Obama anunció la reapertura de embajadas en Estados Unidos y Cuba

Comparte este artículo:

officina de intereses en cuba

Oficina de Intereses de EEUU en La Habana, Cuba.

http://2.bp.blogspot.com/_rKEOE0nfggk/SfoRaS389bI/AAAAAAAAAqM/4-ZFWBNj67U/s400/seccion-de-intereses-de-cuba-en-washington.jpg

Vista de la Sección de Intereses de Cuba que pronto será la sede de la embajada de Cuba en Washington, D.C.

El 1 de julio de 2015, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba que incluirá la reapertura de embajadas en los dos países. Esta decisión era esperada desde que el Departamento de Estado retirara a fines de mayo de 2015 al régimen dictatorial y opresor de Cuba de la lista negra de las naciones que apoyan al terrorismo. Por supuesto, la tiranía de la Isla siempre ha apoyado y continúa apoyando al terrorismo. Desde 1977 ambos países están representados por Secciones de Interés, con la supervisión técnica de Suiza, en Washington, D.C. y La Habana.

La Casa Blanca una vez más hizo referencia a la posibilidad de una visita de Obama a Cuba en 2016. Igualmente se dijo que el secretario de Estado John Kerry iría pronto a Cuba para izar la bandera estadounidense en la embajada de los Estados Unidos en La Habana.

El 1 de julio de 2015, el jefe de la Sección de Intereses estadounidense en Cuba, Jeffrey DeLaurentis, entregó formalmente en la mañana en la cancillería cubana en La Habana una carta del presidente Barack Obama al dictador Raúl Castro sobre la reapertura de embajadas. DeLaurentis entregó la carta al vicecanciller cubano, Marcelino Medina. Estaban presentes algunos asesores de DeLaurentis y Medina, entre ellas la diplomática cubana Josefina Vidal, que junto su marido trabaja para los servicios de inteligencia del régimen y ha representado a la tiranía en las negociaciones con los Estados Unidos para el restablecimiento de lazos diplomáticos y la reapertura de las embajadas.
El restablecimiento de relaciones con Cuba fue celebrado con mucho entusiasmo el 30 de junio por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, durante una conferencia de prensa conjunta con Obama en la Casa Blanca. La izquierdista presidenta brasileña cuenta con un índice de popularidad de 10% en su país por todos los escándalos de corrupción de funcionarios de su gobierno. Ella es hija de un comunista búlgaro, fue guerrillera y pertenece a un partido político que fundó el anti americano y pro comunista Forum de Sao Paulo. Dilma Rousseff es aliada de las naciones marxistas del ALBA y defensora del régimen despótico de Cuba. Hablando de una “etapa crucial en las relaciones entre Estados Unidos y América Latina”, Rousseff expresó que esto permitirá “poner fin a los últimos vestigios de la Guerra Fría”.

 

Oposición a restablecimiento de lazos diplomáticos y la reapertura de las embajadas en el Congreso y por candidatos republicanos para presidente

 

Los congresistas y los tres senadores cubanoamericanos han señalado que el presidente Obama enfrentará una dura oposición para llevar su política de normalizar relaciones con Cuba. Los candidatos presidenciales y senadores Marco Rubio y Ted Cruz han advertido que bloquearán en el Senado la confirmación de un embajador en La Habana. Obama podrá nombrar a un embajador interino pero le dará trabajo que el Senado confirme a uno permanentemente.

El senador republicano Ted Cruz de Texas y precandidato presidencial para el 2016, criticó al presidente Barack Obama por los nuevos lazos diplomáticos con Cuba, que describió de “rendición incondicional” a los Castro. El senador Cruz señaló que el régimen cubano es “uno de los regímenes más violentamente anti estadounidenses del planeta”. El senador texano amenazó con bloquear a cualquier persona que fuera nominada por Obama como embajador a Cuba. El senador Cruz también dijo que trabajará para detener los financiamientos para la construcción de la embajada a menos que Obama demuestre que hizo un avance para calmar “la miseria de nuestros amigos, el pueblo de Cuba”.

Uno de los críticos más fuertes de los esfuerzos del presidente Barack Obama para normalizar relaciones con Cuba es el senador demócrata Bob Menéndez de New Jersey. El senador por New Jersey criticó el 1 de julio de 2015 al presidente Obama por su plan de abrir la embajada en La Habana. El senador Menéndez dijo que el gobierno cubano es el único del Hemisferio Occidental “que no es elegido por sus ciudadanos” y con el cual “el gobierno de Obama ha elegido establecer relaciones”. Añadió el senador Menéndez que el mensaje del gobierno de Obama es que “la democracia y los derechos van en el asiento trasero”.

 

La representante Ileana Ros-Lehtinen aseguró el 2 de julio que el gobierno no iba a recibir “ni un centavo” para la nueva embajada y que tampoco obtendría la confirmación del embajador “porque no hemos visto reformas en Cuba”. La congresista Ros-Lehtinen declaró lo siguiente: “El Presidente está buscando su legado. Para él, Cuba es un experimento, como si fuera un zoológico; pero no es un experimento, las personas están sufriendo porque carecen de libertad, democracia y derechos humanos”.

El congresista Carlos Curbelo del sur de la Florida afirmó que la decisión de Obama de reabrir embajadas se añade a la “larga lista de concesiones unilaterales que ha recibido el gobierno cubano de parte de la administración de Obama…Nuestro país merece una política exterior que coloque a Estados Unidos por delante y que premie a nuestros aliados, no a los dictadores responsables de la muerte de ciudadanos norteamericanos y del robo de propiedades norteamericanas”. El representante Carlos Curbelo también pidió a sus electores que se unan a una petición para oponerse “a los Castro”. Expresó Curbelo, “Permitir que abra una embajada en los EEUU no va a promover nuestros intereses nacionales y le confiere legitimidad a una dictadura militar absolutamente ilegítima”.

El representante Mario Díaz-Balart señaló lo siguiente: “El pueblo cubano no ha elegido a los Castro como sus líderes… El régimen cubano no los representa. Es su enemigo. Por estas razones, el Subcomité de la Cámara encargada de Asignaciones de Estado, Operaciones Extranjeras y Programas Relacionados negó fondos para una embajada de Estados Unidos en La Habana y para una embajada y consulados de Cuba en los EEUU en su proyecto de ley para el año fiscal 2016”.

La Cámara de Representantes ya dio muestras de su oposición a la política de Obama al votar a favor de varias cláusulas en leyes de asignación de fondos que incrementan las sanciones contra el gobierno cubano y echan por tierra los intentos de expandir los viajes a la isla.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, republicano de Ohio, expresó lo siguiente: “Obama estaba confiriendo a los Castro una legitimidad soñada de por vida sin conseguir algo para el pueblo cubano que está siendo oprimido por esta dictadura comunista brutal. Como he dicho antes, las relaciones con el régimen de Castro no deben ser revisadas, y mucho menos normalizadas, hasta que los cubanos gocen de libertad – y ni un segundo antes”.

El líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell, republicano de Kentucky, dijo el 2 de julio que es improbable que los senadores republicanos confirmen un embajador estadounidense en Cuba, rechazando al presidente Barack Obama y su intento por normalizar las relaciones con el régimen despótico de La Habana. McConnell afirmó que el Partido Republicano combatiría los esfuerzos del gobierno de Obama para levantar por completo las restricciones que han limitado el comercio y el turismo estadounidense con la isla. Obama y el presidente cubano Raúl Castro anunciaron que las dos naciones reabrirán sus respectivas embajadas en La Habana y Washington el 20 de julio de 2015 como parte de un plan para restaurar las relaciones diplomáticas rotas en 1961.

“Uno pensaría que la normalización de las relaciones con Cuba vendría acompañada de algunas modificaciones de su comportamiento”, expresó McConnell el 2 de julio en un discurso. Agregó que, en vez de eso, llamó al país “un Estado policial” y “un refugio de criminales” buscados por la justicia de Estados Unidos. “No veo evidencia alguna de que vayan a cambiar su conducta. Así que dudo que confirmemos un embajador, probablemente no necesiten uno”, señaló McConnell. “El levantamiento de algunas de las restricciones hacia Cuba requerirían legislación, y nos vamos a oponer a eso”. Obama todavía no ha nominado a un embajador para Cuba, se prevé que el actual diplomático estadounidense en la isla, Jeffrey DeLaurentis, sea considerado para asumir el cargo.

El 2 de julio, el alcalde de Miami, Tomás Regalado, volvió a descartar la posibilidad de abrir un consulado en la ciudad. Regalado dijo que “No debe haber un consulado cubano aquí, en Miami, donde todavía hay miles de personas que tienen heridas sin restañar y familiares presos”. Agregó que eso sería “una provocación al exilio”.

El precandidato republicano a la Casa Blanca y ex gobernador de Florida Jeb Bush afirmó en Twitter que una embajada estadounidense en La Habana “legitimará la represión en Cuba” y no permitirá “promover la causa de la libertad y la democracia”. El congresista Carlos Curbelo del sur de la Florida afirmó que la decisión de Obama de reabrir embajadas se añade a la “larga lista de concesiones unilaterales que ha recibido el gobierno cubano de parte de la administración de Obama…Nuestro país merece una política exterior que coloque a Estados Unidos por delante y que premie a nuestros aliados, no a los dictadores responsables de la muerte de ciudadanos norteamericanos y del robo de propiedades norteamericanas”.

El dictador cubano Raúl Castro demanda más concesiones

El dictador cubano Raúl Castro dijo estar complacido de confirmar que su país reanudará lazos diplomáticos con Estados Unidos. Castro escribió en una carta dirigida al presidente Barack Obama que Cuba está haciéndolo porque está “animada por la intención recíproca de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos”. Sin embargo, un comunicado separado del régimen opresor dice que la reapertura de las embajadas es solo el primer paso de “un largo y complejo proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales”. Cuba exige el fin del embargo comercial de Estados Unidos, la devolución de la base naval estadounidense en Guantánamo, el cese de las transmisiones radiales y televisivas dirigidas a la isla, reparaciones de billones por daños por el embargo y otras reivindicaciones.

https://libertadusa.com/wp-content/uploads/2015/07/images-12.jpeg

El dictador sanguinario de Cuba, Raúl Castro, y el presidente Barack Obama han acordado abrir embajadas en sus respectivas capitales, un paso importante en el restablecimiento de los lazos después de más de medio siglo de hostilidades.

 

El dictador de Cuba denuncia regularmente lo que él llama incorrectamente el “bloqueo” como un obstáculo al desarrollo de la isla. Lo que afirma Raúl Castro es falso ya que Cuba puede comprar todos los productos de Estados Unidos en cualquier parte del mundo. Lo que Castro quiere es que los Estados Unidos le permita a millones de turistas norteamericanos que visiten a Cuba y se queden en los hoteles de la tiranía y usen el transporte turístico del régimen para enriquecer aún más a la mafia que desgobierna a Cuba por 56 años.

Obama pidió al Congreso, cuyas dos cámaras están controladas por la oposición republicana, que levante el embargo. Pero en la opinión de este escritor será difícil de obtener, al igual que la confirmación en el Senado de un embajador estadounidense permanente en La Habana. Castro podrá nombrar a un embajador de Cuba a la nación y Obama lo aceptará cuando lo estime conveniente. Sin embargo, el Senado debe rechazar cualquier persona que Obama nombre para embajador en Cuba hasta que Cuba cumpla con los requisitos impuestos por el Congreso bajo la ley Helms Burton. Al margen del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, se mantiene el tema del embargo comercial impuesto a Cuba por John F. Kennedy y severamente intensificado por la ley Helms-Burton de 1996. Esta ley fue aprobada por el Congreso y firmada por el presidente Bill Clinton. Solo el Congreso puede levantar este embargo.

Obama quitó a Cuba de la lista de naciones que apoyan el terrorismo

El 28 de mayo de 2015 se venció el plazo, que de acuerdo con la Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos de 1977, el presidente debía dar 45 días al Congreso antes de poder sacar a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo. Ese día el asesino en serie Raúl Castro debió de estarse riendo de haber engañado una vez más a los Estados Unidos, nación que odia profundamente, y sentirse muy satisfecho y orgulloso de la victoria que logró al salir de la lista del Departamento de Estado estadounidense de naciones que patrocinan al terrorismo sin hacer ninguna concesión a esta nación.

Todo lo contrario, el régimen opresor de Raúl Castro ha aumentado la represión contra opositores pacíficos desde que Obama anunció su intención de normalizar relaciones con la tiranía cubana el 17 de diciembre de 2014. El régimen comunista de Cuba continúa matando y encarcelando a patriotas cubanos y violando todos y cada uno de los derechos humanos de la Carta de las Naciones Unidas en la Isla. ¡Sacar a Cuba de esta lista fue una infamia y una bofetada a los cubanos dentro y fuera de Cuba que aman la libertad y reclaman democracia en la patria de Martí!

0000766076.png

  1. El presidente Barack Obama vuelve a estrechar las manos ensangrentadas del asesino en serie Raúl Castro durante la Cumbre de las Américas en abril de 2015 en Panamá.

Victoria en La Habana

El presidente Barack Obama, en un acto vergonzoso de apaciguamiento al régimen dictatorial y opresor del sanguinario Raúl Castro, decidió restablecer la embajada estadounidense en La Habana, sin recibir ninguna concesión del dictador cubano. Anteriormente Obama cedió a la presión del tirano Raúl Castro y borró al régimen de Cuba de la lista de naciones que apoyan al terrorismo. El presidente cometió un grave error al decir que el régimen cubano no ha apoyado el terrorismo internacional por los últimos seis meses y que debe prometer a los Estados Unidos que nunca apoyará actos terroristas en el futuro. El presidente mintió una vez más a la nación. ¡Tristemente el Congreso dominado por los republicanos no hizo una protesta enérgica por este acto vergonzoso, lo cual demuestra su extraña debilidad ante el tirano marxista y musulmán radical oculto que ocupa la Casa Blanca!

El régimen comunista de Cuba lleva más de 56 años apoyando el terrorismo internacional y hoy en día continúa haciendo lo mismo. Cuba está actualmente brindándoles santuario a terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN), y al grupo español vasco separatista ETA. El presidente Obama y el Departamento de Estado están ignorando el hecho de que la FARC, ELN, y la ETA son considerados a través del mundo como organizaciones terroristas.

Cuba, Irán, y Venezuela son aliados estratégicos que apoyan el terrorismo en el Medio Oriente. El régimen dictatorial cubano, a través de su aliado estratégico de Venezuela, continúa proveyendo inteligencia y dinero a Hezbollah, la milicia de Irán en el Líbano. El régimen opresor de Venezuela, con el apoyo de Cuba, trabaja de cerca con los carteles de drogas de Colombia para introducir toneladas de drogas a los Estados Unidos y a través del mundo, algo que se ha hecho durante muchos años.

Oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas de Cuba trabajan de cerca con los narcos militares venezolanos y con las guerrillas de la FARC que introducen drogas en los Estados Unidos y en muchos países. El general cubano Leonardo Ramón Andollo, jefe de operaciones militares de las Fuerzas Armadas de Cuba, ha visitado Venezuela en numerosas ocasiones y trabaja con los generales venezolanos que participan en el narcotráfico.

Tres militares cubanos fueron encausados por una corte estadounidense Federal por asesinato desde el 2003. El entonces jefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria de Cuba, General Rubén Martínez Puente, y dos pilotos de aviones MiG, Lorenzo Alberto Pérez-Pérez y Francisco Pérez-Pérez participaron en el derribo de dos aviones pequeños civiles en aguas internacionales de la organización Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996. Cuatro pilotos norteamericanos de origen cubano fueron cruelmente asesinados y esos crímenes han quedado impunes. Uno de los tres espías cubanos, Gerardo Hernández, fue condenado a dos cadenas perpetuas por su participación en este asesinato de cuatro pilotos estadounidenses. Hernández y los otros dos espías fueron liberados por el presidente Barack Obama en un canje vergonzoso por Alan Gross, un estadounidense que no había cometido ningún crimen.

Aún peor, Obama autorizó que se enviara la esperma congelada de Hernández, que se encontraba en una cárcel en California, a su esposa en Panamá para que concibiera un hijo. ¡La diplomacia del esperma de Obama pasará a la historia de los anales diplomáticos como uno de los actos más espantosos cometido por un presidente en toda la historia de esta nación! ¡Cómo va ser respetada nuestra nación en el mundo con una acción tan vergonzosa e infame!

Actualmente Cuba provee apoyo logístico a elementos criminales y subversivos en el Hemisferio Occidental. Cuba fue puesta en la lista de naciones que patrocinan el terrorismo en 1982 por entrenar, dar apoyo logístico y por armar a elementos subversivos en África, Asia, Europa, Medio Oriente y las Américas.

El régimen comunista de Cuba ha mentido dos veces recientemente a la comunidad internacional sobre su tráfico de armamentos. En un reporte del 2014, funcionarios de las Naciones Unidas confirmaron que Cuba trató secretamente de enviar 240 toneladas de armamento pesado, que incluían aviones MiG, al régimen comunista de Corea del Norte en un barco de esa nación.

Los cubanos habían escondido estos armamentos bajo toneladas de azúcar en el barco de Corea del Norte. Funcionarios panameños descubrieron este cargamento ilegal en un barco coreano del norte que trataba de cruzar el canal de Panamá. El presidente Ricardo Martinelli de Panamá confiscó el barco y encarceló durante varios meses al capitán y a los marineros del barco de Corea del Norte. Esta acción descarada de Cuba violó el embargo de armas a Corea del Norte declarado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El presidente Barack Obama mantuvo un vergonzoso silencio ya que estaba negociando secretamente en ese momento el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la tiranía de Cuba.

La segunda vez que Cuba mintió recientemente fue cuando un barco chino, Da Dan Xia, fue interceptado en Cartagena, Colombia llevando un cargamento ilegal de armamento destinado para las Fuerzas Armadas de Cuba. El gobierno colombiano y el estadounidense, en complicidad con la dictadura castrista, no quisieron discutir el armamento de este barco chino. ¿Cómo se puede creer al régimen sanguinario del dictador Raúl Castro que no va a continuar ayudando a países y organizaciones terroristas cuando lo ha hecho recientemente?

El presidente Obama como siempre ignora estas verdades inconvenientes. Cuba ya firmó un tratado militar y naval con Rusia donde le autorizó a esta nación establecer bases navales y militares en Cuba. Raúl Castro ha demandado al presidente Obama que le devuelva la base de Guantánamo.

El presidente lleva liberando a terroristas islámicos recientemente que se encontraban en la prisión de la base naval estadounidense en Guantánamo. Ya solo quedan 116 presos en Gitmo y Obama irresponsablemente los libera a pesar que un gran número de ellos regresan a pelear contra nuestra nación o nuestros aliados. Un abogado estadounidense procastrista ha declarado que el presidente, sin contar con el Senado, puede devolver la base naval de Guantánamo a Cuba. Por supuesto, que esto es mentira y de hacerlo unilateralmente, el presidente violaría la Constitución una vez más.

El Senado, bajo la Constitución, tiene que aprobar o abrogar cualquier tratado internacional. Sin embargo, el presidente Obama ha violado la Constitución desde que asumió poder en enero de 2009. De hacerlo el presidente, Cuba le dará esta base a Rusia que es un enemigo de los Estados Unidos y que está cometiendo agresiones contra Ucrania y amenazando otros países de Europa. Tener a Rusia en Cuba con bases navales y militares pondría la seguridad nacional de Estados Unidos en grave peligro y sería peor de lo que ocurrió durante la Crisis de los Misiles en Cuba de 1962.

Este escritor no le extrañaría en absoluto que Obama devolviera la base naval de Guantánamo a Cuba comunista ya que el presidente le ha concedido todas y cada una de las demandas hechas por el dictador sanguinario Raúl Castro. El hecho que su gobierno haya negado que no vaya a devolver Guantánamo, no significa nada ya que el gobierno de Obama siempre dijo en varias ocasiones que jamás devolverían los espías cubanos a la isla y lo hizo. Obama no tiene ninguna credibilidad ante el Congreso, el pueblo estadounidense y el mundo. Nadie pensante puede confiar en su palabra.

Cuba actualmente brinda protección y refugio a terroristas

Assata Shakur, también conocida como JoAnne Chesimard, que era miembro de las Panteras Negras y está en la lista de los 10 Peores Terroristas de la FBI por asesinar un policía en el estado de New Jersey, vive en Cuba desde hace muchos años.

El régimen de La Habana provee refugio aproximadamente a 70 criminales de los Estados Unidos y de otros países que han participado en asesinatos, secuestros de aviones y personas y robos durante varias décadas. Uno de estos criminales, Assata Shakur, también conocida como JoAnne Chesimard, que era miembro de las Panteras Negras está en la lista de los 10 Peores Terroristas de la FBI. Esta mujer asesinó a un policía del estado de New Jersey y fue encontrada culpable por una corte por asesinato en primer grado y sentenciada a cadena perpetua en 1979. El 2 de noviembre de 1979, la asesina JoAnne Chesimard se fugó de la prisión y se fue a vivir en Cuba.

Los terroristas Assata Shakur y William Morales viven felizmente en Cuba

William Morales, un terrorista portorriqueño que fue responsable por poner 140 bombas por los Estados Unidos durante las décadas de 1970 y 1980 donde seis personas murieron, también encontró refugio en Cuba. Otro terrorista que vive felizmente en Cuba, Ishmael LaBeet, es uno de los cinco hombres encontrados culpable de un asalto armado en las Islas Vírgenes dónde ocho personas fueron asesinados en 1972.

 

 

Ishmael LaBeet sentado felizmente en el malecón de La Habana.

Dos terroristas vascos, José Ángel Urtiaga y Etxarte Ubieta, reclamado por la justicia de España también han encontrado refugio en Cuba comunista. ¿Cómo es posible que el presidente Barack Obama borre a Cuba de los países que patrocinan el terrorismo cuando ofrece la tiranía refugio a tantos criminales y terroristas de todas partes del mundo? ¿Cuándo Obama ve exigir que el dictador Raúl Castro devuelva a estos asesinos a los Estados Unidos para que sean juzgados por sus crímenes?

Visita del papa Francisco a Cuba

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba dio a conocer en un comunicado que el papa Francisco visitará Cuba del 19 al 22 de septiembre de 2015. Su gira comenzará en La Habana y visitará luego la ciudad de Holguín y Santiago de Cuba. Visitará el Santuario del Cobre, situado a unos 20 km al oeste de Santiago de Cuba, donde se venera la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba.

La visita del papa Francisco a Cuba continúa la política de diálogo que la Iglesia fomenta actualmente, expresó el cardenal traidor Jaime Ortega Alamino, quien trabaja para la tiranía. El descarado Ortega lamentó recientes críticas de opositores a su persona por rechazar que existen presos políticos en la isla. Ortega señaló que la visita del papa Francisco, (quien apoya la teología de liberación), “tiene un profundo mensaje pastoral y un sentido muy específico de acentuar el espíritu de diálogo en la iglesia y fuera de la iglesia”.

Ortega dijo que “El papa elogió mucho al diálogo entre Cuba y Estados Unidos y señaló que se podrían resolver los problemas de manera muy diplomática y evitando confrontaciones y violencias”. Washington y La Habana anunciaron el 17 de diciembre de 2014 que se iniciaría un proceso de normalización diplomática y de relaciones; mientras Castro y Obama agradecieron al papa Francisco por su rol de facilitador, que desarrolló en secreto durante 18 meses a espaldas del pueblo estadounidense.

 

Recomendaciones de este escritor para el papa Francisco y el presidente Obama

La ideología comunista ha sido calificada por varios papas durante el siglo XX y en muchos documentos de la Santa Sede como “intrínsecamente perversa”, por lo tanto el Vaticano no debe ayudar a los tiranos comunistas del mundo que oprimen a sus pueblos. El papa Francisco, al ser intermediario con el fin de convencer a Obama a reanudar relaciones con Cuba que dará muchos beneficios económicos a la tiranía, ha ayudado a la continuación del comunismo en Cuba. El papa Francisco no quiere recordar los miles de crímenes cometidos por los asesinos, secuestradores y ladrones dictadores Raúl Castro y Fidel Castro.

El papa Francisco debe de rechazar su ideología marxista de la teología de liberación, ya que el comunismo crea más miseria y hambre que los países capitalistas que tienen una economía de libre mercado. El papa marxista argentino debe cesar sus críticas constantes al capitalismo y estudiar la miseria y el hambre que traen los países socialistas a sus amados pobres que tanto él defiende. ¡Es increíble que el papa Francisco haya escrito en el prólogo de su libro Los diálogos de Fidel Castro y el papa Juan Pablo II de 1998 que el socialismo cubano es lo que más se asemeja a la doctrina de la Iglesia si solo añadieran a Dios!

El presidente Obama y el papa Francisco tienen una ideología marxista y son pro musulmán.

Los hermanos Castro, que tanto admira el papa peronista, tienen en su haber la destrucción no solo de Cuba sino de varios países de America Latina. Las guerrillas entrenadas con apoyo logístico y militar en Cuba por los Castros fueron y son responsables por las muertes de cientos de miles de latinoamericanos. El papa Francisco no quiere recordar los miles de jóvenes cubanos católicos que antes de ser fusilados gritaban “¡Que Viva Cristo Rey”! La tiranía les quitaba casi toda la sangre a estos patriotas antes de ser llevados al paredón para venderla en el exterior. Aparte de ser una cruel, inhumana y sanguinaria tiranía, Cuba se ha convertido en una nación Drácula.

Al igual que predica la repartición de la riqueza a los más necesitados, el papa Francisco debe entonces demandar al visitar a Cuba que los ladrones del régimen opresor que se han robado hasta los clavos devuelvan los miles de millones al sufrido pueblo cubano. Fidel Castro posee una fortuna robada que la revista Forbes estima que es de $1,200 a $1,500 millones. Ahora  es muy importante y necesario que el papa Francisco denuncie los crímenes y violaciones a los derechos humanos y civiles en Cuba con la gran influencia que tiene con el dictador de la sufrida Isla. De no hacerlo, el papa Francisco se convertirá en cómplice de la tiranía, como lo ha hecho Obama durante su mandato.

El papa Francisco ha denunciado en muchas ocasiones el genocidio de cristianos por el mundo y sobretodo en el Medio Oriente. Olvida el pontífice que Cuba ha ayudado y continua ayudando a islamitas radicales de Hamas y Hezbolá que han asesinados a miles de cristianos.

Nada de lo que han hecho el papa Francisco y el presidente Obama está relacionado con la defensa de los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo de Cuba. Tampoco respaldan a la resistencia interna de opositores del régimen comunista, quienes nunca fueron consultados. No hay nada en esta nueva política de Obama con Cuba que apoya a los prisioneros políticos cubanos y a sus familiares.

Ni Obama ni el papa Francisco exigen que Cuba respete todos y cada uno de los derechos reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la cual Cuba es signataria. No demandan el desmantelamiento del aparato represivo de los esbirros de Seguridad del Estado, que es la policía secreta, utilizada para someter y reprimir al pueblo de Cuba. Tampoco se aboga por la pronta celebración de unas elecciones pluripartidistas generales libres y por el establecimiento de un estado de derecho que garantice la estabilidad jurídica y la democracia en la patria de Martí.

Obama declaró que reconocer a Cuba diplomáticamente y levantar el embargo traería un cambio del régimen opresor y sanguinario de la Isla. Sólo tiene que mirar a China donde las multinacionales estadounidenses construyeron fábricas y centros de investigación y el gobierno comunista de China ahora tiene más recursos para continuar oprimiendo a su pueblo. Lo mismo aplica a Vietnam. El comerciar y normalizar relaciones con regímenes totalitarios, no los lleva a convertirse en una democracia ni a dejar de oprimir a sus pueblos.

Conclusión

Es triste ayudar económicamente al régimen comunista de Cuba que ha aumentado la represión en la isla, ha violado el embargo de armas contra Corea del Norte con impunidad, ha mantenido un ejército de ocupación en Venezuela y sus esbirros han asesinado y torturado a jóvenes que protestaban pacíficamente por las ciudades de Venezuela. Es vergonzoso el silencio de Obama y del papa ante las repetidas y continuas violaciones de los derechos humanos y civiles por el régimen comunista de Cuba. Aún peor, es el silencio de Obama al acuerdo de Cuba y Venezuela con Rusia de establecer bases navales y militares tan cerca de nuestra nación lo cual pondrá nuestra seguridad nacional en grave peligro. Lejos de suavizar o quitar el embargo y normalizar relaciones con Cuba, nuestro gobierno debe imponer duras sanciones contra Cuba y Venezuela.

El 17 de diciembre de 2014, fecha en que Obama anunció la normalización de relaciones diplomáticas con la tiranía y medidas ilegales que prácticamente destruyeron el embargo, pasará a la historia como una infamia y alta traición a los cubanos dentro y fuera de la Isla que aman y luchan por la libertad de su patria.

 

 

 

 

 

 

 


Comparte este artículo: