Ocho cosas que usted necesita saber sobre el ataque militar de Estados Unidos a Siria

Comparte este artículo:

El 22 de septiembre las fuerzas militares de Estados Unidos bajo las órdenes de Barack Obama atacaron varias posiciones del grupo terrorista Estado Islámico en Siria. Al día siguiente el presidente dio un corto discurso desde la Casa Blanca explicando porque tomó tal decisión.

A continuación enumero ocho hechos importantes que los estadounidenses necesitan saber sobre la guerra en Siria.

1. Cinco países árabes participaron en el ataque.

Durante su discurso el presidente Obama confirmó que cinco países árabes se unieron a Estados Unidos y participaron en el ataque militar en contra del Estado Islámico. Los países en mención fueron Jordania, Arabia Saudita, Los Emiratos Arabes Unidos, Bahrain y Qatar.

Hasta el momento de escribir este artículo la Casa Blanca a proporcionado información limitada respecto al grado de participación de los países árabes. Considerando que hay 22 países en la lista de estados árabes y que Egipto, el país con mayor población en el Oriente Medio no participó, el plan del presidente Obama genera cierto grado de incertidumbre en términos del compromiso del mundo árabe en la lucha contra el terrorismo.

Incluso los países árabes que decidieron unirse a Estados Unidos han emitido información vaga y limitada respecto a sus compromisos y planes militares en contra del Estado islámico. Por otro lado muchos países árabes prefieren mantenerse al margen del conflicto a pesar que miles de ellos han sido asesinados y millones desplazados debido a la violencia terrorista.

2. Ningún país de Occidente ha formado parte de la coalición.

Después del inicio de las acciones militares en Siria el presidente Obama informó que Estados Unidos será parte de una gran coalición internacional y que más de 40 naciones han ofrecido ayuda para contrarrestar el terrorismo del Estado Islámico.

A pesar de citar más de 40 naciones que según el presidente aparentemente desean ayudar, Barack Obama no mencionó un solo país occidental que haya decidido unirse a su plan militar de ataque en Siria.

Dado el riesgo y las amenazas del Estado Islámico, la decapitación de un británico y un francés y el descubrimiento del ataque terrorista frustrado en Australia es preocupante que el presidente Obama no logró convencer a ningún país de occidente a ser parte de la coalición militar internacional liderada por Estados Unidos.

3. Barack Obama no solicitó autorización del Congreso.

A pesar que la administración recientemente reconoció que estamos en guerra en contra del Estado Islámico, Barack Obama decidió lanzar ataques militares en Siria sin tener la autorización previa del Congreso.

Al respecto el senador Rand Paul dijo recientemente en una entrevista que el apoya las acciones militares en Siria pero según la constitución de Estados Unidos el presidente debe obtener la aprobación del Congreso para tales acciones. En este sentido es irónico que Barack Obama solicitó aprobación del Congreso para armar a los rebeldes pero no para atacar militarmente a Siria.

De acuerdo a la constitución sólo el Congreso tiene la autoridad para declarar guerra a otro país. Si la administración de turno considera que estamos en guerra en contra del Estado islámico y planea ataques militares en un país extranjero es razonable requerir la autorización del Congreso, sin embargo ese no fue el caso.

Como dato histórico, no es la primera vez que el presidente ignora al Congreso en casos similares. En el 2011 Barack Obama atacó militarmente a Libia sin la autorización del Congreso.

Interesantemente en el 2007 cuando Obama estaba en campaña presidencial le dijo al periódico Boston Globe lo siguiente: “Ningún presidente puede usar la fuerza militar sin la autorización del Congreso, salvo que exista una amenaza inminente al país.” En el 2011 Libia no representaba ninguna amenaza directa o inminente a Estados Unidos, sin embargo Obama lanzó ataques militares al país ignorando completamente al Congreso.

4. Expertos militares han puesto en duda el plan del presidente.

En los últimos meses varios expertos militares de diferentes ramas de las fuerzas armadas han criticado el plan antiterrorista del presidente Obama.

Según el General William G. Boykin quien trabajó para el Departamento de Defensa durante la presidencia de George W. Bush la estrategia de Barack Obama no va funcionar salvo que se ponga soldados en el terreno.

Boykin también criticó el plan del presidente de armar a los rebeldes sirios. El general hizo referencia al hecho que algunos rebeldes sirios están relacionados a grupos terroristas afiliados a Al-Qaida y al riesgo potencial que armas proporcionadas por Estados Unidos terminen en manos del Estado islámico, tal como ha sucedido en el pasado.

El general Boykin tiene 36 años de experiencia militar incluyendo 13 años en la fuerza “Delta” de Estados Unidos.

Allen West, un coronel retirado de las fuerzas armadas, está de acuerdo con el general Boykin. Según West, ningún Republicano en el Congreso debió haber votado a favor del plan Obama. West dijo que el plan del presidente no tiene una estrategia militar real y criticó usar 500 millones de dólares en grupos rebeldes sirios que no conocemos y que no tenemos control de los mismos.

De acuerdo al coronel West, Estados Unidos tiene la capacidad militar para destruir al Estado Islámico en 90 días siempre y cuando se use tropas especiales en el terreno en conjunto con fuerzas aéreas. Ese es el “modelo correcto” concluyó West.

Tanto el general Boykin como el coronel West tienen experiencias en combate en el Oriente Medio y ambos están de acuerdo que no se podrá derrotar al Estado Islámico sin la participación de fuerzas especiales en el terreno.

5. Siria no autorizó el uso de ataques militares estadounidenses en su país.

Según declaraciones previas del gobierno de Siria un ataque militar al país sería considerado una violación a la soberanía del mismo. A pesar de tales declaraciones el presidente Obama lanzó ataques militares a Siria sin obtener previamente la autorización del gobierno en mención.

Según la administración Obama, el Pentágono le comunicó al gobierno de Siria con anticipación los planes militares de Estados Unidos. Desde un punto de vista práctico el Estado Isámico es un enemigo común al gobierno de Siria y al de Estado Unidos y a declarado la guerra a ambos países. Al respecto el presidente Assad dijo que él apoya cualquier esfuerzo internacional para combatir el terrorismo.

A pesar de la intervención militar norteamericana en Siria en contra de un enemigo común las relaciones entre los dos países están deterioradas por un buen tiempo. Hace aproximadamente un año el presidente Obama estuvo a punto de bombardear Siria debido a sospechas relacionadas al uso de armas químicas en contra de la población. Debido a la falta de apoyo tanto nacional como internacional Barack Obama canceló los planes militares al último minuto.

6. Riesgo de ataque terrorista inminente.

Según el comando central de Estados Unidos las fuerzas militares norteamericanas atacaron al grupo terrorista llamado Khorasan cerca de la ciudad de Aleppo para detener un ataque inminente a Estados Unidos y a los intereses de Occidente.

De acuerdo a reportes de inteligencia del Pentágono, Khorasan estaba en las etapas finales de lanzar un ataque terrorista significativo y potencialmente dentro de Estados Unidos. Aparentemente las fuerzas armadas norteamericanas atacaron al grupo terrorista en varias localidades incluyendo campos de entrenamiento, edificios de almacenamiento de explosivos y centro de comando.

Khorazan es nada más y menos que una ramificación de Al-Qaida destinada a planear ataques en contra de Estados Unidos. Su líder, Muhsin al-Fadhli fue un militante de alto rango de Al-Qaida acusado de haber cooperado en planear los ataques terroristas del Septiembre 11.

Según ciertos informes el grupo en mención ha sido conocido por el servicio de inteligencia de Estados Unidos por dos años y es básicamente Al-Qaida integrado por terroristas muy allegados al círculo interno Osama Bin Laden.

Es preocupante que el gobierno informó la necesidad de una intervención militar emergente debido a una amenaza inminente por un grupo relacionado a Al-Qaida después que el presidente Obama le dijo al país en múltiples ocasiones que Al-Qaida estaba bajo control, diezmado y a la fuga.

7. El Estado Islámico amenaza a Estados Unidos.

Las reacciones del Estado islámico al ataque militar de Estados Unidos no se hicieron esperar. Un militante del grupo terrorista informó que el Estado Isámico responderá a dichos ataques. Al mismo tiempo líderes del grupo terrorista han solicitado a sus simpatizantes asesinar a civiles, militares y a sus familias en Estados Unidos y Occidente de cualquier modo.

Los hechos y las declaraciones del Estado Islámico son una realidad. Una triste realidad que el mundo civilizado enfrenta cada día. Sólo de dos cosas estamos seguro. El terrorismo Islámico a resurgido con más fuerza y más crueldad y la aseveración de Barack Obama que Al-Qaida estaba diezmada y a la fuga es nada más o menos que una gran mentira del gobierno o una falta inexplicable de conocimiento, algo difícil de creer después de recibir información diaria por el servicio de inteligencia.

8. Obama bate el récord y bombardea al séptimo país musulmán.

Siria se convirtió en el séptimo país musulmán bombardeado por Barack Obama. Los otros seis países incluyen Afganistán, Libia, Yemen, Iraq, Somalia y Pakistán.

Irónicamente el presidente Obama recibió el Premio Nobel de la Paz en el 2009. Durante su segundo mandato presidencial Barack Obama pasará a la historia como el primer y único líder mundial quien bombardeó a siete países musulmanes en un periodo de cinco años después de recibir el premio Nobel de la Paz. El mismo historial lo coloca a Barack Obama como el primer presidente de Estados Unidos quien a atacado militarmente a siete países musulmanes.

Para un líder mundial como Barack Obama, quien claramente a expresado su admiración y respeto por la cultura musulmana y el Islam, es muy curioso haber implementado semejante política exterior.

La pregunta más importante sobre las decisiones del presidente respecto a sus ataques militares a países árabes es a que grupo Barack Obama ha tratado de ayudar o combatir. La respuesta a esta incógnita probablemente será un dilema para muchos pero una realidad dolorosa para otros.

Dejo al parecer del lector cualquier opinión adicional respecto a la política antiterrorista del presidente Obama y sus ataques militares a países musulmanes.


Comparte este artículo: