Otro representante demócrata deja su escaño y continúa cayendo la mayoría de Pelosi en la Cámara

Comparte este artículo:

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en Chatham House, Londres, el 17 de septiembre de 2021. (Toma de pantalla: YouTube/Guardian News).

🔴 Síguenos a través de Youtube / Telegram / Newsletter

Redacción BLes– Eddie Bernice Johnson, representante demócrata por Texas anunció que a partir del próximo año no renovará su mandato, lo que implica una nueva gran pérdida para la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, quién viene sufriendo además varias derrotas electorales clave.

Johnson se jubilará el próximo año, poniendo fin a su carrera política de 30 años en el Congreso. La noticia no cayó bien en el entorno demócrata liderado por la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi, quienes están viendo desmoronar paulatinamente la mayoría que les permitió imponer legislaciones fácilmente durante los últimos tiempos.

“Me retiraré y les recomendaré quién es el mejor para seguirme”, dijo Johnson el sábado, rodeándose de miembros de su familia, y señaló que se retirará el próximo enero después de la elección del próximo Congreso.

El retiro de Johnson se produce cuando la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, está atravesando una fuerte lucha por mantener a los miembros en la Cámara. La congresista es el decimosexto miembro demócrata en anunciar que se retirará o se postulará para un cargo diferente, como el Senado o un puesto local.

Además, Johnson, no es una representante cualquiera, ya que es conocida por ser una confidente cercana de Pelosi, presidiendo el poderoso Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología y votando el 100 por ciento de las veces en favor de las propuestas de Pelosi durante el último período.

Además de los retiros de algunos de sus protagonistas, los demócratas están comenzando a ver duras derrotas electorales como demuestran los casos recientes de Virginia y Nueva Jersey.

Las políticas progresistas radicales, y la incompetencia en temas como la inflación, el crimen, el control de la frontera, la salida de Afganistán y la solución de problemas de abastecimiento, parecieran ser los motivos por los cuales los estadounidenses estarían evitando votar a candidatos demócratas.

A comienzos de noviembre, Glenn Youngkin llevó a todo un equipo de republicanos a la inesperada victoria en Virginia. El equipo incluye al vicegobernador electo Winsome Sears, un jamaiquino naturalizado que sirvió en la Infantería de Marina de los Estados Unidos y también incluyó al fiscal general electo Jason Miyares, hijo de refugiados cubanos que escaparon de la opresión del comunismo.

Este fue el primer traspié padecido por Pelosi y su equipo de demócratas.

Seguidamente, en Nueva Jersey, Ed Durr Jr., un camionero independiente, derrotó al presidente demócrata del Senado del estado de Nueva Jersey, Stephen Sweeney, lo que implicó una gran desilusión para los demócratas, sobre todo cuando trascendió que Durr gastó apenas 2.300 dólares en su campaña.

No todo termina allí, en Seattle, un republicano ganó la carrera de fiscal de la ciudad por primera vez en más de 30 años.

Mientras tanto, en una elección especial legislativa estatal en San Antonio, Texas, un republicano ganó en un distrito con un 73% de latinos, lo cual hubiera sido algo impensado algunos años atrás.

Unos días después, el legislador demócrata del estado de Texas, Ryan Guillen, anunció su decisión de abandonar su partido para pasar a ser parte de los republicanos diciendo:

“Después de mucha consideración y oración con mi familia, siento que mis valores fiscalmente conservadores, pronegocios y provida ya no están en sintonía con el Partido Demócrata de hoy y me estoy postulando con orgullo como republicano para representar al Distrito 31 de la Cámara”.

Las encuestas reflejan esta tendencia anti demócrata en casi todos los estados del país, lo que implica un gran problema para el partido y su presidenta en la Cámara Nancy Pelosi, quienes deberán analizar cómo continuar y qué estrategia implementar si pretenden hacer pelea en las próximas elecciones de medio término de 2022.

Andrés Vacca – BLes


Comparte este artículo: