La ONU sabotea el proceso de paz entre israelíes y palestinos

Comparte este artículo:

 

En contra de lo que creen la Casa Blanca y la casta diplomacia internacional, la resolución antiisraelí del pasado viernes reduce las oportunidades para un acuerdo definitivo. El exembajador israelí en EEUU Michael Oren cree que las consecuencias nefastas de esta decisión alcanzan también a los propios palestinos y al resto de Oriente Medio.

La resolución ya ha fortalecido a los que rechazan en Israel la fórmula de los dos Estados y piden la anexión formal de la mayor parte de la Margen Occidental. El razonamiento es el siguiente: “Si la ONU ya nos tacha de criminales por asentarnos simplemente en esos territorios, ¿por qué no deberíamos seguir adelante y anexionarlos?”.

Sin embargo, irónica y trágicamente, la resolución también daña a los palestinos. Desde hace ocho años, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, ha rechazado la oferta del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, de iniciar conversaciones directas inmediatamente y sin condiciones previas. Pero si América y la ONU ya atacan juntos a Israel, ¿qué incentivos van a tener los palestinos para negociar?

La resolución también perjudica a Oriente Medio. Un Israel fuerte es virtualmente todo lo que se interpone entre los Estados árabes suníes y el yihadismo radical de Irán y el ISIS. La votación del Consejo de Seguridad reforzará indudablemente a esos radicales y los envalentonará para que sigan atacando no solo al Estado judío, también a sus vecinos árabes.


Comparte este artículo: