Thanksgiving se originó en un fracaso socialista solucionado por el capitalismo

Comparte este artículo:

La historia real del Día de Acción de Gracias es realmente reveladora. Es importante recordarla en unos Estados Unidos en peligro real de sucumbir ante el socialismo.

El Día de Acción de Gracias evoca ideas diferentes para cada persona. Para algunos significa rebajas y compras compulsivas, para otros es una celebración patriótica y familiar. Para el radical de ideología woke, adoctrinado en la insensata teoría crítica marxista, es básicamente otra “heteropatriarcal” celebración del “racismo sistémico”.

Aunque la historia del Día de Acción de Gracias como celebración americana es realmente interesante, el significado tradicional, como nos recuerda acertadamente Julio M. Shilling es que:

“El Día de Acción de Gracias encapsula una celebración ligada, directamente, a la fundación de la nación, a las guerras para alcanzar la libertad, la independencia, rescatar sus valores inherentes y salvar la república. De igual forma, es una ocasión que se estableció para que todo un pueblo tome conciencia de la importancia del papel de Dios en nuestras vidas y de expresar esa gratitud colectivamente, como nación bendecida”.

Pero este año América celebró un Día de Acción de Gracias en medio de una profunda división ideológica. Una división originada en la gran prensa liberal, la política demócrata y la ideología woke. Por eso a los americanos les preocupa lo que hoy pretenden “enseñarle” a sus hijos en las escuelas unos maestros activistas antiamericanos apoyados por Washington. Les preocupa también la inflación que ha ocasionado la administración Biden mediante el gasto desmesurado.

Lo sepan o no, a los americanos les preocupa lo que el socialismo está comenzando a hacerle a los Estados Unidos. Es por eso que la historia real de los eventos que celebran el Día de Acción de Gracias es realmente reveladora y es importante recordarla en unos Estados Unidos en peligro real de sucumbir al socialismo.

Es una historia que difícilmente nos recuerdan intelectuales y periodistas sesgados a la izquierda. Una historia que fue posible porque los primeros colonos de América ejercieron materialmente el autogobierno a un grado inalcanzable en las propias islas británicas.

De hecho, los habitantes de aquellas tempranas colonias de América experimentaron un grado de autogobierno inexistente entonces, tanto en la casi totalidad de la Europa continental de su tiempo como en las colonias de la América española. Incluso intentaron implementar el comunismo, desechándolo por impracticable.

En esa historia, hoy casi olvidada, del fracaso del primer experimento comunista de América, solucionado por lo que hoy llamaríamos capitalismo, se originó la tradición del Día de Acción de Gracias.

thanksgiving

Fue entonces cuando se inició el Thanksgiving – Día de Acción de Gracias. (Pixnio)

Como explica Robert A. Sirico:

“Cuando en 1617 los peregrinos decidieron marcharse de Holanda, formaron una compañía con comerciantes de Londres, John Pierce y Asociados, recibiendo autorización de la corona para establecer una plantación en la colonia de Virginia, pero se desviaron y llegaron más bien a las costas de Massachusetts. Según el contrato, cada adulto recibiría una acción de la compañía, pero no se declararían dividendos sino después de siete años. Una vez que llegaron a Plymouth en 1620, siguiendo los consejos de la empresa, declararon que los pastos y cultivos serían de propiedad comunitaria.

El resultado fue hambre y caos económico. La mitad de los colonos murieron durante el primer invierno y no fue sino hasta 1623 que se estableció la propiedad privada y el derecho de cada cual a cultivar su tierra para obtener ganancias. Los libros de texto generalmente culpan al mal tiempo del desastre de los primeros años, pero fue William Bradford, el gobernador de la colonia, quien instituyó la primera privatización en América. Sobre la crisis, escribió en su diario que había ‘asignado a cada familia una parcela de tierra […] esto fue un éxito porque hizo industriosos a todos los brazos […] mucho más maíz fue sembrado’. La política socialista original había resultado ´en mucha confusión y descontento y retrasó el empleo que nos hubiera beneficiado y confortado’”

La decisión de Bradford de definir claramente la propiedad fue la causa de la primera gran cosecha y el detonante para el Día de Acción de Gracias, que se convertiría en la fiesta familiar más importante del año en Estados Unidos, el último jueves de noviembre.

Guillermo Rodriguez – El American


Comparte este artículo: