La fragilidad de Joe Biden

Comparte este artículo:

Joe Biden.

El bienestar de Biden bien podría ser el menor de los problemas del Partido Demócrata.

Otro día, otro indicio de la fragilidad de Joe Biden. Aunque caerse de la bicicleta mientras está parado puede no parecer el mayor problema, proporciona más peso a las montañas de evidencia de que el actual presidente no es ni mental ni físicamente apto para el cargo que ocupa.

Este no es un llamado o sugerencia para invocar la Enmienda 25. A pesar de todo, Biden sigue siendo una alternativa preferible a su vicepresidente Kamala Harris, quien inevitablemente buscaría llevar su propia marca particularmente perniciosa de dogma progresista de extrema izquierda a la oficina más poderosa del país. Sin embargo, es un claro recordatorio de su vulnerabilidad política.

A medida que la inflación y la crisis del costo de vida continúan afectando su mandato, los índices de aprobación de Biden están alcanzando mínimos históricos. Sin embargo, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, afirmó recientemente la intención de Biden de postularse nuevamente en 2024; un movimiento que probablemente cause alarma entre los estrategas demócratas que temen que la escritura ya esté en la pared.

La situación que enfrentan Biden y su partido se destacó esta semana luego de la victoria de Mayra Flores del Partido Republicano en las elecciones especiales para el Distrito 34 del Congreso de Texas. Además de convertirse en la primera americana nacida en México en servir en el Congreso, Flores también ganó un escaño que durante mucho tiempo ha sido visto como un bastión azul.

Todos los indicios actuales apuntan a una eliminación demócrata en noviembre. Si esto llegara a suceder, el bienestar de Biden bien podría ser el menor de los problemas del partido.

Ben Kew – El American


Comparte este artículo: