Nuevo año, mismas malas cifras para Biden

Comparte este artículo:

Joe Biden.

Un asombroso 60% de los encuestados en un sondeo de la CNBC piensa que Biden no está haciendo un buen trabajo.

El presidente Biden entra en el segundo año de su mandato probablemente buscando cambiar drásticamente el curso de su administración antes de las elecciones de mitad de período de este año, en las que su Partido Demócrata defenderá mayorías muy ajustadas en ambas Cámaras del Congreso. Sin embargo, aunque los calendarios muestran ahora un nuevo año, los números de las encuestas siguen mostrando el mismo panorama sombrío.

Un nuevo sondeo de CNBC/Change muestra que el 56% de los americanos desaprueba la forma en que Biden está gestionando su trabajo, mientras que sólo el 44% de los americanos aprueba su actuación. La CNBC no es la única encuesta que muestra al presidente contra las cuerdas, ya que un sondeo de Economist/ YouGov lo sitúa en un 40% de aprobación entre los encuestados, mientras que el 50% de los encuestados piensa que está haciendo un mal trabajo.

La posición política del presidente es débil en todos los frentes, ya que a los votantes tampoco les gusta la forma en que Biden está manejando temas específicos. Ambas encuestas muestran a los americanos muy escépticos respecto a la gestión de Biden de la economía, la pandemia de COVID, la seguridad nacional y las cuestiones fiscales.

Biden

Los números de aprobación de Biden se han hundido desde la retirada de Afganistán el pasado agosto (Imagen: EFE)

El presidente hunde sus cifras de aprobación en economía

La encuesta de la CNBC muestra un 60% de los encuestados que desaprueban el enfoque económico de Biden, un muy mal augurio para cualquier funcionario público que quiera seguir siendo un político viable. El panorama es aún peor cuando se pregunta por la labor del presidente en materia de inflación (donde el 72% desaprueba su trabajo) y por cómo está trabajando para mejorar sus finanzas personales, donde el 66% lo desaprueba. El sondeo de YouGov también muestra que sólo una minoría de los votantes aprueba la labor de Biden en materia de empleo y economía, ya que sólo el 38% apoya sus políticas en este ámbito.

Los votantes también son pesimistas sobre la economía en general, ya que la encuesta de YouGov/The Economist muestra que sólo el 24% piensa que la economía está en buena o excelente forma. Lo más revelador es que el 45% de los encuestados dice que la economía de su zona fue algo peor o mucho peor en 2021 que en 2020, y el 52% piensa lo mismo de la economía nacional. El peor presagio para Biden es que una significativa pluralidad de los americanos (48%) piensa que la economía irá peor en un futuro próximo.

Biden pierde terreno en todos los temas y los votantes lo ven como un líder débil

El presidente también pierde apoyo en lo que era uno de sus puntos más fuertes durante la primera mitad de 2020, ya que el 55% de los americanos piensa que no está haciendo un buen trabajo en la gestión de la pandemia de COVID, un descenso significativo respecto al pasado mes de abril, cuando el presidente obtenía un 62% de aprobación en su respuesta a la pandemia.

Los americanos no apoyan mucho la forma en que Biden está manejando los asuntos de seguridad nacional, o cómo trata los impuestos y el gasto del gobierno. La encuesta de You/Gov muestra que sólo el 36% apoya la forma en que está manejando los temas de Seguridad Nacional y sólo el 33% aprueba su enfoque hacia los impuestos y el gasto gubernamental.

Biden

La aprobación de Biden sobre la gestión de la pandemia del Coronavirus ha caído en picado (Imagen: EFE)

Además, los votantes también valoran muy negativamente la capacidad política y las características personales de Biden. El 50% piensa que el presidente no se preocupa mucho por las necesidades de la gente, el 62% no cree que sea un líder digno de confianza, el 50% se siente incómodo con el enfoque de Biden hacia una crisis internacional y (más devastador incluso) el 60% de los encuestados por el sondeo de YouGov piensa que es un líder débil.

El presidente Biden asumió el cargo prometiendo una vuelta a la normalidad tras la controvertida presidencia de Donald Trump; sin embargo, tras un año de crisis tanto en el país como en el extranjero parece que el pueblo americano se está amargando con su 46º presidente. Si los demócratas quieren evitar un baño de sangre en las elecciones intermedias de este año, Biden tendrá que mejorar sus números muy rápidamente.

Daniel Chang – El American


Comparte este artículo: