Director de salud de Florida dice que su estado “prioriza los datos a la ideología” ante vacuna para niños

Comparte este artículo:

El director de salud pública de Florida, el Dr. Joseph Ladapo, habla durante una conferencia de prensa en el Centro de Investigación Clínica Don Soffer, en Miami, Florida, el 17 de mayo de 2022. (Joe Raedle/Getty Images)

Florida está defendiendo su decisión de no ordenar por adelantado las vacunas COVID-19 para niños pequeños, luego de recibir críticas de la Casa Blanca.

“¿Los ensayos de la vacuna COVID-19 para niños menores de 5 años mostraron una reducción en la enfermedad grave? ¿Los ensayos mostraron un beneficio para las personas con una infección previa por COVID-19? ¿Hay algún beneficio para los niños sin condiciones preexistentes?”, escribió el director de salud de Florida, Dr. Joseph Ladapo, en Twitter el 18 de junio. Ladapo también se desempeña como secretario de salud del estado.

Agregó: “Florida antepone los datos a la ideología. Eso no va a cambiar”.

Días antes, explicó su justificación para no apoyar la idea de vacunar a los niños pequeños.

“Por lo que he visto, simplemente no hay datos suficientes para informar sobre los beneficios y los riesgos en los niños. Creo que eso es muy inequívoco”, dijo mientras hablaba con los periodistas en Tallahassee.

A principios de junio, la administración Biden puso en marcha un sistema de pedidos anticipados, poniendo a disposición 10 millones de vacunas para niños pequeños en estados, tribus de nativos americanos, territorios y otras entidades. El 16 de junio, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, les dijo a los periodistas que Florida es el único estado que no ordenó las dosis de vacunas.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, habla durante una conferencia de prensa en el Centro de Investigación Clínica Don Soffer, en Miami, el 17 de mayo de 2022. (Joe Raedle/Getty Images)

También el 16 de junio, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que los médicos y hospitales locales pueden obtener las vacunas, pero “no habrá ningún programa estatal que intente vacunar contra el COVID a bebés, niños pequeños y recién nacidos”.

“Nuestro Departamento de Salud ha sido muy claro: Los riesgos superan los beneficios y recomendamos no hacerlo”, dijo DeSantis.

DeSantis añadió que los niños pequeños tienen “prácticamente cero riesgos” de complicaciones por COVID-19. El gobernador dijo que la cantidad de datos de ensayos clínicos en niños son “abrumadores”.

El 15 de junio, el panel asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) recomendó las vacunas COVID-19 de Moderna y Pfizer para niños de hasta 6 meses, tras una votación unánime. El panel dijo que la FDA debía autorizar de urgencia las dos vacunas COVID-19, ya que los beneficios superan los riesgos.

El viernes, la FDA autorizó las dos vacunas contra el COVID para uso de emergencia en niños menores de 6 meses de edad.

Antes de la decisión de la FDA, James Lyons-Weiler, presidente y director ejecutivo del grupo de defensa Institute for Pure and Applied Knowledge (Instituto del Conocimiento Puro y Aplicado), criticó, con base en su análisis publicado el 11 de junio, a la FDA por usar lo que denominó como “datos poco confiables e inconsistentes” para respaldar el argumento a favor de vacunar a los niños pequeños.

Por otro lado, Ashish Jha, coordinador de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, calificó la decisión de Florida sobre desestimar el pedido de vacunas como “inconcebible”, durante una sesión informativa del 17 de junio.

“El estado de Florida incumplió intencionalmente varios plazos para ordenar vacunas que buscaban proteger a sus niños más pequeños”, agregó Jha. “Los funcionarios electos optaron deliberadamente por retrasar la adopción de medidas para negarle a los padres de Florida la opción de vacunar o no a sus hijos”.

Desacuerdo

La Casa Blanca también está en desacuerdo con la administración de DeSantis sobre si el gobernador cambió su posición acerca de cómo se deben proporcionar las vacunas a los niños pequeños.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, le dijo a McClatchy que DeSantis había “cambiado de rumbo y ahora está ordenando vacunas”.

“Nos alienta que después de los repetidos fracasos del gobernador DeSantis para ordenar las vacunas contra el COVID-19, incluso después de que todos los demás estados las hubieran ordenado, el estado de Florida ahora permite que los proveedores de atención médica ordenen las vacunas contra el COVID-19 para nuestros niños más pequeños”, declaró Jean-Pierre.

En respuesta, la portavoz de DeSantis, Christina Pushaw, acudió a Twitter para decir que tanto Jean-Pierre como McClatchy estaban “difundiendo desinformación”.

“El estado de Florida no está haciendo ningún pedido de vacunas contra el covid para bebés y niños de 0 a 5 años”, escribió. “Lo que han presentado como un cambio es en realidad la firme posición del gobernador de que el estado de Florida no recomienda ni distribuye vacunas para bebés. Cualquier proveedor de atención médica que quiera las vacunas puede obtenerlas y cualquier padre que las quiera para su hijo puede obtenerlas”.

“No hay cambio de política estatal en Florida. Lo único que ha cambiado es que el gobierno federal (FDA) ha emitido hoy la EUA [autorización de uso de emergencia] para las vacunas”, añadió Pushaw. La funcionaría le dijo a la administración Biden: “Retracten sus mentiras”.

El Departamento de Salud de Florida también emitió una alerta diciendo que nada ha cambiado.

“Contrariamente a la desinformación que circula, el proceso de pedido de vacunas no ha cambiado en Florida”, decía el anuncio. Dijo que los proveedores inscritos pueden ordenar las vacunas directamente después de la aprobación de la FDA.

Frank Fang – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: