DeSantis reafirma su posición sobre las vacunas y dice que Florida no “inyectará” a los bebés

Comparte este artículo:

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, habla durante una conferencia de prensa en el Centro de Investigación Clínica Don Soffer, del Sistema de Salud de la Universidad de Miami, en Miami, el 17 de mayo de 2022. (Joe Raedle/Getty Images)

PUNTA GORDA, Florida. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, reafirmó el 20 de junio su política “sin inyecciones para los bebés” durante una conferencia de prensa en Callahan.

“Recomendamos no [vacunar a los bebés]”, dijo el gobernador a la multitud. “No vamos a tener ningún programa en el que intentemos inyectar ARNm a bebés de seis meses. Esa es la realidad”.

DeSantis rechazó la cobertura de los medios que reflejaba una mala imagen de Florida por la decisión política y acusó a la Casa Blanca de difundir información errónea y de tratar de avergonzar al estado para que se sometiera a sus designios.

“Es lo que hacen”, dijo sobre la cobertura negativa de los medios. “No nos sorprende que la Casa Blanca amplifique la mentira porque eso es lo que hacen, pensaron que de alguna manera nos sentiríamos avergonzados por eso”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, les dijo a los medios de comunicación el 17 de junio que DeSantis había “cambiado de rumbo y ahora está ordenando vacunas”, lo que llevó a la secretaria de prensa de Florida, Christina Pushaw, a responder acusando a Jean-Pierre de “difundir desinformación”.

“Florida no está haciendo ningún pedido de vacunas COVID para bebés y niños de cero a 5 años”, publicó Pushaw en Twitter.

“Lo que han formulado como una revocación es en realidad la posición firme del gobernador de que… Florida no recomienda, ni distribuye, vacunas para bebés. Los proveedores de atención médica que quieran las vacunas pueden obtenerlas y cualquier padre que lo quiera para su hijo puede conseguirlas”.

“No hay cambio de política estatal en Florida. Lo único que ha cambiado es que el gobierno federal emitió hoy la EUA [autorización de uso de emergencia] para las vacunas”, continuó. “Retráctese de sus mentiras”.

El 15 de junio, el panel asesor de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) votó por unanimidad recomendar las vacunas Moderna y Pfizer contra el COVID para niños de hasta seis meses de edad diciendo que los beneficios superan los riesgos.

El gobernador dijo que después de estudiar los datos y observar lo que están haciendo otros países europeos, dijo que Florida no ordenará la vacuna para niños.

“Estamos siguiendo los datos”, dijo DeSantis. “Simplemente advertiría a las personas, miren los datos reales en el ensayo clínico. Son los datos más débiles posibles que podrías ver… ni siquiera rastrean los resultados”.

DeSantis dijo que las personas pueden hacer lo que creen que es correcto para sus hijos.

“Nuestro Departamento de Salud lo ha analizado. No existe un beneficio comprobado para ponerle ARNm a un bebé, por eso estamos en contra de dicha recomendación”, dijo.

Un área de preocupación con los ensayos clínicos fue que la FDA no estaba tomando en consideración a los niños muy pequeños que se habían recuperado del COVID, dijo el gobernador.

“No tienen ningún dato clínico sobre eso”, dijo. “Estas personas en Washington han rechazado la idea de la inmunidad natural: Dijeron que la vacuna era mejor que una infección anterior y todos los estudios creíbles que se han realizado han dicho que ese no es el caso”.

Jannis Falkenstern – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: