Administración Biden oculta información clave sobre Afganistán: Inspector general especial

Comparte este artículo:

La administración del presidente Joe Biden está ocultando información sobre Afganistán, dijo el viernes el inspector general especial para la reconstrucción de Afganistán (SIGAR), John Sopko, durante un discurso.

Como ejemplo, dijo Sopko, el Departamento de Defensa (DoD) retuvo información sobre el desempeño de las fuerzas de seguridad afganas, incluyendo la fuerza de las unidades, las deficiencias de entrenamiento y los datos de bajas, o, “en esencia, casi toda la información que se necesitaba saber para determinar si las fuerzas de seguridad afganas eran una verdadera fuerza de combate o un castillo de naipes a punto de caer”.

“A la luz de los recientes acontecimientos, no es sorprendente que el gobierno afgano, y probablemente algunos en el Departamento de Defensa, quisieran mantener esa información bajo llave”, añadió.

Sopko dijo que se vio obligado a relegar la información en los apéndices clasificados de un reciente informe que su oficina publicó detallando los defectos de la guerra de 20 años de Estados Unidos en Afganistán.

“Esta información, casi con toda seguridad, habría beneficiado al Congreso y a la opinión pública a la hora de evaluar si se estaban haciendo progresos en Afganistán y, lo que es más importante, si deberíamos haber puesto fin a nuestros esfuerzos allí antes”, dijo.

“El Departamento de Defensa es muy consciente del reciente informe del Investigador Especial para la Reconstrucción de Afganistán. Sus afirmaciones de que el DoD ocultó deliberadamente información sobre las fuerzas de seguridad afganas carecen de contexto, ya que el departamento hizo un esfuerzo significativo para garantizar que la disponibilidad de datos sobre las fuerzas afganas fuera tratada de forma similar a como el DOD gestionaría dichos datos sobre las fuerzas estadounidenses”, dijo el Mayor. Rob Lodewick, un portavoz del Pentágono, a The Epoch Times en un correo electrónico.

El Pentágono sostiene que el gobierno afgano quería clasificar los datos y que recomendó no hacerlo pero “acató la decisión de la autoridad de clasificación original”. En general, el departamento dice que ha cooperado con el SIGAR desde que la oficina fue creada por el Congreso.

El Departamento de Estado, por su parte, escribió a Sopko poco después de que las fuerzas afganas respaldadas por Estados Unidos fueran derrotadas por el grupo terrorista talibán cuando Estados Unidos se retiró totalmente del país.

“Poco después de la caída de Kabul, el Departamento de Estado me escribió a mí y a otras agencias de supervisión solicitando “suspender temporalmente el acceso” a todos los “informes de auditoría, inspección y auditoría financiera…” en nuestro sitio web porque el Departamento temía que la información incluida en esos informes pudiera poner en peligro a los aliados afganos”, dijo Sopko.

Aunque el organismo de control cree que se debe proteger a los afganos en peligro, el Departamento de Estado nunca pudo describir ninguna amenaza específica ni pudo explicar cómo la eliminación de los informes “podría proteger a alguien, ya que muchos tenían años de antigüedad y ya se habían difundido ampliamente en todo el mundo”.

Sopko accedió a regañadientes a la petición, pero se quedó más perplejo cuando la agencia se puso en contacto para pedir la eliminación de unos 2400 elementos de los informes, incluido el nombre del expresidente afgano Ashraf Ghani. Una revisión determinó que todas las solicitudes, excepto cuatro, “carecían de fundamento”.

“En mi opinión, la imagen completa de lo que ocurrió en agosto —y todas las señales de advertencia que podrían haber predicho el resultado— solo se revelará si se hace pública la información que los Departamentos de Defensa y Estado ya han restringido”, dijo Sopko.

El discurso fue pronunciado en una conferencia en Arlington, Virginia.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo en un correo electrónico que la agencia ha trabajado para abordar los desafíos que SIGAR identificó en su informe y reconoce la importancia del trabajo del organismo de control.

“Debido a las preocupaciones de seguridad en relación con nuestros esfuerzos de evacuación en curso, solicitamos que se eliminaran temporalmente algunos informes para suprimir la información de identificación de los registros públicos y proteger las identidades de los afganos y las organizaciones asociadas afganas. El SIGAR tiene la autoridad para restablecer los informes cuando lo considere apropiado”, dijo el portavoz.

“Para proteger las identidades de los afganos y de las organizaciones afganas asociadas en la ejecución, el Departamento de Estado ha trabajado para eliminar la información identificativa de múltiples registros públicos. Los datos identificativos son los únicos que se pretenden blindar. Debido al volumen de información, algunas entidades retiraron temporalmente informes o conjuntos de datos completos”, añadieron.

Zachary Stieber – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: