Black Lives Matter privilegió a sus parientes con dinero para víctimas

Comparte este artículo:

Entre sus postulados, Black Lives Matter promueve un «socialismo racializado» que consiste en llevar la lucha de clases del marxismo a la guerra racial para quitar a los blancos y dar a los negros. (Twitter)

La cofundadora de BLM, Patrisse Cullors, repartió millonarios pagos entre su expareja, familiares y allegados, además de haberse comprado una mansión por 6 millones de dólares

Amigos, familiares y las propias fundadoras de Black Lives Matter (BLM) han sido los más beneficiados con los fondos millonarios recabados por la organización, no las familias de las víctimas de violencia policial, ni las comunidades que alegan defender. Así lo demuestran las declaraciones de impuestos recientemente publicadas.

BLM fue fundado por tres transfeministas, dos de las cuales han declarado ser «marxistas entrenadas» y la tercera condecoró a Nicolás Maduro en Harlem, luego de haber viajado ella personalmente a apoyarlo en las elecciones.

Sin embargo, no han «redistribuido la riqueza» entre los más necesitados como dice el socialismo, en teoría, sino que lo han repartido entre sus allegados, como sucede usualmente en la práctica.

Black Lives Matter entregó millones a sus familiares y aliados

La cofundadora de Black Lives Matter, Patrisse Cullors, quien recientemente se compró una mansión por el doble de su precio en el mercado (6 millones de dólares), la cual habría usado para hacer fiestas y causó profunda indignación, hizo uso de fondos de caridad para pagar a sus amigos y familiares grandes sumas de dinero por varios servicios de «consultoría», así como para alquilar un vuelo privado.

El primer beneficiado fue el padre del hijo de Cullors, Damon Turner, quien aparece en los documentos fiscales por la entrega de alrededor de 970.000 dólares para ayudar a «producir eventos en vivo» y brindar otros «servicios creativos».

Asimismo, el hermano de la cofundadora, Paul Cullors, recibió más de 840.000 dólares por brindar servicios de seguridad a Black Lives Matter.

Y quien más dinero recibió fue la secretaria adjunta de Black Lives Matter, Shalomyah Bowers. De acuerdo con las declaraciones fiscales, en su tiempo como subdirectora ejecutiva recibió más de 2,1 millones de dólares por su labor en apoyo operativo, dotación de personal, y recaudación de fondos, entre otros servicios.

Cada año las organizaciones que disfrutan de exención de impuestos deben presentar un Formulario 990 para mantener su estado como organización sin fines de lucro. Pero las 63 páginas presentadas por Black Lives Matter tienen una serie de irregularidades.

Una de las cifras más llamativas fue el reembolso de Cullors a BLM por  73.523 dólares, dinero destinado a un avión privado. De acuerdo con Cullors, tomó esos vuelos en 2021 por causa del coronavirus y amenazas de seguridad.

Cullors renunció a su cargo por el escándalo que generó su compra millonaria en el mercado inmobiliario. Sin embargo, todavía recibe «honorarios de consultoría». Según las últimas divulgaciones financieras, recibió un pago de 120.000 dólares por parte de BLM.

Sumado a las irregularidades de la marxista declarada, la exlíder de BLM admitió que (además de su hermano y su expareja ya mencionados) su hermana y su madre estaban empleadas en la organización.

Un articulista de AP que incluye una entrevista a Cullors con dicha declaración sobre su familia, revela además que BLM invirtió 30 millones de dólares en la bolsa. Cabe mencionar que el redactor no tuvo una postura crítica contra BLM, mas bien expositiva. Destacó labores comunitarias, por ejemplo.

La exposición de esta información llega recién ahora, puesto que BLM estaba bajo el patrocinio fiscal de una organización benéfica bien establecida. Aunque BLM fue incorporada como organización sin fines de lucro en 2017, de tipo 501(c)(3), no estaba obligada a revelar públicamente sus finanzas hasta que se convirtió en una organización independiente.

Solo en 2020, Black Lives Matter recibió 90 millones de dólares, de los cuales 8,4 millones se repartieron en gastos y en teoría 21,7 millones estaban destinados para subvenciones a una variedad de grupos activistas de izquierda y capítulos locales de BLM.

Sin embargo, diez capítulos locales de BLM emitieron un comunicado denunciando que «la mayoría de los capítulos han recibido poco o ningún apoyo financiero de BLMGN desde su lanzamiento en 2013».

A su vez, las familias de las presuntas víctimas de violencia policial que BLM alega combatir, tampoco han sido beneficiadas. Cuando se hizo pública la suma de 90 millones que recibió BLM, protestó la familia de Michael Brown, cuya muerte desató las históricas protestas de Ferguson que fortalecieron a BLM.

«¿Por qué la fundación de mi familia no ha recibido ninguna ayuda del movimiento?», preguntó el padre de Brown en un comunicado. «¿Cómo pueden dejar a las familias que ayudan a la comunidad sin ningún tipo de financiación?», exclamó.

La familia Brown denunció en ese entonces que solo había recibido 500 dólares de grupos afiliados a Black Lives Matter en 2020. Pero AP asegura que esta situación mejoró en el último año fiscal y estas ayudas aumentaron para las familias y organizaciones comunitarias.

Entre sus postulados, Black Lives Matter promueve un «socialismo racializado» que consiste en llevar la lucha de clases del marxismo a la guerra racial para quitar a los blancos y dar a los negros, e incluso, establecer un salario mínimo garantizado por el Estado por el mero hecho de ser negro.

Sin embargo, han sido las comunidades que alegan defender las más vandalizadas por los disturbios que desata BLM, eso incluye la destrucción de los negocios de propietarios negros, entre ellos inmigrantes africanos.

Mamela Fiallo Flor – PanamPost


Comparte este artículo: