Fauci culpa a la “división” por confusión de políticas para COVID-19 y admite medidas “draconianas”

Comparte este artículo:

El Dr. Anthony Fauci, director de los Institutos Nacionales de Alergias y Enfermedades Infecciosas, testifica durante una audiencia en el Senado en Washington, el 14 de septiembre de 2022. (Drew Angerer/Getty Images)

El Dr. Anthony Fauci desestimó los cierres durante la pandemia de COVID-19 como daños colaterales mientras hablaba en un evento el miércoles.

El principal asesor médico del presidente culpó a la “división de la sociedad” y a personas de las redes sociales por crear una “confusión comprensible” sobre su guía durante la pandemia. Fauci continuó justificando los duros mandatos contra COVID-19 impuestos por el gobierno federal bajo su guía, incluidos los cierres, la vacunación y el uso obligatorio de mascarillas, afirmando que los hospitales estaban siendo “invadidos” por lo que se vio obligado a tomar medidas “draconianas”.

“A veces, cuando uno hace cosas draconianas, esto tiene consecuencias negativas colaterales. Al igual que cuando uno cierra las cosas, aunque sea temporalmente, tiene consecuencias perjudiciales para la economía, para los escolares. Usted sabe eso”, dijo Fauci en The Atlantic Festival.

En mayo de 2020, el senador Rand Paul (R-Ky.) criticó a Fauci por la política federal de mantener las escuelas cerradas y privar a los niños de la educación en persona, a pesar de los datos que mostraban que COVID-19 no fue masivamente fatal, particularmente entre los niños. Fauci continuó insistiendo en que las escuelas debían permanecer cerradas.

Las calificaciones de los estudiantes sufrieron mucho durante la pandemia. Un estudio de la Universidad de Virginia encontró que el 34.9 % de los estudiantes en el estado cayó por debajo del punto de referencia de lectura en el otoño de 2021, frente al 30.8 % en el otoño de 2020 durante el apogeo de la pandemia, y el 21.3 % en el otoño de 2019.

Otra investigación, realizada por la firma de planes de estudio y evaluación Amplify, encontró que los estudiantes desde el jardín infantil hasta el grado 5 estuvieron peor en alfabetización a mediados de 2021-2022 que a mediados de 2019-2020, antes de la pandemia.

Mandatos escolares de COVID-19

La administración de Biden todavía intenta imponer órdenes de COVID-19 en las escuelas, mientras que el Partido Republicano desafía tales políticas.

Por ejemplo, Head Start es un programa de subvención federal destinado a ayudar a los niños de familias de bajos ingresos a prepararse para la escuela. En noviembre del año pasado, la administración de Biden emitió una regla que establece que cualquier niño mayor de dos años que esté inscrito en Head Start debe usar mascarillas en los interiores.

La fiscal general republicana de Florida, Ashley Moody, presentó una demanda contra la regla y logró que la corte emitiera una medida cautelar preliminar contra el mandato. La administración Biden continúa luchando para revocar la medida cautelar.

Recientemente, los senadores Ted Cruz (R-Texas) y Marsha Blackburn (R-Tenn.) presentaron un proyecto de ley diseñado para proteger a los niños que asisten a las escuelas públicas de Washington D.C. de las órdenes de vacunación contra COVID-19. La legislatura busca bloquear un proyecto de ley del año 2021 que enumera las vacunas contra COVID-19 como un requisito para los niños.

Cruz señaló a través de una declaración que las órdenes de vacunación serán “particularmente dañinas” para los estudiantes negros, quienes tienen una menor tasa de vacunación.

“Las escuelas públicas están discriminando descaradamente a los estudiantes negros en la capital de nuestra nación. La tasa de vacunación para los estudiantes negros entre las edades de 12 y 15 años en Washington D.C. es del 60 por ciento —mucho más bajo que el promedio de la ciudad”, dijo Cruz. Fuente: The Epoch Times en español

 


Comparte este artículo: