Que Biden siga comulgando y apruebe el aborto es “un sacrilegio”, señala el arzobispo Viganò

Comparte este artículo:

Izd.: El presidente estadounidense, Joe Biden, en la Casa Blanca el 6 de agosto del 2021. Dch.: El arzobispo Carlo Maria Viganò, el 17 de junio de 2013. (Flickr.com: Cameron Smith/Roman Catholic Archdiocese of Boston).

🔴 Síguenos a través de Youtube / Telegram / Newsletter

Redacción BLes– Luego de que el presidente estadounidense, Joe Biden, dijera que el Papa lo había llamado “buen católico”, y lo hubiera invitado a “seguir comulgando”, el arzobispo Carlo Maria Viganò dijo que esa era “una descarada invitación a cometer sacrilegio”.

Viganò añade que las palabras del Papa “desautorizan la posición inmutable del Magisterio de la Iglesia” y profanan “la Santísima Eucaristía al recibirla en estado de pecado público y manifiesto”, aludiendo al apoyo de Biden al aborto, citó Life Site News del 31 de octubre.

Biden visitó al Papa en el Vaticano el 29 de octubre, como parte de su gira por Europa, y su relato sobre lo que le dijo el Papa motivó a Viganò a emitir sus declaraciones al respecto, enfatizando en el rol asumido por Jorge Mario Bergoglio, el Papa, al frente la Iglesia.

“Todo católico sabe que el asesinato de una criatura indefensa en el seno materno es un crimen horrendo; y que el escándalo más grave lo da a los fieles no solo Joe Biden como partidario convencido del aborto, sino también el propio Bergoglio, a quien se le reconoce la autoridad de Pastor Supremo de la Iglesia”,  dijo Viganò.

Y agrega: “Su obra de demolición no conoce tregua ante el silencio atónito de los Cardenales y Obispos”.

Asimismo, cuestiona el desempeño de la iglesia católica diciendo que hay: “una subversión inquietante de la misión de la Iglesia de Cristo, hoy reducida al cambio climático, al capitalismo inclusivo…” y a otras actividades polémicas.

A continuación Viganò siguió relatando que el Papa había sido reconocido como “guía moral” por el Consejo para el Capitalismo Inclusivo que dirige Lynn Forester de Rothschild.

También criticó que Bergoglio hubiera nombrado a un partidario de la reducción de la población mundial y de la lucha contra el cambio climático, Jeffrey David Sachs, miembro de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales.

Sachs es también el presidente de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Tanto Biden como la presidenta de la Cámara de Representantes de EE. UU., Nancy Pelosi, han estado en medio de la controversia porque a pesar de que dicen ser católicos, no solo aprueban la muerte de los bebés no nacidos, sino que la impulsan.

En este sentido, cuando Biden era candidato a la presidencia dijo que si la Corte Suprema intentaba revertir el fallo de Roe vs. Wade de 1973 que terminó legalizando el aborto en los Estados Unidos, haría del aborto ‘la ley de la tierra’, según el Daily Caller.

En esa ocasión el entonces presidente, Donald Trump, comentó la posición de Biden, a través de su cuenta de Twitter.

“Wow. Joe Biden acaba de tomar una posición más liberal en Roe vs. Wade que Elizabeth Warren en su mejor momento. También quiere llenar nuestra gran Corte Suprema de los Estados Unidos. Esto es lo que los demócratas harán. Recuerden esto cuando intenten cambiar de postura antes de que las elecciones terminen. ¡SALGAN Y VOTEN!”, escribió Trump.

En este contexto, a mediados de septiembre del 2020, el grupo Catholic Vote, lanzó una campaña de avisos digitales para exponer el historial anticatólico de Biden.

Brian Burch, presidente de Catholic Vote dijo: “El historial de Joe Biden nos deja claro que no protegerá nuestros valores católicos ni defenderá nuestra forma de vida. Para los católicos que atesoran la fe y su libertad de vivirla, la presidencia de Biden representa una amenaza existencial”.

José Hermosa – BLes


Comparte este artículo: