El GOP investigará los errores de los demócratas el 6 de enero si obtienen la mayoría: McCarthy

Comparte este artículo:

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), habla durante su rueda de prensa semanal en el Capitolio, el 9 de enero de 2020, en Washington, DC. (BRENDAN SMIALOWSKI/AFP vía Getty Images) Fuente: The Epoch Times en español

El líder republicano Kevin McCarthy (R-Calif.) anunció durante una aparición el domingo en Fox News que, si su partido recupera la mayoría en 2022, el Partido Republicano usará su poder para investigar los pasos en falso de la presidente de la Cámara, Nancy Pelosi (D-Calif.), y sus designados antes del mitin “Stop the Steal” (Detengan el robo) del 6 de enero de 2021.

En julio de 2021, la Cámara controlada por los demócratas autorizó la creación del Comité del 6 de enero en una votación mayoritariamente partidista. El comité, que muchos han acusado de ser abiertamente partidista, incluye solo dos republicanos: Los representantes. Adam Kinzinger (R-Illinois) y Liz Cheney (R-Wyoming).

A pesar de que la razón declarada para la comisión es averiguar la verdad sobre lo que sucedió el 6 de enero de 2021, los críticos republicanos de la comisión dicen que dicha comisión se ha negado a investigar los eventos del 6 de enero, y eventos anteriores, que podrían perjudicar a los demócratas.

“Este falso comité partidista no se enfoca en responder las preguntas más importantes de por qué el Capitolio no estaba preparado ese día y cómo podemos asegurarnos de que esto nunca vuelva a suceder”, argumentó la representante Elise Stefanik (R-N.Y.) durante una conferencia telefónica el 6 de enero. “El pueblo estadounidense merece saber lo que los principales medios de comunicación se niegan a cubrir: El hecho de que la única oficina que está fuera de los límites de esta farsa de investigación partidista es la oficina de la presidente Pelosi”.

La comisión del 6 de enero, dijo Stefanik, “es un arma política y se usa para encubrir los fracasos de Nancy Pelosi”.

El más notable de estos fracasos, dicen los críticos del Partido Republicano, es el papel que tuvieron la presidente de la Cámara de Representantes, Pelosi, y sus designados en la preparación del Capitolio antes del evento.

El representante Rodney Davis (R-Ill.), miembro republicano de alto rango en el Comité de Administración de la Cámara de Representantes, que supervisa la seguridad del Capitolio, detalló algunos de estos pasos en falso en una carta escrita el 3 de enero dirigida a Pelosi.

Según Steven Sund, exjefe de policía del Capitolio, solicitó que se trajeran miembros de la Guardia Nacional para garantizar que la manifestación transcurriera sin problemas. Sund afirma que el sargento de armas designado por Pelosi, Paul Irving, negó la solicitud, citando preocupaciones sobre la “óptica” de traer guardias a la ciudad.

En otra ocasión, cuando Sund preguntó acerca de traer a la Guardia Nacional, Irving dijo que “necesitaría un ascenso en la cadena de mando”.

Más tarde, Pelosi obligaría a Sund a renunciar tras el colapso de la seguridad el 6 de enero.

Davis escribió que “las afirmaciones del jefe Sund resaltan la importancia de comprender qué dirección, si es que recibió alguna, recibió el Sr. Irving con respecto a los preparativos y la respuesta a la violencia del 6 de enero”.

Según Davis y Stefanik, los representantes republicanos hicieron varios intentos para obtener acceso a los documentos de Irving el 6 de enero, pero se les negó la petición.

Desde hace meses, los republicanos han prometido investigar más los eventos del 6 de enero que la comisión demócrata del 6 de enero ha ignorado. Parte de esa prioridad, han dejado en claro, es obtener acceso a los documentos que Pelosi y sus designados han mantenido bajo llave.

Durante su aparición en Fox News, McCarthy dejó en claro que esto todavía está en la agenda de los republicanos si recuperan la Cámara.

“La carta de Rodney Davis es correcta”, dijo McCarthy. “Cuando miras lo que ha hecho Nancy Pelosi, ella politizó este proceso, [al] no llegar a las dos preguntas principales: ¿Por qué el Capitolio estuvo tan mal preparado ese día? y ¿Cómo nos aseguramos de que nada como esto vuelva a suceder?”

“Lo que Rodney está pidiendo aquí es la comunicación entre el sargento de armas y la presidente”, agregó. Y he aquí, la presidente [Pelosi] dice: ‘Eso no se presentará’”.

“[Pelosi] está negando la información que puede llevarnos a la respuesta”, argumentó.

Y aunque Pelosi y su personal fueron informados por la Policía del Capitolio de que era posible que se rompiera el orden, dijo McCarthy: “Nunca nos advirtieron en el lado republicano que esto fuera siquiera posible”.

“Hay muchas preguntas aquí… que deben responderse”, continuó McCarthy.

McCarthy luego se refirió a cómo los republicanos podrían encontrar esas respuestas.

“Si tenemos la suerte de… tomar la mayoría”, dijo McCarthy, “tendremos poder de citación y podríamos responsabilizar a las personas para asegurarnos de que el Capitolio esté seguro”.

Desde el comienzo del 117° Congreso, los demócratas han sido criticados por los republicanos, y por otros críticos, a causa de su actitud parecida a la de un “gobierno de un solo partido”.

Mientras estuvieron en el poder, los demócratas han hecho varios esfuerzos para cambiar o abolir el filibusterismo con el propósito de evitar por completo a los republicanos del Senado, han reflexionado sobre la posibilidad de expandir la Corte Suprema, han tratado de aprobar una legislación que federalizaría las elecciones en beneficio de los demócratas y han censurado o han presentado cargos de desacato al Congreso contra exfuncionarios de Trump y republicanos de la Cámara.

McCarthy ha prometido durante meses que los republicanos responderán con las mismas tácticas cuando obtengan la mayoría.

Después de que los demócratas censuraran al representante Paul Gosar (R-Ariz.) en una votación de línea partidaria, McCarthy advirtió que “lo que [los demócratas] han comenzado no se puede deshacer fácilmente”.

Si recuperan la Cámara, el Partido Republicano ha dejado en claro que estará dispuesto y podrá usar las mismas herramientas que tienen los demócratas. Bajo la dirección republicana, el comité del 6 de enero sin duda explorará las preguntas persistentes sobre la participación de Pelosi y otras cuestiones que los demócratas se han negado a explorar.

Joseph Lord – La Gran Época – (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: