El criticismo del Presidente Trump contra John McCain

Comparte este artículo:

El presidente Donald Trump y el senador John McCain.

Donald Trump recientemente se refirió a John McCain en los siguientes términos: “Tengo que ser honesto, nunca me gustó mucho. No ha sido para mí, probablemente nunca lo será”.

El comentario del presidente generó críticas por parte de la oposición y algunos republicanos.

El New York Times publicó un artículo titulado “Meses después de la muerte de John McCain, Trump mantiene vivo el pleito con él”. El artículo comienza calificando la actitud del presidente como una “obsesión”.

Según CNN; Anthony Scaramucci (ex Director de Comunicaciones de La Casa Blanca) calificó “los ataques de Trump a McCain como estúpidos”. CNN también publicó los comentarios del senador republicano Johnny Isakson quien llamó al criticismo del presidente “deplorable”.

John McCain sirvió en la marina de guerra como piloto. Mientras peleaba en Vietnam, él pasó cinco años como prisionero de guerra en Vietnam del norte.

McCain fue elegido a la cámara de representantes en 1982 y ganó una licitación para el Senado cuatro años más tarde. Él representó al estado de Arizona en Washington, D.C. En 2008 se postuló para Presidente en el boleto republicano, capturó el 45 por ciento del voto popular, pero perdió en última instancia ante Barack Obama.

El senador McCain murió el 25 de agosto de 2018, después de haber sido diagnosticado de Glioblastoma en julio de 2017.

Como era de esperarse el ataque verbal del presidente al senador McCain fue una gran oportunidad para la oposición. Es irónico que los mismos medios de comunicación que criticaron severamente a McCain cuando se opuso a las políticas del presidente Obama, ahora lo defienden y parecen incluso admirarlo. De hecho, la prensa liberal demócrata odiaba al senador McCain cuando era un crítico efectivo de la administración Obama.

De acuerdo; Trump, como presidente de EEUU, no debería involucrarse en este tipo de ataques verbales contra un veterano de guerra del calibre de John McCain. El mandatario debería dejar que los ciudadanos juzguen a McCain, no sólo como veterano de guerra, pero también como político y senador del partido republicano.

En este punto es importante recordar el papel del senador McCain durante el supuesto caso de colusión entre la campaña de Donald Trump y Rusia. McCain ayudó a distribuir la información falsa del dossier que fue financiada por Hillary Clinton para arruinar la candidatura de Donald Trump. Al respecto el presidente dijo: “Cuando McCain recibió la información, él la entregó al FBI con la esperanza de ponerme en peligro, y eso no es la cosa más bonita que se puede hacer”.

Rudy Giuliani, abogado personal del presidente, defendió los comentarios de Trump y dijo que el problema del dosier es “lo que más ha impulsado la brecha entre Trump y McCain”.

Algo más. A pesar de los estragos y perjuicios que ObamaCare causó a millones de personas, el senador McCain votó en contra de su abolición. Interesantemente, durante su campaña electoral, McCain prometió abolir ObamaCare; sin embargo, a la hora del voto el senador rompió su promesa.

El voto de McCain fue decisivo e impidió la abolición de ObamaCare, una de las promesas de Donald Trump para ayudar a millones de personas afectadas por La Ley de Salud del presidente Obama. John McCain votó 2 veces en contra de una legislación republicana para abolir y reemplazar ObamaCare.

La posición de John McCain en contra de ciertas políticas del partido republicano fue el motivo porque ciertos sectores consevadores lo tildaron como “RINO” (Republican In Name Only)

Donald Trump también piensa que el senador McCain lo traicionó ya que él lo ayudó durante la candidatura de reelección. Al respecto, el presidente dijo: “Yo lo apoyé, tal como lo solicitó”.

El presidente concluyó sus comentarios sobre John McCain con las siguientes palabras: “No es mi tipo, pero a algunas personas les gusta él y creo que eso es genial”.

Juan Torres – LibertadUSA


Comparte este artículo: