Banderas en EEUU a media asta para honrar a las víctimas del ataque terrorista en Chattanooga

Comparte este artículo:

images-67Líderes del congreso y el presidente Barack Obama ordenaron que se bajara a media asta la bandera estadounidense tras el tiroteo en Chattanooga, Tennessee, el cual dejó a cinco muertos, cuatro miembros de la marina y uno de la fuerza naval.

En un inicio tan solo líderes del Congreso habían dicho que la bandera del Capitolio sería bajada a media asta este martes. Sin embargo horas después la Casa Blanca también realizó la misma acción, según lo reportó Fox News.

El ataque está siendo investigado como un ataque terrorista, y aunque el presidente Obama no ha declarado públicamente que fuera de tal naturaleza, como parte de su orden para bajar la bandera de la Casa Blanca y en todo edificio público, dijo que “nuestros pensamientos y oraciones como nación están con los hombres del servicio asesinados la semana pasada en Chattanooga. Honramos su servicio. Ofrecemos nuestra gratitud a los oficiales de policía y rescatistas que detuvieron el tiroteo y salvaron vidas. Obtenemos fuerza de una comunidad que se ha unido con el mensaje inequívoco a aquellos que tratan de hacernos daño: No nos vamos a rendir ante el miedo. No nos pueden dividir. Y ustedes no cambiarán nuestra forma de vivir.”

“Estados Unidos continúa de duelo por estos hombres, y los pensamientos del Senado están con sus familias y sus seres queridos, y con todos aquellos que nos protegen aquí y en todo el mundo,” dijo el líder de la mayoría del Congreso, Mitch McConnell.

Otros estados ya han tomado la decisión de bajar sus banderas en edificios de gobierno para honrar a las víctimas del tiroteo, incluyendo Arkansas, de donde eran originarias dos de las víctimas, Massachusetts y Tennessee, donde ocurrió el ataque.

Tras el tiroteo miembros del Congreso han pedido que se tome acción para que se permita a miembros militares el llevar armas, para protegerse de ataques como el ocurrido en Tennessee, el cual según autoridades fue perpetrado por Mohammad Youssef Abdulazeez, de 24 años de edad, cuyos lazos con organizaciones extremistas islámicas están siendo investigados.

Abdulazeez disparó en contra de varias personas que estaban en un centro de reclutamiento y un edificio de la reserva naval la semana pasada. El atacante murió tras un enfrentamiento con policías que respondieron a la escena del tiroteo.


Comparte este artículo: