Región fronteriza de Texas impulsa al estado a tomar más acciones contra la inmigración ilegal

Comparte este artículo:

La policía estatal de Texas arresta a dos ciudadanos estadounidenses que transportaban a tres extranjeros ilegales a San Antonio, en el condado de Kinney, Texas, el 20 de octubre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

UVALDE, Texas–Un trío de pequeñas localidades fronterizas se han unido en un intento por obligar al estado de Texas a proporcionar los recursos necesarios para proteger a sus ciudadanos contra un flujo sin precedentes de extranjeros ilegales.

Los funcionarios del condado de Uvalde, la ciudad de Uvalde, y el condado de Kinney formaron una comisión de planificación subregional el 2 de agosto bajo un estatuto único de Texas que le da a las pequeñas entidades la fuerza para obligar a las agencias estatales a sentarse a la mesa para resolver los problemas.

Decenas de miles de inmigrantes ilegales pasan por el área–en automóvil, tren, o a pie–para llegar desde ciudades fronterizas como Del Río y Eagle Pass a San Antonio. Los condados se han declarado en perpetuo estado de desastre desde abril.

Dos funcionarios de la División de Manejo de Emergencias de Texas (TDEM) asistieron a la primera reunión de la comisión el 21 de octubre. El gobernador Greg Abbott, un republicano, encargó a la TDEM que proporcionara recursos a los condados fronterizos asediados, luego de emitir una declaración estatal de desastre el 31 de mayo.

El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) ha dedicado más policías estatales al área, pero los 391 miembros de la comisión se quejaron con los dos funcionarios de la TDEM sobre problemas de comunicación y falta de acción que los han dejado sintiéndose ignorados y frustrados.

El comisionado del condado de Uvalde, John Yeackle, dijo que uno de los mayores problemas de su condado es encontrar espacio en la cárcel para los inmigrantes ilegales y contrabandistas.

“Estamos recibiendo compromisos verbales, según tengo entendido de la oficina del alguacil, para que el DPS los traslade a Del Rio, pero eso no está sucediendo en la realidad”, dijo Yeackle. La instalación en Del Rio es un centro de detención temporal administrado por el estado que tiene en prisión a extranjeros ilegales arrestados por allanamiento de morada y otros delitos, pero está a 70 millas de Uvalde.

El comisionado del condado de Uvalde, John Yeackle, habla con representantes del Departamento de Manejo de Emergencias de Texas en Uvalde, Texas, el 21 de octubre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El alguacil del condado de Kinney, Brad Coe, dijo que varias solicitudes formales que ha hecho a la TDEM y el DPS no han sido respondidas o no han sido resueltas, incluidas las comunicaciones por radio entre sus agentes y la policía estatal mientras están de servicio.

“En este momento, el condado de Kinney parece estar en el epicentro de todo esto”, dijo. Entre los condados de Val Verde y Kinney, dijo, se habían interceptado 12 cargas de tráfico de personas en las últimas 24 horas.

Un caso involucró a un ciudadano estadounidense de 21 años de Brownsville, Texas, que transportaba a tres guatemaltecos y un mexicano a San Antonio. Mientras los agentes lo arrestaban a él y a los pasajeros extranjeros ilegales, otro vehículo pasó por donde los policías estatales se detuvieron posteriormente. El conductor y el pasajero–ciudadanos estadounidenses de Fort Worth, Texas–transportaban a tres guatemaltecos a San Antonio desde la frontera.

“Para llegar a San Antonio, hay que pasar por el condado de Kinney”, dijo Coe. Si bien dijo que el DPS ha ayudado a arrestar a 1100 extranjeros ilegales en el condado de Kinney por allanamiento de morada y otros delitos menores, estima que al menos otros 3000 han pasado desapercibidos.

El condado de Kinney también tiene un problema de espacio en las cárceles.

“Tengo en mi escritorio en este momento alrededor de 100 a 150 órdenes [de arresto] que no puedo cumplir porque no tengo un lugar en donde poner a estas personas. Tengo una instalación de 14 camas”, dijo Coe.

Un agente de la Patrulla Fronteriza recoge a tres extranjeros ilegales luego de que la policía estatal de Texas arrestara a dos traficantes ciudadanos estadounidenses que los transportaban a San Antonio, en el condado de Kinney, Texas, el 20 de octubre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

El alcalde de Uvalde, Don McLaughlin, dijo que las escuelas locales se cerraron 48 veces en la primavera debido a persecuciones de vehículos de alta velocidad y rescates de extranjeros ilegales. Dijo que algunos ciudadanos no permitirán que sus hijos jueguen en su patio a menos que un adulto armado los supervise.

“No estamos recibiendo ninguna ayuda. No estamos preparados para esto. Ellos están haciendo un gran trabajo, pero necesitamos ayuda”, dijo, refiriéndose al DPS y la policía local.

“Aún suceden un promedio de tres o cuatro escapes en auto por día. Y luego pasan la mayor parte de su tiempo tratando de arrestar a estas personas”.

McLaughlin dijo que las fuerzas del orden están descubriendo armas de fuego en vehículos de contrabando y que algunos de los extranjeros ilegales son asesinos, pedófilos, y delincuentes sexuales.

El condado se contactó con la TDEM durante el verano para obtener capacidad adicional para almacenar cuerpos luego de que murieran varios extranjeros ilegales.

“Hubo dos que saltaron del tren y murieron. Encontramos uno en un campo de cultivo. Tenemos otro que fue atropellado por una cosechadora”, dijo.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza arrestan a 21 extranjeros ilegales de México que se habían escondido en una tolva de granos en un tren de carga que se dirigía a San Antonio, cerca de Uvalde, Texas, el 21 de junio de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Uvalde tiene capacidad para albergar siete cuerpos, y McLaughlin dijo que a veces se necesitan hasta seis meses antes de que alguien reclame el cuerpo de un inmigrante ilegal.

El subdirector de la TDEM, Tony Peña, se disculpó durante la reunión de la comisión por la falta de respuesta de la agencia a la solicitud en ese momento. Dijo que buscaría respuestas a todas las quejas presentadas y prometió una mejor comunicación.

“Esto tiene que compararse con la construcción de un avión mientras está en el aire”, dijo.

“No creamos este problema como estado. Fue creado en otro lugar y por otra persona, y la respuesta está en ellos”, dijo Peña, refiriéndose a la administración de Biden.

“Todo lo que puedo decir es que el estado de Texas está utilizando los recursos que tiene disponibles en este momento para al menos frenar esta invasión”.
Fernando Perez (izq.) y Tony Pena del Departamento de Manejo de Emergencias de Texas en Uvalde, Texas, el 21 de octubre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

La reunión tuvo lugar mientras decenas de miles de inmigrantes ilegales viajan desde el sur de México hacia la frontera con Estados Unidos.

“Hay un tsunami humano en camino”, dijo el juez del condado de Kinney, Tully Shahan. “Tenemos una gran preocupación por Texas y por nuestro país”.

Cuatro días después de la reunión, McLaughlin le dijo a The Epoch Times que desde entonces había hablado con el jefe de la TDEM, Nim Kidd, tres veces y estaba seguro de que las cosas iban en la dirección correcta.

Ahora está presentando una nueva solicitud para vehículos, personal adicional y equipo. Un centro de detención temporal es lo siguiente en la lista.

Mientras tanto, la Casa Blanca rechazó el 24 de octubre la apelación de Abbott a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias para reembolsar al estado los millones de dólares que ha gastado por la crisis fronteriza.

Charlotte Cuthbertson – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: