China cierra el tercer puerto más grande del mundo, lo que podría afectar la cadena de suministro global

Comparte este artículo:

El puerto de Ningbo, una importante base de almacenamiento y transbordo de petróleo crudo, mineral de hierro, contenedores y productos químicos líquidos, en la ciudad de Ningbo, provincia de Zhejiang, China, el 9 de junio de 2005. (Guang Niu/Getty Images)

La ciudad industrial china de Ningbo y sede del tercer puerto de contenedores más grande del mundo ha estado bloqueada debido a un reciente brote de COVID-19. Los analistas sugieren que las medidas de bloqueo podrían causar más interrupciones en la cadena de suministro global.

Según el medio estatal chino Global Times, la ciudad de Ningbo en la provincia de Zhejiang está bajo confinamiento luego de detectar al menos 23 casos del virus del PCCh. Según los informes, el brote se concentró en el distrito de Beilun, el área central del puerto de Ningbo, lo que puso en cuarentena a muchos camioneros locales y al personal esencial del puerto.

La política china de “cero-COVID” ha puesto el Distrito de Beilun bajo un bloqueo de emergencia de nivel I desde las 16:30 horas del 1 de enero, inmediatamente después de que se confirmaran varios casos del virus del PCCh.

Según la Comisión Nacional de Salud de China, las áreas donde ocurrió el brote se separaron en zonas cerradas, zonas controladas y zonas de prevención según el nivel de riesgo de transmisión, colocándolas bajo diferentes protocolos de gestión.

Actualmente, las zonas cerradas y controladas del distrito de Beilun cubren 4.6 kilómetros cuadrados (1.8 millas cuadradas) y albergan a 37,000 personas. Aquellos en la zona cerrada están bajo cuarentena total y está estrictamente prohibido salir de casa, todos los puntos de venta están cerrados y los productos básicos diarios se entregan a domicilio. Las zonas controladas solo permiten la entrada, no la salida, del personal imprescindible, siguiendo el protocolo de “no salir a menos que sea necesario”.

El puerto de Ningbo-Zhoushan es el segundo puerto de contenedores más grande de China y el tercero más grande del mundo. Tuvo un rendimiento de carga de 1100 millones de toneladas durante tres años consecutivos. El distrito de Beilun es el área central del puerto de Ningbo-Zhoushan, y sus zonas cerradas y controladas están cerca de las terminales de carga.

Ningbo Marine, una empresa china de transporte de carga, dijo que el cierre está teniendo un impacto considerable en las importaciones y exportaciones a corto plazo en el área del puerto de Beilun y el puerto de Ningbo-Zhoushan en general, principalmente porque el personal esencial del puerto y los conductores de camiones están en cuarentena. Además, en las zonas cerradas se han bloqueado temporalmente las principales vías de entrada y salida de la ciudad portuaria, así como muchas autopistas y canales de entrada a las terminales.

Según la red de noticias local de Ningbo, hay más de 20,000 camiones en el distrito de Beilun, mientras que solo unos 7600 recibieron pases especiales para entrar y salir del puerto.

El informe dice que el bloqueo a los camiones del distrito de Beilun afectará no solo su comercio exterior y el transporte de carga, sino que también afectará el envío y la logística de toda la provincia de Zhejiang.

Los controles antivirus del Partido Comunista Chino (PCCh) ponen una etiqueta especial a las personas que han visitado una ciudad de riesgo medio o alto en un plazo de 14 días. Mientras tanto, la mayoría de las regiones de China someten a las personas etiquetadas a una cuarentena de 21 días.

Aunque los cierres de las grandes ciudades chinas para luchar contra los brotes están provocando la preocupación de muchas empresas de transporte y comerciantes de todo el mundo, los puertos del distrito de Beilun de Ningbo siguen funcionando en su mayor parte. Además, la ciudad de Ningbo ha emitido medidas específicas para garantizar el funcionamiento continuo de sus puertos a pesar de los contratiempos.

El sitio web chino de noticias sobre el transporte de mercancías One Shipping afirmó que las exportaciones de comercio exterior y las empresas de transporte y logística de China deben prepararse para el “peor de los casos”, ya que los retrasos y la congestión del transporte pueden ser inevitables, y probablemente tendrán un efecto dominó en los principales puertos y mercados de todo el mundo.

Shawn Lin – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: