Obama Culpa a Otros Mientras Ignora Reportes de Inteligencia y Subestima al Terrorismo

Obama
Comparte este artículo:

El Domingo pasado en un programa de “60 minutos” el presidente Obama dio una entrevista donde trató el tema del terrorismo actual. En referencia al rápido crecimiento del grupo terrorista Estado Islámico Barack Obama hizo mención sobre el papel del servicio de inteligencia de Estados Unidos y dijo lo siguiente: “Pienso que ellos subestimaron lo que está ocurriendo”. En la misma entrevista el presidente informó que su administración sobreestimó la capacidad de los militares iraquíes en controlar y combatir al terrorismo islámico.
Según un reporte reciente del Instituto de Rendición de Cuentas del Gobierno (Government Accountability Institute en Inglés) Barack Obama en sus 2079 días como presidente de Estados Unidos asistió solamente a 42.1 por ciento de los reportes diarios de inteligencia.A pesar de no haber asistido a la mayoría de los reportes de inteligencia preparados específicamente para el presidente, Barack Obama le hecho la culpa al Director Nacional de Inteligencia Jim Clapper y al Primer Ministro Iraquí.Las declaraciones del presidente desencadenaron inmediato criticismo no solamente en los medios de comunicación pero también en personas allegadas a los servicios de inteligencia del gobierno. Entre ellos, algunos denunciaron que Barack Obama ha mostrado por largo tiempo “desinterés” en recibir personalmente informes de inteligencia.Al respecto, un representante del servicio de Seguridad Nacional de la administración dijo lo siguiente al Daily Mail: “Es muy conocido que el presidente no ha asistido a los reportes de inteligencia con regularidad desde los primeros días del 2009″.

El mismo representante comentó que lo reportes de inteligencia preparados diariamente para el Presidente contenían información sobre las amenazas del Estado islámico antes de las elecciones presidenciales del 2012.

Evidentemente los comentarios del presidente Obama mostraron una vez más sus intenciones de evadir su responsabilidad respecto al colapso de su política exterior en el Oriente Medio y el resurgimiento del terrorismo islámico.

Es irónico que Barack Obama le eche la culpa a una agencia federal de su propia administración cuando fue el quien no participó en los reportes diarios de inteligencia. En relación al Primer Ministro de Irak Nouri-Al Maliki, el presidente continúa ignorando el hecho que fue el quien decidió retirar las tropas norteamericanas prematuramente de ese país haciendo caso omiso a los consejos y advertencias de expertos militares.

En otra declaración que dejó atónito al país el presidente hizo la siguiente afirmación: “Esto no es América contra ISIL”. Las palabras de Barack Obama son totalmente descabelladas considerando que el Estado Islámico le declaró públicamente la guerra a Estados Unidos, decapitó a 2 periodistas estadounidenses y solicitó a sus militantes asesinar a civiles, militares y sus familiares.

La decisión de Barack Obama de no asistir a los reportes de inteligencia relacionados al terrorismo islámico es preocupante y vergonzosa. Cómo puede un presidente de un país como Estados Unidos estar al tanto de la situación y amenazas terroristas si no está debidamente informado? Otra pregunta. Bajo qué capacidad Barack Obama puede tomar decisiones cruciales para la seguridad nacional del país si carece de la información necesaria?

La crisis humanitaria y la violencia terrorista desencadenada por el Estado Islámico están fuera de control. Tal como previnieron varios expertos militares el plan antiterrorista del presidente no está funcionando.

Esta semana un reporte proveniente de Irak puso de manifiesto una vez más la política exterior fallida del presidente Obama. Según Andrew White, Vicario de la iglesia de San Jorge en Baghdad, “la gente sabe que el Estado Islámico está cerca”.

El Vicario también comentó que la situación en Irak es horrenda, que los civiles están siendo asesinados y que los ataques aéreos de Estados Unidos en contra de ISIS están causando un poco más que muertes de civiles.

White concluyó sus comentarios así: “los ataques aéreos militares de Estados Unidos no significan nada y si alguna vez necesitamos oraciones es ahora”

Los comentarios del Vicario White fueron confirmados por la “Fundación de Alivio y Reconciliación del Oriente Medio” que denunció hace pocos días que el Estado Islámico se encuentra a 2 km de Baghdad.

En conclusión, Obama sobreestimó las fuerzas militares iraquíes, subestimó el potencial terrorista del Estado Islámico y acusó a su propio servicio de inteligencia y al Primer Ministro Iraquí. Lo peor de todo, hasta ahora no hay indicios que el plan antiterrorista del presidente Obama vaya a funcionar. Los hechos y las evidencias prueban lo contrario mientras la seguridad de la nación y los estadounidenses cuelgan de un hilo bajo el liderazgo incompetente de Barack Obama.


Comparte este artículo: