BARACK OBAMA EL SARGENTO BERGDAHL Y LOS TALIBANES LO QUE SABEMOS HASTA AHORA

CELEBRANDO LA ENTREGA DE 5 LIDERES TERRORISTAS
Comparte este artículo:

La reciente decisión del presidente Obama de canjear cinco terroristas talibanes de alto rango por el sargento Americano Bowe Bergdahl ha sido el tema número uno de discusión en el país durante los últimos días. Los motivos del famoso canje que han generado tanta controversia y discusión son justificables, especialmente en un país que vive constantemente en riesgo de ataques terroristas.

Photo vía Newscom
Sargento Bergdahl un Desertor?

La decisión del presidente Obama de liberar a cinco terroristas calificados como “altamente peligrosos” da mucho que pensar ya que esta decisión puede tener implicaciones y consecuencias nefastas para la seguridad nacional del país.

Al respecto analicemos tres puntos críticos que en mi opinión toda persona que vive en Estados Unidos debería preguntarse a sí mismo.

Primero: El presidente Obama estaba legalmente autorizado para liberar terroristas prisioneros de guerra de la base de Guantánamo sin autorización del Congreso?. La respuesta es no. En este sentido Barack Obama firmó la ley de Defensa Nacional previamente aprobada por el Congreso que requería que el presidente y el Departamento de Estado informen al Congreso con 30 días de anticipación cualquier transferencia de prisioneros en Guantánamo. Es obvio que al tomar una decisión unilateral el presidente ignoró y violó la ley que el mismo firmó.

Segundo: Los prisioneros liberados por Obama eran terroristas comunes y corrientes?. La respuesta es no. Todos eran considerados terroristas “extremadamente peligrosos”. Entre ellos, dos fueron previamente buscados por las Naciones Unidas por crímenes en masa cometidos en contra de musulmanes. Otro fue encontrado culpable de proveer información y entrenamiento a terroristas responsables del ataque del Septiembre 11.

Tercero: El sargento Bergdahl era un prisionero de guerra estadounidense común y corriente?. La respuesta es no. Bowe Bergdahl decidió voluntariamente dejar su unidad militar y previo a eso hizo declaraciones Anti-Americanas tanto a sus compañeros militares como a su padre.

Al respecto seis militares familiares con este incidente quienes conocieron a Bergdahl en Afganistán se presentaron la semana pasada en Fox News y declararon que el desertó voluntariamente. Cuando Megyn Kelly preguntó: ustedes creen que el sargento Bergdahl desertó?… los seis soldados levantaron la mano.

Conociendo estos hechos es lógico que cualquier Americano se pregunte cuales fueron los motivos que llevaron al presidente Obama a tomar tal decisión. Según la Casa Blanca el sargento Bergdahl corrió riesgos de ser asesinado por lo cual era necesario hacer el  canje con urgencia. Sin embargo la administración hasta ahora no ha mencionado cuáles eran los riesgos que justificaron el famoso canje. Hasta el momento que este reporte fue escrito estoy seguro que los Americanos aun se preguntan que llevo al presidente a tomar tan descabellada decisión. Al respecto algo es cierto. Barack Obama acaba de ganarse otro punto a su ya conocida VISIÓN ANTI-AMERICANA

Es importante recalcar que la consejera de Seguridad Nacional Susan Rice declaró en televisión que Bowe Bergdahl sirvió al país con “honores y distinción”, opinión compartida por el presidente Obama. Lo más interesante y preocupante de las declaraciones de Barack Obama y Susan Rice es que ninguno de los dos le informó al país que el sargento Bergdahl desertó voluntariamente después de hacer comentarios en contra de Estados Unidos antes de dejar su base de militar.

Según un reporte de documentos secretos hechos públicos recientemente el sargento Bergdahl durante sus cinco años de cautiverio no solamente llegó a familiarizarse con su captores pero también se convirtió al islam e incluso se auto-declaró un “Guerrero del islam” El mismo reporte indicó que el soldado Americano llegó a hacer un “compañero aceptado” entre sus captores.

Los documentos secretos que dieron luz a esta información fueron obtenidos por Fox News y generados a través de una firma privada de investigaciones llamada “El grupo de Eclipse” Esta firma tenía un contrato con el Departamento de Defensa de Estados Unidos para proporcionar datos de inteligencia y actividades terroristas alrededor del mundo.

Según el documento la relación entre el soldado Bergdahl y los terroristas Talibanes cambio con el tiempo a tal punto que el se “reía frecuentemente, jugaba fútbol e incluso se le permitió a veces portar armas”.

También sabemos a través de otras fuentes de información que Bergdahl adoptó una postura anti-Americana antes de desertar. Previo a su departo voluntario de la base militar Bergdahl le envío un correo electrónico a su padre donde decía que estaba “avergonzado” de ser Americano. Además el dejo una nota en su batallón militar que decía que estaba “desilusionado” con la Fuerzas Armadas, que “no apoyaba la misión de Estados Unidos y que iba a empezar una nueva vida”. En la misma nota el sargento expresó su deseo de denunciar a la ciudadanía Americana.

Con toda esta información disponible es lógico entender la reacción de ciertos militares cuando se refieren al sargento Bergdahl. Gerald Sutton, un soldado de infantería dijo: “No quiero que lo saluden como a un héroe, sólo quiero que enfrente las consecuencias de sus propias acciones y si es posible Corte Marcial por desertar”. Otro soldado dijo lo siguiente: “Yo pienso sin lugar a dudas que el desertó, el no sirvió a su país con honor, el violó su juramento y puso otros Americanos en riesgo. Es obvio que hay una diferencia de opinión muy marcada entre la administración Obama y los soldados que conocieron de cerca al sargento Bergdahl.

Otro hecho que merece importante atención en este escándalo es la conferencia de prensa del presidente cuando anunció la liberación del sargento Bergdahl. Obama nos presentó el cuadro heroico de un soldado Americano que gracias a su gestión regresaba al país después de permanecer captivo por terroristas Talibanes casi cinco años. El presidente no solamente ocultó la verdadera identidad del sargento Bergdahl, pero decidió ignorar en su discurso el hecho que seis soldados Americanos perdieron la vida tratando de encontrarlo después que desertó, y por supuesto ni una palabra en referencia al tipo de terroristas que decidió dejar libre.

El escándalo del famoso canje del presidente Obama es otro caso típico de hipocresía de ciertos políticos y medios de comunicación quienes han tratado de minimizar la importancia y el peligro de liberar a terroristas altamente peligrosos, la posición anti-Americana de Bergdahl, el hecho que desertó y se convirtió al islam y la muertes que su deserción provocó.

Para complicar más este problema la cadena nacional de noticias NBC acaba de publicar un informe denunciando que Noorullah Noori, uno de los terroristas Talibanes liberados por el presidente Obama va empezar de nuevo su guerra contra los Americanos en Afganistán. Según NBC esas fueron las declaraciones de Noori en Qatar pocos días después de ser liberado de Guantánamo.

En conclusión Barack Obama no solamente negoció con organizaciones terroristas, ignoro al congreso y dejó libre a terroristas considerados altamente peligrosos. El presidente también ha puesto la seguridad nacional del país y de los Americanos en un riesgo innecesario de consecuencias impredecibles.

El peligro que la negociación del presidente representa a Estados Unidos fue recientemente denunciada por el jefe de el comité de inteligencia de la Cámara de representantes Mike Rogers quién dijo que el cambio de prisioneros por el presidente Obama ha sido un “Error geopolítico serio que le ha dado poder al Talibán”.

En base a la información que conocemos ahora usted puede decidir si el sargento Bergdahl fue un desertor, un traidor o ambos. Dejo a su criterio cualquier calificativo atribuible al presidente Obama.

Como lo dijo recientemente un funcionario de inteligencia de alto rango: “Barack Obama ha financiado las redes terroristas por los siguientes 10 años”.

Gracias señor presidente.




Comparte este artículo: