Gobierno de Biden declara la viruela del mono como una “emergencia de salud pública” en EE.UU.

Comparte este artículo:

El secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Xavier Becerra, pronuncia un discurso durante la primera reunión del grupo de trabajo interinstitucional sobre el acceso a la atención sanitaria reproductiva en la Sala del Tratado Indio del Edificio de Oficinas Ejecutivas Eisenhower, junto a la Casa Blanca, en Washington, DC, el 3 de agosto de 2022. (MANDEL NGAN/AFP vía Getty Images)

El gobierno de Biden declaró el jueves una emergencia de salud pública por la viruela del mono en un intento de desbloquear fondos y más poderes para hacer frente al virus, que según las autoridades se está propagando principalmente entre los hombres homosexuales.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Beccera, emitió la declaración, diciendo en una conferencia telefónica con periodistas el jueves que la medida permitirá una distribución más rápida de la vacuna contra la viruela del mono. Becerra estuvo acompañado por la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Rochelle Walensky, y el comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos, Robert Califf, en la llamada.

“Voy a declarar una emergencia de salud pública por la viruela del mono … estamos [llevando] nuestra respuesta al siguiente nivel”, dijo Becerra, añadiendo que los estadounidenses deben tomar “la viruela del mono en serio”.

Walensky dijo que la declaración de salud pública proporcionará más “acceso a los recursos” y “permitirá el despliegue de personal para el brote” en algunas localidades. La emergencia también “aumentará la concienciación” y fomentará la realización de pruebas de detección, añadió.

En Estados Unidos, según Walensky, hay “entre 1.6 y 1.7 millones” de personas que corren el “mayor riesgo” de contraer la viruela del mono. Reiteró que los hombres homosexuales, en concreto los seropositivos, parecen tener la mayor probabilidad.

Esto se produce después de que las autoridades de Nueva York, Illinois, California, algunas ciudades y la Organización Mundial de la Salud declararan las respectivas emergencias por la viruela del mono. El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anuló a un comité consultivo de expertos para hacer la declaración el 24 de julio, mientras la agencia de la ONU confirmaba que el virus está en unos 70 países fuera de África.

Junto con Tedros, los responsables de varios organismos sanitarios federales, estatales y locales han dicho que la gran mayoría de los casos se dan entre varones homosexuales. Sin embargo, han dicho que el virus se está extendiendo entre otros grupos, incluidos los niños.

A principios de esta semana, la Casa Blanca nombró a Robert J. Fenton Jr., funcionario de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), como coordinador de la respuesta a la viruela del mono. Esa medida repite otra realizada a principios de 2020 para nombrar un coordinador de respuesta al COVID-19, siendo el primero el ex vicepresidente Mike Pence.

Lo que significa

Becerra dijo que la declaración del jueves se hizo porque ha habido un aumento de alrededor de 1500 nuevos casos de viruela del mono en todo Estados Unidos en la última semana aproximadamente.

Según los datos de los CDC, se han registrado más de 6600 casos de viruela del mono en todo el país, aunque no se ha registrado ninguna muerte hasta ahora. Solo se ha informado de un puñado de muertes por el virus fuera de Estados Unidos.

Anteriormente esta semana, los condados de Los Ángeles y San Diego, así como la ciudad de Nueva York, se convirtieron en las últimas municipalidades en declarar emergencias sanitarias locales por el virus.

Pero el gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que se resistirá a declarar una emergencia para la viruela del mono, afirmando que tales políticas —como los mandatos y cierres en torno al COVID-19— están diseñadas para crear un clima de miedo. No está claro si otros gobernadores republicanos seguirán su ejemplo.

“Estoy harto de que los políticos —y lo hemos visto con el COVID— intenten sembrar el miedo en la población”, dijo DeSantis durante una conferencia de prensa el miércoles. “No estamos haciendo miedo”, añadió.

“Si ven que algunos de estos estados declaran estados de emergencia, van a abusar de esos poderes para restringir su libertad”, dijo DeSantis sobre las nuevas normas en torno a la viruela del mono. “Les garantizo que eso es lo que ocurrirá”.

El virus puede causar fiebre, dolores corporales, escalofríos, fatiga y protuberancias similares a granos en muchas partes del cuerpo. En Estados Unidos se confirmó el primer caso del virus de la viruela del mono el 18 de mayo y ahora hay más de 5800 infecciones confirmadas.

Los científicos afirman que no será necesaria la vacunación masiva contra la viruela del mono, y que el uso selectivo de las dosis disponibles, junto con otras medidas, podría ser suficiente para acabar con la epidemia en expansión, que ha sido designada recientemente por la Organización Mundial de la Salud como una emergencia sanitaria mundial.

Con información de The Associated Press.

Jack Phillips – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: