4 niños entre los cristianos nigerianos asesinados en un ataque a sus hogares

Comparte este artículo:

Kola Sulaimon/AFP via Getty Images.

ABUJA, Nigeria – Presuntos pastores fulani mataron el domingo a siete cristianos, incluidos cuatro niños, en un ataque en el estado de Plateau, Nigeria, luego de meses de violencia en el estado vecino de Taraba, dijeron las fuentes.

Después de un ataque del 21 de julio en la aldea de Fusa, estado de Plateau, que dejó cinco cristianos muertos, los asaltantes invadieron el domingo la aldea de Danda Chigwi en el condado de Jos South del estado poco después de las 7 p.m., dijo Dagah Dung, residente del área.

Un líder de la juventud cristiana en la aldea, Rwang Tengwong, dijo en un comunicado de prensa que otras dos personas resultaron heridas en el ataque al suroeste de Jos, incluido un bebé de 4 meses al que le cortaron la mano. Tengwong identificó a los asesinados como Ruth Gyang Bot, de 16 años; Chundung Pam Gyang, 9; Misericordia James Gyang, 12; Benjamín Pam Gyang, 5; Pam Gyang Dawho, 59; Nvou Pam Gyang, 43; y Jah Dung Pam, 50.

Tengwong, portavoz del Movimiento Juvenil Berom (BYM), dijo que las cuatro mujeres y los tres hombres asesinados eran miembros de dos familias y fueron atacados en sus casas.

Herido en el ataque, dijo, estaba Lyop John Dung, de 40 años, y David Pam Gyang, “un bebé de 4 meses cuya mano fue amputada por los atacantes”. Estaban siendo atendidos en el Hospital Vom Christian, operado por la Iglesia de Cristo en las Naciones (COCIN).

Dachung Bagos, quien representa a la circunscripción federal Jos South/Jos East en la Cámara de Representantes, describió el ataque como una bestia en un comunicado de prensa el lunes.

“Este incidente ha generado preocupación sobre la disposición de las agencias de seguridad para abordar de una vez por todas el estilo guerrillero de matar que ha sido incesante en mi circunscripción y en el estado de Plateau”, dijo Bagos. “Los informes de inteligencia dicen que los atacantes habían enviado señales antes de ahora y no se tomó ninguna acción por parte de las agencias de seguridad para restringirlas; esto es triste. Estoy enojado y enfurecido por los asesinatos diarios dentro y alrededor de mi circunscripción”.

El 21 de julio, en el pueblo de Fusa de la ciudad de Fobur, condado de Jos East, los pastores fulani mataron a cinco cristianos, dijeron los residentes locales. El portavoz del Comando Estatal de Plateau, Alfred Alabo, emitió un comunicado confirmando el ataque.

“El Comisionado de Policía expresa sus condolencias con la gente de la ciudad de Fobur, la aldea de Fusa y las familias de las cinco personas que fueron asesinadas el 21 de julio”, dijo Alabo. “Él asegura a las familias de los fallecidos y a todo el gobierno local que los esfuerzos están en marcha para arrestar a los perpetradores del acto cobarde para que enfrenten la justicia”.

Caos en el estado de Taraba

En el estado de Taraba, en el noreste de Nigeria, Rimamnde Shawulu Kwewum, miembro de la Asamblea Nacional que representa a la circunscripción federal Takum/Donga/Ussa/Yangtu SDA, dijo en un comunicado de prensa que los terroristas mataron a más de 30 personas en comunidades predominantemente cristianas en dos condados desde julio 5 al 12 de julio.

“Los terroristas han continuado con la destrucción incesante de los asentamientos en el área del gobierno local de Takum y Ussa del estado de Taraba”, dijo. “Los asesinatos y la destrucción evitables comenzaron el 17 de abril de 2022”.

Los atacados desde abril en el área del gobierno local de Takum fueron Basank, Muji 1, Muji 2, Fawen, Tati, Flashin, Rikwen Tumu, Rikwen cwun, Tswen 1, Tswen 2, Kando, Kasiten, Kpashi, Shimta, Kwaben, Mbiya, Kakum, Tukok, Gaba y Mbafobani, entre otros, dijo.

En el área del gobierno local de Ussa, los terroristas atacaron las aldeas de Asik, Konkaen, Fangtae, Kujwaen, Kicha, Kusansang, Rikwentwen, Rikwen tsinya, Rikwen Makun, Tutuwa, Kampo y Ripaenchin, dijo, mientras que en el área de desarrollo especial de Yangtu, Kwari, Boi , Kpaw, Nyifiye, Ruwa, Nyicwu y Ribasi sufrieron agresiones.

“Los terroristas asaltaron a cristianos inocentes e indefensos”, dijo Kwewum. “Estas matanzas y destrucción se han convertido en hechos cotidianos, y en varias de las comunidades el ataque terrorista, los cultivos en el campo son destruidos; las casas, incluidos los centros de culto cristianos, a veces se incendian”.

Los terroristas extremistas islámicos invaden las áreas en gran número, atacando simultáneamente varias aldeas y asentamientos, dijo.

“Todos estos ataques han seguido ocurriendo sin una intervención fuerte, coordinada y consistente de las agencias de seguridad”, dijo Kwewum.

El 22 de julio en la aldea de Jenuwa Nyifiye, al menos nueve cristianos fueron asesinados en ataques terroristas, según Habila Timothy Anderifun, representante en la Cámara de la Asamblea del Estado de Taraba de la parte sur del estado.

“El 18 de julio, Talatu Yaro fue masacrada en Kujwean por presuntos bandidos armados fulani, y sus restos fueron empaquetados en bolsas de polietileno como carne de monte”, dijo Anderifun en un comunicado. “El mismo día, Rimamsikwe Audu fue destrozado en pedazos en la aldea de Kujwean, mientras que Andenyangtso Adamu fue masacrado a lo largo de la carretera Takum-Lisam por los mismos bandidos armados fulani”.

Anderifun dijo que 60 cristianos murieron y otros 120.000 fueron desplazados en dos meses de ataques de pastores armados y terroristas en los condados de Ussa y Takum y el área de desarrollo de Yangtu del estado de Taraba.

“Los asesinatos y mutilaciones de los cuerpos de las víctimas en Ussa constituyen crímenes de lesa humanidad, y exhortamos a

El gobierno de Nigeria debe tomar medidas urgentes para poner fin a estos asesinatos sin sentido”, dijo Anderifun. “Es imperativo afirmar que comunidades como Kujwean, Asik, Ripenchin, Kutuko, Kusansan y, de hecho, todo el distrito de Kwesati, Lissam II, Yangtu y Bika, entre otras comunidades, han sido abandonadas”.

Toma de posesión terrorista

Desde enero, 300 cristianos han sido asesinados por pastores y otros terroristas y 120.000 personas han sido desplazadas mientras 40 comunidades predominantemente cristianas fueron destruidas, dijeron Anderifun y otros dos legisladores de la Asamblea de la Cámara del Estado de Taraba, Garba Ajiya y Usman Danjuma Shiddi.

“Los ataques contra los cristianos que comenzaron en enero de este año ahora se han convertido en una invasión y ocupación total de no menos de 40 comunidades en mi circunscripción por parte de bandidos armados fulani”, dijo Garba Ajiya.

En la última semana de julio, los terroristas atacaron Kpashimbe, Sabon-Gida Kpashimbe, Manya, Tati, Gandum I y II, Muji 1 y II, entre varias otras comunidades a lo largo de la carretera Manya-Takum, dijo Ajiya.

“Estas aldeas han quedado desiertas, mientras que los pastores fulani ahora pastan sus vacas libremente en las granjas de las personas desplazadas”, dijo. “Miles de desplazados internos se han visto obligados a trasladarse a las escuelas primarias de Markam y Fadama y están utilizando las aulas de las escuelas como refugio. La iglesia católica y otras iglesias en esa área han acogido a algunos de los cristianos desplazados”.

Shiddi agregó que los cristianos en el área de gobierno local de Ussa y el área de desarrollo de Yangtu han sido objeto de fuertes ataques por parte de presuntos terroristas de Boko Haram en los últimos tres meses.

“Esos ataques y masacres son huellas muy claras de Boko Haram, porque así fue como comenzó en los estados de Borno y Yobe”, dijo Shiddi. “Los campamentos terroristas ahora se están extendiendo por esas comunidades desde donde lanzan ataques y anexan más comunidades. Los terroristas avanzan ahora hacia el área del gobierno local de Takum. Se han apoderado de Tati Village y Manyan, que está a unos 20 minutos en coche de la ciudad de Takum”.

Las comunidades atacadas, dijo, fueron Basank, Muji 1, Muji 2, Fawen, Tati, Flashing, Rikwen Tumi, Rikwen Cwun, Tswen 1, Tswen 2, Kandi, Kpambo Puri, Kasiten, Kpashi, Shimta, Kwaben, Mbiya, Kakum. , Angwan Government Lodge, Tukok, Gaba, Mbafobani, Asik, Konkaen, Fangtae, Kujwaen, Kicha, Kusansang, Rikwentwen, Rikwenntsinya, Rikwen Makun, Tutuwa, Kampo, Ripaenchin, Jenuwa Koji, Kwari, Boi, Kpaw, Kwambai, Nyifiye, Ruwa , Nyicwu, Ribasi y Bika.

“Veo estas amenazas a la seguridad seriamente como un peligro potencial para nuestra existencia, y si no se hace nada efectivo ahora, todo el estado de Taraba, comenzando desde nuestra área, sería tomado por terroristas de Boko Haram, y desde nuestra área avanzarían ataques contra otras áreas y los estados vecinos”, dijo Shiddi.

Dantani Attahgani Useni, presidente del Movimiento Juvenil de Taraba del Sur (STYM), dijo en un comunicado de prensa que los terroristas de la Provincia de África Occidental del Estado Islámico (ISWAP) en colaboración con los pastores de Fulani atacaron recientemente los condados de Takum y Ussa.

“El sur de Taraba se ha convertido hoy en un entorno hostil y una guarida de asesinos, ya que nuestras tierras de cultivo están siendo destruidas, las aldeas son saqueadas y arrasadas a diario, nuestros niños son secuestrados y asesinados, los cristianos se han convertido en rehenes en sus hogares, nuestros la tierra está sitiada por transgresores que están armados con artillería pesada”, dijo Useni. “Está registrado que en varias ocasiones, las agencias de seguridad han recibido información detallada sobre las actividades operativas de estos terroristas y pastores, pero no se ha hecho nada para llevar a los perpetradores de estos actos ante la justicia”.

Una vez pacífico, el sur de Taraba se está deslizando rápidamente hacia el caos, dijo.

“Los cristianos amantes de la paz se han convertido en el objetivo de aquellos que parecen estar por encima de la ley”, dijo Useni. “La situación en desarrollo ha ido demasiado lejos y ha mostrado los lapsos y el colapso de nuestra arquitectura de seguridad como nación y un llamado a la acción urgente”.

El reverendo Isaiah Magaji Jirapye, presidente de la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN), capítulo del estado de Taraba, dijo que antes de estos ataques de los pastores de Boko Haram y Fulani, los clérigos islámicos fuera de Taraba habían amenazado con una guerra religiosa y el establecimiento de una sharia. (ley islámica) gobierno en el estado.

“Los ataques a las comunidades cristianas en las áreas del gobierno local de Ussa y Takum del estado y el Área de Desarrollo de Yangtu por parte de las milicias Fulani han tenido efectos devastadores en los cristianos en estas áreas y han resultado en la muerte de decenas de cristianos, el desplazamiento de miles de otros cristianos. y destrucción de pueblos cristianos enteros”, dijo Jirapye. “Estos ataques a las comunidades cristianas ahora han convertido la parte sur del estado de Taraba en una tierra de huesos secos. Por lo tanto, el gobierno de Nigeria debe tomar medidas urgentes para poner fin a los asesinatos incesantes en el estado de Taraba”.

Los fulani, predominantemente musulmanes, se cuentan por millones en Nigeria y el Sahel y comprenden cientos de clanes de muchos linajes diferentes que

No tienen puntos de vista extremistas, pero algunos fulani se adhieren a la ideología islamista radical, señaló el Grupo Parlamentario de Todos los Partidos para la Libertad o las Creencias Internacionales (APPG) del Reino Unido en un informe reciente.

“Adoptan una estrategia comparable a Boko Haram e ISWAP [Provincia de África Occidental del Estado Islámico] y demuestran una clara intención de atacar a los cristianos y a los símbolos potentes de la identidad cristiana”, afirma el informe de la APPG.

Los líderes cristianos en Nigeria han dicho que creen que los ataques de los pastores contra las comunidades cristianas en el Cinturón Medio de Nigeria están inspirados en su deseo de apoderarse por la fuerza de las tierras de los cristianos e imponer el Islam, ya que la desertificación les ha dificultado mantener a sus rebaños.

Nigeria lideró el mundo en cristianos asesinados por su fe el año pasado (del 1 de octubre de 2020 al 30 de septiembre de 2021) con 4650, frente a los 3530 del año anterior, según el informe de la Lista Mundial de Vigilancia 2022 de Puertas Abiertas. El número de cristianos secuestrados también fue más alto en Nigeria, con más de 2500, frente a los 990 del año anterior, según el informe de WWL.

Nigeria está detrás de China en el número de iglesias atacadas, con 470 casos, según el informe.

En la Lista Mundial de Vigilancia de 2022 de los países donde es más difícil ser cristiano, Nigeria saltó al séptimo lugar, su clasificación más alta, desde el número 9 del año anterior.

Morning Star News


Comparte este artículo: