María Corina Machado valiente líder opositora venezolana

Comparte este artículo:

La diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela, María Corina Machado, es una de las figuras más importantes de la oposición contra el chavismo. Nació esta valiente mujer el 7 de octubre, de 1967 en Caracas. Su padre Enrique Machado Zuloaga en un empresario vinculado a la empresa del acero  de la compañía Sidetur y su madre es la psicóloga Corina Parisca Pérez. En 1990 contrajo matrimonio con Ricardo Sosa hasta el 2001 y es madre de tres hijos.

María Corina Machado estudió ingeniería industrial en la Universidad Católica Andrés Bello. Posteriormente, se graduó del Programa de Líderes Mundiales en políticas públicas de la prestigiosa Universidad de Yale.

El presidente George W. Bush se reunió con Machado en la Oficina Oval el 31 de mayo de 2005 porque el presidente estadounidense ” estaba muy interesado en conocer la perspectiva de la sociedad civil en cuanto a los valores democráticos y la difusión de la democracia en Venezuela”. Hugo Chávez se enfureció al conocer de esta reunión y expresó lo siguiente: “la reunión a solas durante más de 50 minutos, pone en evidencia las profundas vinculaciones de la derecha venezolana con el gobierno estadounidense”. Otros voceros del gobierno de Hugo Chávez llamó a esa reunión “una provocación”. El Ministro del Interior y Justicia de Venezuela calificó a Machado de ser una “marioneta de la CIA”.

Machado se postuló y fue electa a la Asamblea Nacional de Venezuela, siendo la diputada con más votos en todo el país en las elecciones parlamentarias de Venezuela de 2010. Por defender sus principios fue golpeada salvajemente dentro del local de la Asamblea Nacional por diputados chavistas.

Entrevista a María Corina Machado sobre Venezuela por el periódico El País de España

En una entrevista con el periódico español El País, la Diputada Machado criticó la indiferencia internacional ante la violencia contra jóvenes que demostraban pacíficamente por las calles de diferentes ciudades de Venezuela por los esbirros del dictador Nicolás Maduro y el apoyo de los países socialistas América Latina a Maduro lo cual calificó de “inconcebible e inaceptable”. Antes de acompañar al líder más influyentes dentro de la oposición, Leopoldo López Mendoza, en la marcha que él convocó el 18 de febrero de 2014 para entregarse al Ministerio del Interior y Justicia, Machado habló por teléfono con El País.

Pregunta. ¿Cómo están los ánimos entre la oposición tras el discurso de este fin de semana del presidente Maduro?

Respuesta. Estamos más claros, más firmes, más unidos y más decididos a acompañar a nuestros jóvenes estudiantes. El de ayer fue un día extraordinario en términos de la movilización ciudadana en todo el país. Ustedes no pueden ver las imágenes porque los medios de comunicación están absolutamente sometidos a la censura y a la autocensura. Pero el día de ayer, de manera espontánea, del mediodía y hasta la noche, no solamente en toda la ciudad de Caracas, sino en todos los pueblos y zonas rurales, los venezolanos salieron pacífica, cívica y espontáneamente a expresar su apoyo a nuestros más jóvenes y se escucharon, durante toda la locución del señor Maduro, las famosas cacerolas venezolanas como señal de protesta y de repudio contra este atropello desatado por parte de este régimen y en contra su represión brutal.

Pregunta. Usted ha defendido que la calle es la única opción en Venezuela. ¿Cómo se puede ganar ahora mismo en la calle al gobierno de Maduro?

Respuesta. Planteamos que, frente a un régimen que persigue, reprime, tortura y censura, la sociedad pueda enfrentarlo con la protesta masiva cívica en la calle. Los venezolanos tienen muchos meses en la calle. El año pasado tuvimos más de 5,000 protestas. Los sectores más humildes del país protestan por razones económicas, por la precariedad de los salarios, por la escasez de los productos de primera necesidad, por la situación absolutamente horrorosa en que se encuentra la salud y, desde luego, por la inseguridad y la violencia desbordada. En los últimos días hemos visto como esa protesta reivindicativa se ha enlazado con una protesta política que tiene como sustrato esa misma denuncia reivindicativa y esa misma protesta económica y social. Lo que nosotros planteamos es que, frente a un régimen que persigue, reprime, tortura y censura, la sociedad pueda enfrentarlo con la articulación y la organización ciudadana en distintos planos de lucha y una fundamental en la protesta masiva y cívica en la calle

Pregunta. ¿Podemos estar ante la Primavera Árabe venezolana?

Respuesta. Los venezolanos en estos años hemos dado unas evidencias contundentes de nuestra vocación democrática y de nuestra disposición a luchar. Ahora estamos dando un nuevo paso en la dirección a la transición democrática. Las demostraciones del poder ciudadano y de su disposición a luchar de manera cívica y pacífica tiene al país realmente conmovido y en estos intentos del gobierno de provocar para generar violencia han generado mayor indignación entre la gente porque desenmascararon al régimen.

Pregunta. ¿En junio del año pasado, en este periódico usted denunció el silencio de las democracias latinoamericanas ante el triunfo fraudulento de Maduro y cómo Brasil o Argentina, han brindado al ejecutivo venezolano a raíz de las protestas de estos últimos días en su país?

Respuesta. Como venezolanos creemos que esto es inconcebible e inaceptable. Pensar que la Unasur se reunió de emergencia porque el avión de Evo Morales fue detenido 13 horas; pensar que por un levantamiento policial contra el presidente Correa se reunió de emergencia Unasur y que en Venezuela grupos afectos al régimen repriman, asesinen y torturen a estudiantes y que ni la Unasur, la CELAC o la OEA no hayan convocado una reunión de emergencia. Es la tradición mayor que se puede hacer a las cláusulas democráticas de estas instituciones y a la solidaridad de los pueblos de América Latina. Estamos a la espera de una voz de apoyo firme, clara inequívoca a los estudiantes y a los ciudadanos que están siendo agredidos por este gobierno y en contra de la represión dirigida dentro del Estado, en contra de la persecución política, de la censura y el bloqueo de los medios de comunicación que hoy tiene lugar en Venezuela. A quien si le alzamos nuestra voz, con seguridad de que si tendremos su apoyo, es a los latinoamericanos, a los europeos y a los ciudadanos de alrededor del mundo. Tienen que entender que en estas horas necesitamos de respaldo internacional. Estamos a la espera de una voz internacional de apoyo firme, clara e inequívoca a los estudiantes y a los ciudadanos que están siendo agredidos por este gobierno

Pregunta. Usted también ha pedido a los Estados Unidos de América más claridad respecto de Venezuela, pero hay quienes consideran que siempre que Washington ha intervenido de manera más explícita ha acabado dándole alas al chavismo. ¿Comparte esa opinión?

Respuesta. Para mi es en un chantaje que termina inhibiendo a muchas personas de buena voluntad y acaba dándoles una excusa a otros que tienen posiciones muy cómodas de ignorar lo que aquí ocurre y que, probablemente, están apostando a que el gobierno venezolano, por la fuerza o por desgaste, logre callar y hacer claudicar y someter a la población venezolana. Pues que sepan algo, no vamos a dividirnos y no nos van a callar. Nos podrán encarcelar y nos podrán neutralizar, pero vendrán otros detrás de nosotros.

Pregunta. Habla usted de que no los van a dividir pero justo en estos días se está hablando de la fractura en el seno de la oposición venezolana.

Respuesta. Nosotros somos una coalición democrática y nuestro propósito común es derrotar un régimen que ha sumido a Venezuela en la ruina, la violencia y la confrontación. Pero unida no significa unanimidad y por eso hemos hecho diversos lanzamientos estratégicos y tácticos, algo comprensible que demuestra madurez política. Ahora bien, en los últimos días, a raíz de la convocatoria de los estudiantes, todos los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática han elevado sus voces en apoyo de los estudiantes, la gran movilización del 12 de febrero tuvo el apoyo de todos los miembros de la Unidad, el propio Henrique Capriles asistió, de modo que yo quiero pedirle a todos que entendamos que esta es una obra en la que todos los miembros de la Unidad, aún teniendo diferencias, estamos confluyendo y eso lo principal que debemos transmitirle a los venezolanos y al mundo. Nos podrán encarcelar y nos podrán neutralizar, pero vendrán otros detrás de nosotros.

Pregunta. ¿Se equivoca Capriles confiando en que sólo en las urnas se puede derrotar al chavismo?

Respuesta. La respuesta del gobierno con una represión brutal al derecho de manifestación pacífica pienso que es un elemento que demuestra y convalida nuestra posición de que no es posible bajar la cabeza o ignorar la naturaleza del régimen a esta hora.

Pregunta. ¿Qué consecuencias puede tener para las movilizaciones la posible detención de López en la manifestación del martes?

Respuesta. Leopoldo no ha cometido delito alguno. Nosotros hemos acompañado las protestas de los jóvenes y hemos insistido en el carácter pacífico y cívico de ella. Quienes han empleado la violencia contra los ciudadanos son el régimen y subgrupos paramilitares criminales. Nosotros vamos a acompañar a Leopoldo a dar la cara y, pase lo que pase mañana, seguiremos junto a él. Si le hacen algo, si lo detiene, estarán deteniendo a todos los venezolanos. Si después siguen conmigo, como ya han anunciado que el próximo paso, pues detrás de mi vendrán otros y serán otros quienes continúen. Lo que debe tener claro que el mundo y el régimen cubano que es a los venezolanos no nos van a doblegar.

Pregunta. Usted ha demostrado en el pasado que no se deja amilanar por el gobierno o los diputados oficialistas. ¿A qué le tiene miedo María Corina?

Respuesta. Le tengo miedo a la indiferencia de algunos actores con enorme responsabilidad en los medios de comunicación, en los sectores intelectuales, en algunos sectores económicos y en la comunidad internacional que, subestimando la fuerza del pueblo de Venezuela y violando los valores que nos animas o traicionando esos valores, han optado por la indiferencia. A ellos les digo, que quienes creen que inhibiéndose en estos momentos son neutrales, se equivocan, porque lo que están es colaborando con un proceso de destrucción.

María Corina Machado y Leopoldo López Mendoza son grandes héroes y patriotas venezolanos. Es muy triste la indiferencia internacional ante los sucesos de Venezuela. El propio presidente Barack Obama no ha hecho ninguna declaraciones y eso es vergonzoso, de un país tan importante, como lo es Venezuela, y que está luchando en las calles por su libertad en contra de un gobierno comunista, opresor, y asesino. Los Estados Unidos de América siempre debe defender los derechos humanos, sobre todo en nuestro continente.

Triste es también la indiferencia del mundo con el pueblo cubano que ha sufrido durante más de 55 años la peor dictadura de este Hemisferio Occidental. Todas las organizaciones internacionales citadas en la entrevista por la valiente María Corina Machado han ignorado los miles de asesinatos, los miles encarcelados, y los miles de muertos de Cuba tratando de cruzar el Estrecho de la Florida hacia los Estados Unidos.

Aquí en el sur de la Florida organizaciones venezolanas y cubanas se han unido para dar su apoyo al valiente pueblo venezolano que lucha en las calles de todas las ciudades de esa nación por la libertad y por la democracia. Ejemplo para el pueblo de Cuba es que se debe hacer precisamente lo que está haciendo el pueblo venezolano al luchar por su libertad. Las protestas masivas por las calles y aún mejor una huelga nacional destruiría el comunismo en Venezuela y también el comunismo en Cuba. ¡Adelante pueblo venezolano, continúen luchando por su libertad y con certeza la consiguieran con la ayuda de Dios!

 

 

 

 

 

 


Comparte este artículo: