El sexto discurso del Estado de la Unión del presidente Obama y su política hacia Cuba

Comparte este artículo:

El Nuevo Herald publicó un artículo titulado “Obama pide levantar el embargo contra Cuba” que fue publicado el 21 de enero de 2015. El 20 de enero de 2015 el presidente Barack Obama le pidió al Congreso durante su sexto discurso del Estado de la Unión que levantara el embargo contra Cuba. El 17 de diciembre de 2014 Obama hizo una orden ejecutiva ilegal donde anunció su intención de reanudar relaciones diplomáticas con el gobierno de la Isla esclavizada. Después Obama ordenó unilateralmente unas series de regulaciones que destruyeron gran parte del embargo comercial contra Cuba en violación de la Ley Helms Burton y la cláusula de separación de poderes de la Constitución.

En su discurso del Estado de la Unión el presidente expresó lo siguiente: “Cuando lo que uno hace no ha funcionado por 50 años, es tiempo de hacer algo nuevo. Este año, el Congreso debería iniciar los trabajos para poner fin al embargo”. Obama señaló que el cambio de política hacia Cuba que ha impulsado su administración “tiene el potencial de poner fin a un legado de desconfianza en nuestro hemisferio y elimina una excusa falsa para restricciones en Cuba, promueve valores democráticos y ofrece una mano de amistad al pueblo cubano”. ¿Cuáles son esos valores democráticos que la nueva política de Obama hacia Cuba va a promover?

El presidente Obama conoce perfectamente que al ayudar económicamente al régimen sanguinario de Raúl Castro, sin pedir ni una sola concesión ni respeto a los derechos humanos, no traerá la democracia o la libertad en Cuba. Todo lo contrario, las medidas de Obama tendrán como resultado el fortalecimiento económico de ese régimen despótico de más de 56 años. Durante los años de esta tiranía los hermanos Castros han fusilado y asesinado a unos 14,000 cubanos, encarcelado a más de 300,000 otros, y por su culpa alrededor de 80,000 han perecido ahogados o devorados por los tiburones tratando de alcanzar los Estados Unidos a través del peligroso estrecho de la Florida.

Los Estados Unidos ha invertido billones de dólares en fábricas en China y establecido centros de investigación (research and development centers) durante muchos años. El resultado ha sido fortalecer a China de una manera tal que esa nación se ha armado hasta los dientes y está en guerra cibernética y guerra de divisas contra nuestra nación. China sigue siendo un enemigo de los Estados Unidos y ha robado nuestros secretos militares e industriales con impunidad. China y Rusia quieren destruir el dólar como moneda internacional y de lograrlo destruirían la economía de nuestra nación. El haber invertido y comerciado con China, al igual que con Vietnam, no ha traído ni libertad ni democracia para esos regímenes autoritarios. Ambos países continúan siendo países totalitarios que oprimen a sus pueblos.

Lo que ha hecho Obama es tratar de convertir a Cuba en la China del Caribe. Obama quiere que corporaciones estadounidenses, al igual que la élite globalista de multimillonarios y banqueros nacionales e internacionales que pertenece al Consejo de Relaciones Exteriores, el Grupo Bilderberg, y la Comisión Trilateral, inviertan en Cuba para así usar la mano barata de obreros cubanos que ganan de $20 a $30 al mes, sin sindicatos que los proteja y con un régimen totalitario que los oprime para aumentar las ganancias de estas corporaciones. Ni a Obama, ni a la élite que aspira a establecer un gobierno mundial a través de las Naciones Unidas, pero controlado por ellos, les interesa que la opresora dictadura militar de Cuba afloje la represión, aunque ellos digan que ese es su objetivo. Fortalecer a regímenes totalitarios y opresores con inversiones y con intercambio comercial jamás ha traído democracia ni libertad para los pueblos de esas naciones.

Con los millones de turistas que Obama le quiere enviar a Cuba enriquecerá a los dueños de esos hoteles y otros negocios relacionados con el turismo, los cuales pertenecen a los militares que desgobiernan a Cuba. Obama ayudará a que la máquina represora de Cuba sea aún más fuerte de lo que ya es. Raúl Castro ha expresado una y otra vez que nada cambiará en Cuba y que el comunismo durará más de 500 años. Obama ha cometido traición contra el pueblo de Cuba y contra los cubanos en los Estados Unidos que quieren la libertad y establecer un gobierno libre, soberano y democrático en la patria de José Martí.

El resto del discurso de Obama ante el Congreso

El presidente Obama se dirigió a un Congreso totalmente controlado por los republicanos por primera vez desde que asumió la presidencia hace seis años. En las elecciones de término medio de noviembre de 2014, el presidente Obama y su Partido Demócrata sufrieron una aplastante derrota. El presidente había dicho ante de las elecciones de término medio que todas sus posiciones, propuestas y medidas sobre política doméstica e internacional estarían en la boleta (My policies are on the ballot, every single one).

Las elecciones demostraron claramente que cada una de sus medidas de política nacional y extranjera fue rechazada decisivamente por el pueblo estadounidense. Desde enero de 2015 el Congreso tiene más de 83 legisladores del Partido Republicano que el Congreso de hace dos años. Esta situación no había ocurrido desde la década de 1940. Desde 1928 no se habían elegido tantos republicanos a las legislaturas de los estados. Tienen ahora los republicanos una amplia mayoría en la Cámara de Representantes y cuentan con 54 senadores en la Cámara alta del Congreso.

Lo interesante del discurso del presidente es que habló con tono arrogante y triunfalista como si él y su partido hubieran ganado en las elecciones de noviembre de 2014. Obama no quiso recordar sus declaraciones con respecto a cada una de sus posiciones y propuestas que estaban en la boleta, aunque él no se estuviera postulando. Hace dos años, después de su reelección, le dijo a los republicanos que las elecciones tenían consecuencias cuando ellos sugirieron ciertas propuestas que él descartó (elections have consequences). El presidente dijo que quería trabajar compatiblemente con el Congreso. Sin embargo, su discurso fue desafiante y amenazó usar el veto frecuentemente. Un presidente no puede trabajar con el Congreso efectivamente si está amenazando con vetar leyes, inclusive algunas que tienen apoyo bipartidista como el oleoducto de Keystone.

Obama exigió que el Congreso aprobara más impuestos y más gastos a pesar que el pueblo rechazó estas propuestas en las elecciones de noviembre de 2014. Obama mencionó que él ya no participará en más campañas políticas, lo cual fue recibido con aplausos y risas.

Entre las grandes mentiras que dijo el presidente fue que él era el responsable por el aumento de la producción de petróleo en los Estados Unidos cuando el mandatario y sus seguidores han hecho todo lo posible por detenerla. Su agencia del gobierno de Protección del Medio Ambiente (Environmental Protection Agency – EPA) ha hecho todo lo posible para hostigar a las compañías de petróleo y gas. Un alto funcionario de esta agencia declaró que el EPA trataba a las compañías de gas y petróleo como lo hacían los romanos en la antigüedad. Cuando los romanos capturaban una ciudad, lo primero que hacían era encontrar a cinco personas inocentes y crucificarlas. De esa manera amenazaban al pueblo y lo obligaban a aceptar su condición de esclavos. Por supuesto, estas declaraciones fueron explosivas y ese funcionario que dijo la verdad tuvo que renunciar a su cargo.

Fue la industria privada de petróleo y gas con sus nuevas técnicas llamadas “fracking” la que fue responsable por el aumento de la producción de energía. Obama no tuvo que ver nada con esto. Todo lo contrario, Obama no ha permitido que se busque petróleo en las aguas de Alaska. Muy pocos permisos han sido otorgados para que se busque petróleo en la inmensa cantidad de tierra que tiene el gobierno Federal por todos los Estados Unidos. A pesar de que existe apoyo bipartidista para aprobar la construcción del oleoducto de Keystone, Obama dijo que no lo quería y vetaría ese proyecto de ley.

El Presidente Obama se jactó al decir que había derrotado a Vladimir Putin, pero hay un gran problema y es que Rusia anexó Crimea y continuará atacando la parte este de Ucrania en una nueva ofensiva militar. Putin ha lanzado una nueva invasión militar contra Ucrania y ha dado toneladas de armamento a pro-rusos rebeldes. Rusia tiene más de 9,000 soldados dentro de Ucrania. El dictador ruso quiere ahora capturar el puerto estratégico de Mariupol para así unir el territorio ruso a Crimea. La agresión rusa y la ayuda militar a los rebeldes pro-rusos han causado 5,100 muertes y cientos de miles de heridos en Ucrania. ¿Cuál es la victoria sobre Putin de la que habla Obama? El dictador ruso, a pesar que el precio del petróleo está alrededor de $45 el barril y Rusia ha entrado en una severa recesión económica y el rublo se ha depreciado enormemente, continúa cometiendo agresiones contra el gobierno democrático de Ucrania. Obama no ha podido frenar a Putin.

Obama dijo otra mentira al decir que “hemos parado el progreso del programa nuclear de Irán y reducido su material nuclear”. Ha sido todo lo contrario. Existe un gran apoyo bipartidista en el Congreso para imponer severas sanciones económicas a Irán, el cual continúa negociando eternamente con Obama pero al mismo tiempo refinando más y más uranio. El presidente dijo que si el Congreso aprobaba sanciones contra Irán él vetaría tal proyecto de ley. El senador demócrata Robert Menéndez de New Jersey declaró que “mientras más la administración habla sobre Irán, me luce que esa conversación viene de ese país.” El periódico Washington Post expresó que las declaraciones del presidente de que él había “detenido el progreso del programa nuclear de Irán” eran falsas y le dio tres “Pinochos” por mentiroso.

El presidente fue criticado por no usar el término “terrorismo islámico”. Es muy importante definir al enemigo y explicar el peligro que afronta nuestra nación con este tipo de terrorismo. Al no usar la terminología de terrorismo o extremismo islámico, el presidente no explica claramente quiénes son nuestros enemigos. También extraño es que Obama no mencionara una palabra sobre al-Qaeda. Obama dijo, refiriéndose al terrorismo, que ya “habíamos pasado la página” y “que la crisis ya había terminado”, aludiendo así a que el peligro del terrorismo islámico hubiera terminado. Este grupo terrorista de al-Qaeda es cada vez está más fuerte y se está expandiendo por el mundo rápidamente. Esto es una ilusión y un fallo del presidente el no explicar claramente a nación el gran peligro que al-Qaeda y los otros grupos terrorista, tales como el Estado Islámico, representan para nuestra seguridad nacional.

Increíblemente el vocero del presidente ha dicho que los Talibanes no son terroristas, sino unos insurrectos armados. ¿Por qué esta mentira? Para proteger a Obama que cambió al sargento desertor por cinco peligrosos altos oficiales Talibanes presos en la base naval de Guantánamo, a pesar que la política americana es que no negocian con terroristas.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, Republicano de Ohio, invitó al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, a que hablara al Congreso el 3 de marzo de 2015 sobre la gran amenaza que representa Irán a la seguridad nacional. Boehner no consultó con el presidente Obama, quien después declaró que él no se reuniría con el primer ministro israelí. Muchos demócratas y republicanos en el Congreso piensan que el presidente ha sido muy débil en sus negociaciones con Irán y que se debe pasar severas sanciones contra esta nación.

La Casa Blanca ha criticado la decisión del presidente de la Cámara de Representantes pero el presidente olvida que el Congreso es una rama del gobierno. Esta rama tiene igual potestad que la rama ejecutiva de acuerdo con la Constitución y tiene el derecho de invitar a quien quiera para que hable a los congresistas.

John Boehner declaró lo siguiente: “Él espera que nosotros no hagamos nada mientras él hace un mal trato con Irán. ¡Dos palabras: Diablos no!.. No vamos a hacer tal cosa.” (He expects us to stand idly by and do nothing while he cuts a bad deal with Iran. Two words: ‘Hell no!’ … We’re going to do no such thing.”).

Obama ignoró el sentimiento del pueblo estadounidense en su discurso y demostró que no tiene el menor deseo de cooperar con el Congreso controlado por los republicanos. Las propuestas que presentó sugieren que no tiene planes de modificar su propia agenda socialista para acomodarla a las prioridades republicanas. Obama subió los impuestos de las ganancias de capital (capital gain) de 15% a 23.8% y la tasa de impuesto mayor de 35% a 39.6%. Estas medidas han afectado a millones de personas en un momento en el que hace falta mayor inversión y un gobierno más pequeño y con menos gastos.

El presidente propuso mayores impuestos para los estadounidenses más ricos con el fin de usar esos ingresos para pagar créditos fiscales para la clase media, hacer gratuito el acceso al “community college”, establecer centros para cuidado de niños, dar créditos y sufragar otros gastos que aumentaría aún más el tamaño del gobierno. Este discurso presidencial fue demagogo y populista. Obama sabe perfectamente que el Congreso republicano no aprobaría más gastos e impuestos. Es increíble que Obama propusiera aumentar $320 billones en nuevos impuestos y gastar $235 billones en nuevos programas. Al día siguiente del discurso, Obama comenzó una gira por la nación para promover más impuestos y más gastos, lo cual el pueblo estadounidense rechazó masivamente en las elecciones parciales de noviembre de 2014.

Obama mintió descaradamente al decirle al Congreso que él había reducido la deuda nacional. Ha hecho todo lo contrario. En sus seis años de mandato ha endeudado el país con $8 trillones adicionales. Cuando llegó al poder la deuda nacional era de $10 trillones. Cuando termine su mandato habrá endeudado el país más que todos los presidentes anteriores. De hecho doblará la deuda nacional.

Injustamente le ha pasado a nuestros hijos, nietos y futuras generaciones una enorme deuda. No ha querido reformar los programas sociales, como el Social Security, Medicare, Medicaid y Obamacare, los cuales son insostenibles a corto plazo. Cuando se incluye la deuda federal, los gastos de programas sociales y las deudas de los 50 estados, ciudades y condados, la verdadera deuda de la nación se estima que es más de $150 trillones. Los Estados Unidos está tan endeudado como los países europeos. Obama ha puesto el país al borde de la quiebra.

Obviamente, el Congreso controlado por los republicanos no va a apoyar más impuestos ni más gastos y rechazará todas sus propuestas económicas. Igualmente, el Congreso no va a levantar lo que queda del embargo comercial contra Cuba. El Senado no va a aprobar la construcción de la nueva embajada en La Habana ni el nombramiento de un embajador estadounidense para la Isla esclavizada. Quizás el presidente está preparando un discurso para las elecciones presidenciales de 2016. Tal vez Obama espera que un candidato tan radical como él, como por ejemplo la senadora Elizabeth Warren, sea el candidato de su partido. De todos es conocido el hecho que el Obama detesta a Hillary Clinton y al ex presidente Bill Clinton.

El mandatario dijo que “ha sido, y sigue siendo, un tiempo duro para muchos. Pero esta noche hemos pasado la página”. Habló de la mejora de la economía citando cifras ficticias, como por ejemplo la cifra de desempleo que de acuerdo con su gobierno es de 5.6%. En realidad se estimada que la cifra del paro es de alrededor 17%, ya que el gobierno no incluye en la cifra a millones de desempleados que consideran que ya no buscan empleo. Tampoco incluyen a los varios millones de personas jóvenes que se han declarado enfermos con dudosas cartas de médicos.

Hay menos personas en la fuerza laboral que en la década de 1970, a pesar del gran incremento de la población. El gobierno cuenta a personas que trabajan a tiempo parcial, a pesar que la mayoría de estas personas quieren un empleo a tiempo completo. El nivel de pobreza se ha incrementado en los últimos seis años y casi 50 millones reciben sellos de alimentos y otras ayudas del gobierno. Casi la mitad de la nación no paga impuestos federales.

Cada vez más son los que reciben ayuda financiera del gobierno y menos los que trabajan y pagan impuestos. Obama les echa la culpa a los republicanos por el hecho de que hay muchos pobres y los ricos cada vez están más ricos (income inequality). Obama no querer reconocer que su errónea política económica y anti-negocios es precisamente lo que ha aumentado el desempleo y desequilibrio en el sueldo de las clases sociales de la nación.

Obama pidió al Congreso poderes adicionales para utilizar la fuerza militar contra el Estado Islámico. El presidente expresó lo siguiente: “Esta noche llamo a este Congreso a que muestre al mundo que estamos unidos en esta misión, aprobando una resolución que autorice el uso de la fuerza contra el Estado Islámico. Estos esfuerzos tomarán tiempo. Van a requerir concentración. Pero tendremos éxito”.

Por supuesto, Obama no mencionó que fue él quien ordenó toneladas de armamentos de Libia a Turquía y después a Siria. La gran mayoría de estas armas cayeron en las manos del Estado Islámico y del Frente al Nusra, afiliada al-Qaeda, y muy pocas llegaron al Ejército Libre de Siria, supuestamente moderado. Esto fue un acto de suma traición ya que se hizo en secreto y a espaldas del Congreso y del pueblo de los Estados Unidos. El presidente Obama debe ser encausado por la Cámara de Representantes por traidor a la patria con un unos artículos de Impeachment. Inclusive parte de este armamento terminó en manos de la Hermandad Musulmana de Hamas en Gaza. El primer ministro israelí presentó una queja al gobierno de Barack Obama por esta peligrosa y vergonzosa situación.

OBAMA DISCURSO

El presidente Barack Obama durante su sexto discurso sobre el Estado de la Unión.

 

Como explicamos con anterioridad, Obama no mencionó a al-Qaida, el grupo terrorista que cada día está más fuerte. No habló de Yemen, cuando solo tres meses antes había dicho que este país representaba un éxito en su política exterior de contraterrorismo, el cual ahora es un grupo terrorista islámico afiliado a Irán y que derrocó al presidente pro-americano de esa nación. Al-Qaida en la Península Arábica, el cual controla otro gran territorio en Yemen, también representa una gran amenaza para la seguridad nacional del país y de nuestros aliados. Los dos hermanos terroristas que atacaron a caricaturistas del periódico satírico de París fueron entrenados en Yemen.

Los republicanos prometieron trabajar con Obama para reformar el código de los impuestos con el fin de hacerlo más justo y menos complicado, siempre y cuando los cambios no subieran los impuestos. También en su respuesta al discurso presidencial, declararon que se enfocarán en los problemas de empleo y salud para así sacar al país adelante.

La recién electa senadora republicana de Iowa, Jeni Ernst, fue designada para dar la respuesta republicana. La senadora Ernst declaró lo siguiente: “Los estadounidenses han sufrido problemas, pero cuando exigimos soluciones, frecuentemente Washington ha respondido con la misma mentalidad caduca que provocó políticas fallidas como Obamacare. Es una mentalidad que nos permitió defender posturas políticas, pero no obtener soluciones serias”.

La senadora Ernst citó las preocupaciones de millones de estadounidenses sobre los salarios bajos y estancados, empleos perdidos, y la cancelación de cobertura de servicios médicos. Instó a Obama a cooperar con los republicanos para simplificar el código de impuestos al bajar las tasas y eliminar favoritismos a corporaciones. También lo instó a trabajar con los republicanos con el fin de reducir barreras comerciales con Europa y Asia (free trade agreements). La senadora Ernst señaló lo siguiente: “Planeamos que Washington se enfoque nuevamente en sus preocupaciones. Escuchamos fuerte y claro el mensaje que enviaron en noviembre”. El discurso de Ernst fue la primera respuesta del Partido Republicano al discurso de Obama del Estado de la Unión.

El mismo discurso republicano en español fue pronunciado por el representante cubanoamericano Carlos Curbelo del sur de la Florida, quien fue electo al Congreso por primera vez después de derrotar en noviembre de 2014 al Marxista demócrata Joe García quien elogió a Fidel Castro y dijo que el comunismo funciona.

El Senador Marco Rubio invitó a la activista cubana Rosa María Payá al Congreso

La EFE publicó un artículo con ese título el 19 de enero de 2015. El senador Marco Rubio invitó a Rosa María Payá, hija de Oswaldo Payá, figura de la disidencia cubana, asesinado en el 2012 en un accidente automovilístico por la tiranía sanguinaria cubana.

Rosa María Payá es hija del disidente pacífico Oswaldo Payá, quien fue asesinado junto al activista Harold Cepero en un accidente de tráfico en 2012. El senador Marco Rubio señaló lo siguiente: “Durante años, Oswaldo Payá viajó con valentía por toda Cuba recogiendo decenas de miles de firmas de los cubanos de a pie en una petición” que “buscaba una transición democrática pacífica. Oswaldo Payá quería un mejor futuro para Cuba y para el pueblo cubano y el régimen de Castro lo asesinó por eso”.

El senador Rubio subrayó que “desde el asesinato de su padre, Rosa María ha honrado su legado al continuar abogando por una Cuba libre y democrática y también por la lucha para llevar a sus asesinos ante la Justicia”. El senador Marco Rubio, quien cada día muestra más indicios que sugieren que se postulará para presidente en 2016, aseguró que la nueva política de Obama con Cuba solo servirá para “financiar su máquina de represión, la misma que acosó a Oswaldo Payá durante años, que finalmente lo asesinó y pagó dinero por el silencio de los testigos claves”.

El senador Marco Rubio subrayó que “desde el asesinato de su padre, Rosa María ha honrado su legado al continuar abogando por una Cuba libre y democrática.

“Aunque no estoy de acuerdo con la nueva política de Cuba del presidente espero que la presencia de Rosa María Payá en la noche del martes le recuerde al menos que los asesinos de su padre no han sido llevados ante la Justicia y que los Estados Unidos ahora se sienta en la mesa con ellos”, afirmó el senador Rubio. El senador Marco Rubio instó además a que los Estados Unidos demande una investigación exhaustiva e imparcial para averiguar las causas de la muerte de Payá y Cepero como un requisito más antes de avanzar en el proceso de normalización.

Nora Gámez Torres escribió un artículo titulado “Antúnez ‘dolido’ por el diálogo entre Estados Unidos y Cuba” que fue publicado por El Nuevo Herald el 21 de enero de 2015. El disidente cubano Jorge Luis García Pérez, “Antúnez”, fue invitado por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner. La periodista dijo que Antúnez y otros opositores no están de acuerdo con las negociaciones entre los Estados Unidos y Cuba.

Antúnez aseguró lo siguiente: “Nos ha dolido, creo que el régimen se ha fortalecido moral y financieramente”. Para el destacado opositor su presencia en el discurso del Estado de la Unión fue muy “importante en un momento en que la administración de Obama ha implementado una serie de medidas que van en detrimento de los anhelos democráticos de la nación cubana”. Antúnez sufrió prisión por 17 años. Es uno de los valientes opositores más respetados y uno de los críticos más severos de la dictadura militar cubana. Un vocero de la oficina de Boehner dijo que la presencia de Antúnez “destaca la continuidad de la tiranía en Cuba y el coraje de aquellos que luchan contra ella”.

La periodista escribió que Antúnez declaró lo siguiente: “Hay muchos cubanos, fuera y dentro de Cuba, que tenemos una posición coherente y no aceptamos ni reconocemos estos acuerdos entre el presidente Obama y la dictadura cubana. La resistencia cubana está presente y hay que contar con ella, aunque el presidente Barack Obama no lo ha hecho”. El futuro de Cuba se va a decidir dentro de Cuba. No vamos a aceptar ese cambio fraudulento y cosmético que ustedes fraguan”, agregó el disidente. Agregó que “las únicas reformas por nosotros aceptadas serían las que, a partir de su derrocamiento o abandono del poder, realizará el pueblo desde su base”.

 

GRUPO
Jorge Luis García Pérez, “Antúnez”, su esposa Yris Pérez Aguilera y Marlene Alejandre Triana en conferencia de prensa en Washington junto a los congresistas republicanos Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo.

Nora Gámez Torres explicó que la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen del sur de la Florida piensa que el hecho de que el Presidente de la Cámara, John Boehner, invite a Antúnez y a su esposa “envía un fuerte mensaje de que el Congreso no se olvidará de la difícil situación del pueblo cubano y su deseo por los derechos humanos fundamentales”.

La congresista Ros-Lehtinen invitó a Marlene Alejandre Triana, hija de uno de los pilotos que murieron durante el derribo de dos pequeños aviones de Hermanos al Rescate por los dos aviones MiGs de Cuba. La congresista denunció y calificó este asesinato en aguas internacionales por órdenes de Fidel y Raúl Castro como “brutal y criminal”. La congresista Ros-Lehtinen espera demostrar “que las concesiones de Obama a Castro tienen consecuencias muy reales y humanas”.

Gámez Torres apuntó que el ex embajador James Cason, actual alcalde de Coral Gables y presidente del Centro para una Cuba Libre, una organización no partidista que lucha a favor de los derechos humanos en la Isla oprimida, dijo en un comunicado que el presidente Obama debía “aprovechar” la visita de los opositores cubanos a Washington para escuchar “a estas víctimas de la represión”.

Negociaciones en Cuba

Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado de los Estados Unidos para los Asuntos del Hemisferio Occidental llegó el 21 de enero de 2015 a La Habana, Cuba para participar al día siguiente en una reunión entre funcionarios de La Habana y Washington sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la isla.

La delegación cubana para las negociaciones está dirigida por dos espías diplomáticos, Josefina Vidal Ferreiro, directora general para América del Norte del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex), y el segundo al mando de su departamento, Gustavo Machín Gómez. Ambos espías trabajan para el Directorio de Inteligencia, cuya función es espiar en el exterior. Los diálogos se celebraron en el Palacio de Convenciones.

Estos dos espías diplomáticos negociaron el cambio de Alan Gross por los tres espías de la Red Avispa que estaban presos en los Estados Unidos. Además negociaron el envío de la esperma congelada del asesino convicto con dos cadenas perpetuas, Gerardo Hernández, para que su esposa, Adriana Pérez, fuera inseminada artificialmente en Panamá. Ella también trabaja para Seguridad del Estado, la policía secreta de Cuba. La diplomacia de esperma del presidente Barack Obama pasará a la historia de la nación como uno de los episodios más vergonzosos en toda nuestra historia como superpotencia mundial. Sin lugar a dudas Josefina Vidal y Gustavo Machín negociaron secretamente con la Casa Blanca durante 18 meses. Se especula que Josefina Vidal ha sido seleccionada por el dictador sanguinario Raúl Castro para ser embajadora de Cuba en los Estados Unidos.

Gustavo Machín Gómez

Josefina Vidal Ferreiro

Josefina Vidal está casada con José Anselmo López Perera, quien fue expulsado con 13 otros diplomáticos cubanos por espionaje cuando se encontraba trabajando como diplomático en las Naciones Unidas en New York. En mayo de 2003 siete diplomáticos cubanos y otros siete de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, D.C. fueron declarados Persona Non Grata de la misión cubana en New York. El Consejo de Relaciones Exteriores (Council of Foreign Relations), es el gobierno invisible o secreto de los Estados Unidos, como se explicó anteriormente, unido a los otros dos grupos compuestos de una élite globalista, el Grupo Bilderberg y la Comisión Trilateral, fueron los que empujaron la nueva política de Obama con Cuba.

Es interesante ver que Julia E. Sweig, quien trabaja para el Consejo de Relaciones Exteriores y tiene que ver con la política de esa entidad para Latinoamérica, escribió un libro titulado Inside the Cuban Revolution: Fidel Castro and the Urban Underground (2002). En ese libro la autora le da las gracias a Josefina Vidal y a cinco otros espías cubanos. Así van las cosas de mal en los Estados Unidos cuando la persona responsable por la política con Cuba de esa importante institución, que es el poder detrás del trono en el gobierno de los Estados Unidos, escribe libros dándoles las gracias a espías cubanos.

Gustavo Machín Gómez, sirvió como embajador cubano en Pakistán. Estando en esa nación trabajó contra la política de los Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo islámico en esa región.

Nora Gámez Torres escribió un artículo en El Nuevo Herald titulado “Jacobson deja mensaje de compromiso de los Estados Unidos con derechos humanos en Cuba” que fue publicado el 23 de enero de 2015. La periodista escribió que la delegación de los Estados Unidos, que asistió al primer encuentro de conversaciones para restablecer las relaciones diplomáticas con Cuba y que insistió en que el respeto a los derechos humanos, es un tema “central” en la nueva política propuesta por el presidente Barack Obama.

Según Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental, el objetivo de su gobierno es “empoderar al pueblo cubano con el fin de tener un país, tan cercano a los Estados Unidos, que sea libre y democrático”. Sin embargo, la comunista Josefina Vidal negó categóricamente que ese tema se hubiera discutido. El dictador sanguinario Raúl Castro ha dicho varias veces que nada cambiará en Cuba.

La periodista señaló que posteriormente Jacobson explicó en MSNBC que el tema de los derechos humanos no estaba oficialmente en la agenda de la reunión pero que ella lo había tratado de igual manera. Como gesto de apoyo a la sociedad civil cubana, Roberta Jacobson se reunió con miembros de la comunidad judía y después con siete opositores cubanos, José Daniel Ferrer, Elizardo Sánchez, Héctor Maseda, Guillermo Fariñas, Marta Beatriz Roque, Antonio G. Rodiles y Miriam Leiva. Por su parte, Vidal dijo en esa misma cadena, que los opositores con los que se reunió la subsecretaria de Estado “no era una sociedad civil genuina, legítima” y que ellos constituían “un grupo pequeño de personas, ellos no representan al pueblo cubano”.

Gámez Torres explicó que el secretario de Estado John Kerry anunció su interés por viajar a La Habana para la inauguración de la embajada cuando “sea el momento y sea apropiado”. Roberta Jacobson se reunió con el cardenal Jaime Ortega y conversaron sobre el cambio de política hacia Cuba “y el importante rol del Vaticano en ese proceso”. Posteriormente visitó la oficina del portal 14ymedio, invitada por la bloguera y periodista Yoani Sánchez, donde hablaron sobre el estado del periodismo independiente en la isla.

Gámez Torres señaló que Jacobson calificó de “excelente” su reunión con los opositores. Jacobson dijo en MSNBC lo siguiente: “Fue muy importante para mí escuchar de ellos acerca de su lucha y si estaban de acuerdo o en desacuerdo con la política de los Estados Unidos. Hubo una diversidad de puntos de vista”. Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, mostró su “inconformidad” con la “ausencia de balance en los invitados y sus puntos de vista” al declinar la invitación al evento, según explicó al Nuevo Herald.

 

Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para los Asuntos del Hemisferio.

Berta Soler expresó que de haber ido a la reunión ella hubiera exigido al gobierno cubano que liberara “sin condiciones” a todos los presos políticos y “que deje de reprimir a activistas pro-derechos humanos”. Berta Soler declaró que “el gobierno cubano está exigiendo a los Estados Unidos que elimine a Cuba de la lista de los estados que promueven el terrorismo y aquí en Cuba se practica el terrorismo de Estado contra los activistas por los derechos humanos”.

El opositor Elizardo Sánchez (c), muestra una lista de los presos políticos que continúan en cárceles de la Isla, junto a los disidentes Héctor Maseda (d), presidente del Partido Liberal Democrático de Cuba, y José Daniel Ferrer (i), líder de la Unión Patriótica de Cuba, el viernes 23 de enero del 2015 en La Habana.

La delegación cubana en La Habana hizo nuevas demandas al gobierno del débil presidente Barack Obama. Demandó que quiten a Cuba de la lista de naciones terrorista del Departamento de Estado y que el Congreso de los Estados Unidos levante lo que queda del embargo comercial. Lejos de admitir que Cuba había confiscado propiedades de corporaciones y de individuos estadounidenses que hoy en día tienen un valor de $9 billones, se quejó de los trillones de dólares que Cuba había perdido como resultado del “bloqueo”. Normalmente, cuando una nación confisca propiedades estadounidenses y quiere restablecer relaciones diplomáticas con nuestra nación tiene que pagar las propiedades confiscadas. Cuba no tiene la menor intención de hacer eso. En estas primeras y vergonzosas negociaciones la delegación cubana no ofreció hacer ni una concesión al gobierno de nuestra nación.

Carta del dictador asesino Fidel Castro

Muchas personas piensan que Fidel Castro está demente y seriamente enfermo. Algunas personas han dicho que está inconsciente en un hospital en La Habana. La última vez que se vio a Fidel Castro en público fue el 8 de enero de 2014 en la inauguración de una exposición de arte en La Habana. No obstante, aparece una carta atribuida al dictador sanguinario Fidel Castro en la prensa el 27 de enero de 2015. La carta dice que Fidel Castro apoya la normalización de relaciones con los Estados Unidos, pero no confía en nuestro país. En mi opinión, de haber estado Fidel Castro consciente y tener algún tipo de influencia en el régimen sanguinario, jamás hubiera aprobado relaciones diplomáticas con los Estados Unidos. Parte de la carta de Fidel Castro dice lo siguiente:

“No confío en la política de los Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos, sin que esto signifique, ni mucho menos, un rechazo a una solución pacífica de los conflictos o peligros de guerra. Defender la paz es un deber de todos. Cualquier solución pacífica y negociada a los problemas entre los Estados Unidos y los pueblos o cualquier pueblo de América Latina, que no implique la fuerza o el empleo de la fuerza, deberá ser tratada de acuerdo a los principios y normas internacionales. Defenderemos siempre la cooperación y la amistad con todos los pueblos del mundo y entre ellos los de nuestros adversarios políticos. Es lo que estamos reclamando para todos”.

El Presidente de Cuba ha dado los pasos pertinentes de acuerdo a sus prerrogativas y las facultades que le conceden la Asamblea Nacional y el Partido Comunista de Cuba.

Los graves peligros que amenazan hoy a la humanidad tendrían que ceder paso a normas que fuesen compatibles con la dignidad humana. De tales derechos no está excluido ningún país.

Con este espíritu he luchado y continuaré luchando hasta el último aliento.

Fidel Castro Ruz

Enero 26 de 2015

Raúl Castro demanda más y más concesiones de los Estados Unidos

El dictador Raúl Castro exigió a los Estados Unidos levantar lo que queda del embargo, devolver la Base Naval de Guantánamo, recibir billones de dólares como compensación por los daños del embargo, abolir radio y televisión Martí y quitar a Cuba de la lista de países terroristas como parte del camino a una normalización de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones. El dictador cubano hizo estas demandas ridículas, escandalosas e indignantes el 28 de enero de 2015 a su llegada a III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sabiendo que Obama es el peor negociador en la historia. También sabe el tirano cubano que tiene a un presidente en esta nación que es marxista y que es el arquitecto de la destrucción de los Estados Unidos.

Obama se presta para cualquier cosa que humille y dañe la seguridad nacional del país y que rebaje a nuestra nación como superpotencia mundial. Además, si Obama autorizó vergonzosamente que se enviara la esperma congelada de un espía cubano responsable por la muerte de cuatro pilotos estadounidenses y con una condena de dos cadenas perpetuas para que su esposa que trabaja para la policía secreta de Cuba fuera inseminada artificialmente en Panamá, por supuesto que estaría dispuesto a dar muchas más concesiones al régimen tiránico y despótico de Cuba. Tal parece que el dictador cubano está haciendo un gran favor a los Estados Unidos para restablecer relaciones diplomáticas con su régimen completamente arruinado y desesperado ya que Venezuela no podrá continuar dándoles miles de barriles de petróleo gratis debido el bajo costo del barril de petróleo.

 

El dictador sanguinario Raúl Castro durante la inauguración de la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) el 28 de enero de 2015 en Belén, Costa Rica.

Esta situación es similar a la de una persona que se está ahogando en el medio del mar y cuando viene un barco a rescatarlo la persona comienza a exigir todo tipo de favores al capitán del barco. El que se está ahogando pregunta y exige comida, demanda cierto tipo de ropa y quiere un buen camarote o de lo contrario se queda en el agua. El régimen comunista que oprime a Cuba se está ahogando en la miseria más espantosa y está completamente desesperada y ahora nos pone condiciones onerosas para restablecer relaciones que no tienen otro propósito que consolidar su dictadura y darle oxígeno y fuerza para que su máquina opresora pueda continuar.

El dictador militar expresó lo siguiente: “El establecimiento de las relaciones diplomáticas es el inicio de un proceso hacia la normalización. Sin embargo esta normalización no será posible mientras exista el bloqueo, no se devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la base ilegal de Guantánamo, no cesen las trasmisiones radiales y televisivas violatorias de las normas internacionales, no haya compensación justa a nuestro pueblo por los daños económicos y humanos que ha sufrido. Si estos problemas no se resuelven este acercamiento diplomático entre Cuba y los Estados Unidos no tendría sentido.”

Por último, Raúl Castro exigió que Cuba sea retirada de la lista de países terroristas. El dictador cubano expresó lo siguiente: “¿Cómo explicar el restablecimiento de relaciones diplomáticas sin que se retire a Cuba de la lista de estados patrocinadores del terrorismo internacional? ¿Cuál será en lo adelante la conducta de los diplomáticos estadounidenses en La Habana respecto a la observancia de las normas que establecen las convenciones internacionales?”

Con un tremendo descaro, el dictador sanguinario expresó que “no sería ético, justo o aceptable que se pidiera a Cuba nada a cambio”. La tiranía de Cuba no tiene la menor intención de cambiar sus abusos contra el pueblo de Cuba no sus injustos arrestos y condenas arbitrarias contra opositores que claman libertad.

Conclusión

 

¡Las medidas tomadas por el traidor de la Casa Blanca son una infamia! Prolongarán la dictadura militar y enriquecerá a la cúpula del régimen comunista. Le dará oxígeno a la peor dictadura y la más sanguinaria de las Américas. Reconocer a Cuba diplomáticamente y levantar el embargo a Cuba incondicionalmente prolongará el sufrimiento del pueblo de Cuba.

Obama ha traicionado la defensa de los derechos humanos y libertades fundamentales del pueblo de Cuba. Traicionó a la resistencia interna de opositores del régimen comunista ya que Obama no consultó con ellos. Tampoco consultó el presidente durante los 18 meses de negociaciones secretas a los miembros de su partido en el Congreso, ni a los tres senadores y cinco congresistas republicanos y demócratas de origen cubano, los cuales representan la mayoría de los americanos de origen cubano en la nación. No apoyó Obama ni exigió que todos los prisioneros políticos cubanos fueran liberados.

Lejos de abogar por medidas y sanciones contra el régimen castrista encaminadas a su desaparición, Obama le da ayuda financiera para que la tiranía continúe con su máquina represora. No le demandó Obama al régimen de Cuba que respete a todos y a cada uno de los derechos reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la cual Cuba es signataria, como paso previo a normalizar relaciones diplomáticas.

No demandó Obama el desmantelamiento del aparato represivo de los esbirros de Seguridad del Estado, la policía secreta, utilizado para someter y reprimir al pueblo de Cuba. Tampoco exigió Obama que se celebrase unas elecciones pluripartidista generales libres, ni por el establecimiento de un estado de derecho que garantice la estabilidad jurídica y la democracia en la patria de Martí.

Es triste ayudar al régimen comunista de Cuba, el cual ha aumentado la represión en la Isla, ha violado el embargo de armas contra Corea del Norte con impunidad, ha mantenido un ejército de ocupación en Venezuela cuyos sus esbirros han asesinado y torturado a jóvenes que protestan pacíficamente por las ciudades de Venezuela. Es vergonzoso el silencio de Obama ante las constantes del régimen comunista de Cuba y Venezuela.

Después que el presidente Obama le ha concedido enormes e inmerecidas concesiones a la tiranía cubana, el dictador sanguinario cubano exige aún más concesiones. No satisfecho con las enormes concesiones ya recibidas sin Cuba conceder ninguna de importancia, Raúl Castro exigió a los Estados Unidos levantar lo que queda del embargo, devolver la Base Naval de Guantánamo, recibir billones de dólares como compensación por los daños del embargo, abolir radio y televisión Martí y quitar a Cuba de la lista de países terroristas como parte del camino a una normalización de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones. El dictador cubano hizo estas demandas ridículas, escandalosas e indignantes el 28 de enero de 2015 a su llegada a III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) sabiendo que Obama es el peor negociador en la historia como presidente. También sabe el tirano cubano que tiene a un presidente en esta nación que es marxista y que es el arquitecto de la destrucción de los Estados Unidos.

Obama apoya cualquier acción que humille y dañe la seguridad nacional del país y que rebaje a nuestra nación como una superpotencia mundial. Además, si Obama autorizó vergonzosamente que se enviara la esperma congelada de un espía cubano responsable por la muerte de cuatro pilotos estadounidenses y con una condena de dos cadenas perpetuas para que su esposa, quien trabaja para la policía secreta de Cuba, fuera inseminada artificialmente en Panamá, por supuesto que estaría dispuesto a dar muchas más concesiones al régimen tiránico y despótico de Cuba. Tal parece que el dictador cubano está haciendo un gran favor a los Estados Unidos para restablecer relaciones diplomáticas con su régimen, el cual está completamente arruinado ya que Venezuela no podrá continuar dándoles miles de barriles de petróleo gratis debido el bajo costo del barril de petróleo.

Aún peor es el silencio de Obama al acuerdo de Cuba y Venezuela con Rusia de establecer bases navales y militares cerca de nuestra nación, lo cual pondrá nuestra seguridad nacional en gran peligro. Lejos de reconocer a Cuba y quitar el embargo, Obama debería imponer duras sanciones contra Cuba y Venezuela.

Los políticos locales y estatales de origen cubano y los ocho que sirven en el Congreso deben de detener estas terribles medidas ya que no ayudarán a la libertad de Cuba y prolongaran indefinidamente el sufrimiento del pueblo de Cuba. Los republicanos deben iniciar una demanda en las cortes federales para parar otra violación de las leyes del Congreso y una violación nueva a la Constitución. Los republicanos en el Congreso en 2015 deben iniciar un “Impeachment” al presidente que más crímenes ha cometido en la historia de nuestro querido país que ya se ha vuelto un dictador. ¡La llama de la libertad en los Estados Unidos se está apagando lentamente y los que quieran salvar a la nación deben de actuar con energía y con valor antes de que se extinga para siempre!

 

 

 

 

 


Comparte este artículo: