Experto dice que inteligencia de EE.UU. “no pudo hablar con sinceridad” sobre el origen del COVID-19

Comparte este artículo:

Frank Gaffney, vicepresidente del comité y presidente del Centro de Políticas de Seguridad, habla en el lanzamiento del “Comité sobre el Peligro Presente: China”, en la Asociación de Oficiales de Reserva, en Washington, el 25 de marzo de 2019. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

La comunidad de inteligencia (CI) bajo la administración Biden no les dijo la verdad a los estadounidenses en relación con el origen del COVID-19, según Frank Gaffney, presidente ejecutivo del Centro para las Políticas de Seguridad.

La CI publicó su informe (pdf) sobre los orígenes del coronavirus chino en septiembre de 2021. La investigación se realizó por una orden del presidente Joe Biden en mayo de 2021.

“Juzgamos que el virus no se desarrolló como un arma biológica”, decía el informe. Los funcionarios chinos, según la IC, no tenían “conocimiento previo del virus” antes de que surgiera el brote inicial de COVID-19.

Sin embargo, según Gaffney, los hallazgos en su libro reciente apuntan a diferentes revelaciones.

“Es una especie de acusación a los prejuicios de esta administración, que no pudo hablar con la verdad sobre la evidencia, como lo hicimos nosotros”, le dijo al programa “China in Focus” de NTD, un medio de comunicación asociado a The Epoch Times.

Gaffney explicó lo que se informó en el libro del que es coautor, titulado “El PCCh está en guerra con Estados Unidos”.

“Sin embargo, hay mucha evidencia circunstancial de que [el virus] provino del Instituto de virología de Wuhan, un laboratorio de guerra biológica que en realidad se supone que el Partido Comunista Chino no tiene”, dijo.

“Sin embargo, sabemos que este virus salió de ese laboratorio, ya sea por accidente o por diseño, el Partido Comunista Chino lo desató deliberada, consciente y de forma asesina en el resto del mundo, incluido nuestro propio país”, agregó.

Gaffney subrayó que su libro se basa en material de código abierto.

“Simplemente nos tomamos el tiempo y pusimos la energía en evaluarlo realmente y llegamos a conclusiones a las que la comunidad de inteligencia podría haber llegado con la misma facilidad, si no más”, señaló.

Herramienta educativa

Gaffney señaló además el resumen del libro, que describió como una “presentación de 35 minutos de lo que es el Partido Comunista Chino, lo que le ha estado haciendo a su propio pueblo de forma horrible, no sólo a los uigures… a los practicantes de Falun Gong… a los católicos y a otros cristianos, sino a la población de China en general durante décadas, a la gente que ama la libertad, a la gente que no quiere vivir bajo el comunismo, a la gente, en definitiva, como nosotros”.

Según Gaffney, el material puede ser una herramienta educativa, especialmente para los candidatos en las elecciones intermedias.

“Porque… todos esos niveles de nuestro gobierno están siendo atacados por el PCCh”, señaló.

“Podemos usarlo como un medio para lograr que los candidatos se comprometan a hacer algo al respecto”, agregó.

El mandato de Ronald Reagan

Gaffney recordó el mandato que el expresidente Ronald Reagan impulsó en 1980 para pedirle a los estadounidenses que “hicieran retroceder y derrotaran la amenaza comunista totalitaria de entonces, lo que él llamaba una amenaza existencial para la libertad”.

En opinión de Gaffney, Estados Unidos ahora está lidiando con el Partido Comunista Chino (PCCh), una amenaza mucho más peligrosa que la Unión Soviética en su apogeo.

Por lo tanto, el país necesita “un mandato similar, otorgado a los funcionarios electos para que tomen medidas dirigidas a contrarrestar el retroceso y derrotar al Partido Comunista Chino, porque está en guerra con nosotros”.

Señaló que el régimen chino ha “inducido a los codiciosos líderes empresariales y del sector financiero estadounidenses o a nuestra clase política u otros, a participar en la construcción del poder del PCCh.

“Y ciertamente están diciendo: ‘Oye, espera, ya sabes, no queremos desconectarnos. No queremos desvincularnos. Esto es algo realmente bueno. Lo estamos haciendo muy bien’. Bueno, personalmente pueden estarlo, pero nuestro país está en peligro, al igual que el resto del mundo”, dijo.

“Así que creo que les diría a las personas que aplican ese argumento: O están con nosotros y defienden la libertad, o están con los enemigos de la libertad. Tienes que elegir. Y este es el momento de tomar esa decisión”, agregó.

Hannah Ng y Tiffany Meier – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: