución, están en su perfecto derecho de hacerlo.

En febrero de 2010, a las tres simples preguntas que pudieran haber sido contestadas inmediatamente, Holder respondió diciendo que por lo menos nueve abogados en el Departamento de Justicia han representado a terroristas islámicos que han sido detenidos. Al usar la frase “por lo menos”

Holder admitió que no había hecho una investigación exhaustiva. Sólo dio los nombres de dos funcionarios que ya la prensa había identificado. Estos funcionarios son Neal Katyal, quien representó al chofer de Osama Bin Laden, y Jennifer Daskal, quien trabajó a favor de los presos islámicos en Human Rights Watch, una organización liberal. Con su arrogancia y prepotencia habitual, Holder no dio los nombres de los otros siete abogados, ni tampoco ha querido revelar el resto de los nombres. Esta conducta que siguió por dos años más causó que la Cámara de Representantes lo declarara en desacato del Congreso.

Grassley dijo acertadamente que colocar estos abogados representaba un enorme conflicto de interés. Los senadores demócratas mantuvieron silencio a pesar que esta falta de respeto hacia el Comité de Asuntos Judiciales es una afronta contra la función constitucional de fiscalizar y cuestionar a Holder.

¿Por qué ahora la prensa liberal no protestó? ¿Por qué no denunció lo que hizo Holder y Obama? ¿Cómo es posible que coloquen a muchos abogados, que previamente defendieron a terroristas islámicos, como abogados del Departamento de Justicia y que ahora representan a los Estados Unidos en llevar a  futuros juicios de terroristas islámicos que antes descendieron? ¿Cómo es posible ganar la Guerra contra el Terror con Obama en el poder?

Holder y sus ayudantes hicieron cuatro pésimas decisiones que atentaron contra la seguridad nacional. Primero, en su deseo por cerrar la prisión en la base naval de Guantánamo, conocida en inglés como Gitmo, y con la recomendación de Holder el gobierno de Obama liberó a varios terroristas islámicos y los envió a Yemen, Sudán y otros países.

Obama ha continuado con su política de repatriación de los prisioneros terroristas de la base naval de Guantánamo. La repatriación vergonzosa de estos terroristas se ha hecho a pesar de conocer que más del 20% de los terroristas presos en Gitmo, al ser liberados, regresan a al-Qaida y continúan sus ataques contra nuestra nación y nuestros aliados. Holder no protestó cuando Obama violando una ley del Congreso cambió a cinco talibanes altamente peligrosos por un soldado desertor.

La segunda pésima decisión de Obama y Holder fue escoger a la ciudad de New York para juzgar en un juicio civil a los cinco terroristas islámicos que planearon el ataque del 11 de septiembre de 2001. Una ola de críticas y protestas surgió en la nación contra esta decisión. La policía, los bomberos, hombres y mujeres de negocios, ciudadanos, el alcalde de New York, los dos senadores del Partido Demócrata por el estado de New York y varios senadores de otros estados pidieron que el juicio no se celebrara en esta ciudad. Eventualmente Obama y Holder cancelaron el juicio en New York.

La tercera pésima decisión fue la de prohibir los fuertes interrogatorios a presuntos terroristas. Ahora el FBI, la CIA y otras agencias tendrán un cuidado excesivo durante interrogatorios para no ser acusados de “torturadores”.

La cuarta pésima decisión fue otorgar a criminales de guerra, como los cinco del 11 de septiembre y el terrorista islámico de Nigeria, los mismos derechos constitucionales de un ciudadano estadounidense. Como estamos en guerra, estos terroristas deben ser juzgados por tribunales militares. Cuando se le asignó un abogado defensor al terrorista nigeriano no se le notificó a la CIA, Pentágono u otras agencias de inteligencia que pudieran haber protestado por esta pésima y unilateral decisión de Holder.

Por supuesto, demócratas y republicanos en el Congreso rehusaron cerrar la base de Guantánamo, aunque Obama sigue liberando los terroristas presos en Gitmo. El Congreso también insistió  en celebrar los juicios de terroristas en la base de Gitmo por tribunales militares y no en territorio estadounidense, dándole así dos severos golpes a Obama y Holder. Actualmente, los juicios se están celebrando en Guantánamo por tribunales militares, que es como se debe hacer.

Conclusión

Muchos congresistas republicanos y este escritor han demandado la renuncia de Holder por mucho tiempo. Al fin renunció él que convirtió su departamento de Justicia en el Departamento de Injusticia. Holder y Obama piensan igual y tienen los mismos valores. Admiran a negros comunistas y radicales. Obama necesitó a Holder para que lo protegiera de los crímenes y escándalos que la Casa Blanca ha cometido, tales como las filtraciones que han dañado la seguridad nacional y las continuas violaciones de la Constitución que Obama viene cometiendo desde el comienzo de su mandato. Holder atacó la libertad de prensa de nuestra nación espiando a periodistas de tal manera que hasta la prensa establecida que apoya a Obama denunció esta acción.

En resumen, Eric Holder ha sido un verdadero desastre para nuestra nación por sus constantes mentiras ante el Congreso, abuso de poder, violaciones de la Constitución y arrogancia habitual. Ya es hora que haya renunciado por el gran daño que le hizo a la nación. Sin embargo, Holder debe de seguir preocupado que los crímenes y escándalos de Obama que él encubrió y su constante perjurio ante el Congreso son felonías. Quizás en un futuro cercano el corrupto Holder sea acusado y juzgado y si es encontrado culpable, encarcelado.


Comparte este artículo: