Órdenes de vacunación COVID de Biden llevan a grandes empresas a trasladar su sede a Texas: Abbott

Comparte este artículo:

El gobernador de Texas, Greg Abbott, habla en una conferencia de prensa en el Capitolio, en Austin, Texas, el 8 de junio de 2021. (Montinique Monroe/Getty Images)

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el domingo que las órdenes federales de vacunación del presidente Joe Biden han impulsado a nuevas empresas a trasladar sus sedes al estado.

Texas es uno de los varios estados de EE.UU. que ha interpuesto múltiples demandas federales contra el gobierno de Biden por su orden de vacunación contra COVID-19, que obliga a casi todos los empleados federales a vacunarse contra COVID-19 como condición de empleo, incluidos los empleados federales civiles y los contratistas.

Mientras tanto, Abbott ha hecho una política de no a la orden en el estado.

En una entrevista en el programa “Sunday Morning Futures” de Fox News, Abbott dijo que Texas está “creciendo y prosperando” al tiempo que declaró que “no puede haber órdenes que infrinjan la libertad individual”.

“Eso, en parte, es por lo que creo que hay tantas empresas que se están instalando en el estado de Texas”, dijo. “Solo en los primeros 11 meses de este año ha habido 70 empresas y corporaciones que han trasladado su sede al estado de Texas”.

“Texas ha sido muy agresivo a la hora de impugnar legalmente todas estas órdenes que la administración Biden ha puesto en marcha en relación con COVID y las hemos ido ganando todas en los tribunales y ahora mismo en Texas no hay órdenes federales que se apliquen”, continuó. “La única orden que se aplica es mi orden ejecutiva que dice que nadie en el estado de Texas puede ser obligado a vacunarse”.

Los comentarios de Abbott se producen poco después de que Tesla trasladara oficialmente su sede de Palo Alto, California, a Austin, Texas, con una presentación regulatoria del 1 de diciembre que hace oficial el traslado.

“El 1 de diciembre de 2021, Tesla, Inc. trasladó su sede corporativa a Gigafactory Texas, en el 13101 de Harold Green Road, Austin, Texas 78725”, dice la presentación ante la Comisión de Valores (SEC), que lleva la firma del director financiero de Tesla, Zachary Kirkhorn.

Abbott se dirigió a Twitter para reconocer el traslado, diciendo que Tesla tiene ahora “oficialmente” su sede en el estado de la Estrella Solitaria.

Por otra parte, Abbott y Samsung Electronics anunciaron en noviembre que la multinacional surcoreana construiría una nueva planta de fabricación de semiconductores de unos 17,000 millones de dólares en Taylor, Texas, la mayor inversión extranjera directa registrada en el estado.

La nueva instalación de fabricación “producirá chips lógicos avanzados que alimentarán dispositivos de próxima generación para aplicaciones como móviles, 5G, computación de alto rendimiento (HPC) e inteligencia artificial (AI)”, dijo Abbott, y agregó que la medida elevaría la inversión total de la compañía en Texas a más de 35,000 millones de dólares desde 1996.

D6 Inc., fabricante de productos de envasado y contenedores, también anunció en octubre que trasladará su sede de Portland , Oregón, a Sulphur Springs, Texas, un traslado que se espera que cree 231 nuevos puestos de trabajo y 27 millones de dólares en inversión de capital.

Abbott ha emitido múltiples órdenes ejecutivas sobre la exigencia de vacunas de Biden. La última, emitida en octubre, prohíbe a cualquier entidad de Texas, incluidas las empresas privadas, exigir la vacunación a sus empleados o clientes.

En noviembre, Abbott presentó una petición ante el Tribunal de Apelación del Quinto Circuito de EE.UU. impugnando la orden de vacunación impuesta por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

Sin embargo, las organizaciones que están a favor de la orden de vacunación en Texas, como la Asociación de Empresas de Texas, la Asociación de Hospitales de Texas, la Asociación de Fabricantes de Texas, la Asociación de Hoteles y Alojamientos de Texas y la Asociación de Camioneros de Texas, han advertido a los legisladores que intentar prohibir la orden de vacunación por parte de cualquier entidad podría tener consecuencias nefastas.

Ted Shaw, presidente de la Asociación de Hospitales de Texas, dijo que la medida de Abbott era política.

“Ha llegado el momento de dejar de lado la política y dejar que los hospitales hagan lo mejor para proteger a sus pacientes. Los hospitales de Texas se oponen firmemente a los esfuerzos que se están llevando a cabo para impedir que puedan exigir la vacunación de su propio personal, muchos de los cuales están al lado de la cama todos los días con niños y adultos que son vulnerables a COVID-19”, dijo Shaw en un comunicado.

“Esta acción política socava la misión central de los hospitales, y los pacientes y el personal no pueden correr un riesgo innecesario. Los hospitales han resistido durante meses en la zona cero de esta pandemia. Como expertos en curar y salvar vidas, los hospitales deben tener la confianza, el respeto y la flexibilidad para imponer las vacunas en sus propias instalaciones para proteger a la población de Texas”, añadió.

Katabella Roberts – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: