Pilotos afirman tener el «control» en su lucha contra la vacuna obligatoria

Comparte este artículo:

US Freedom Flyers congrega a pilotos que se rehúsan a vacunarse contra el coronavirus. (PanAm Post)

Este fin de semana, Southwest Airlines registró un colapso en su itinerario. La aerolínea canceló más de 1000 vuelos, un equivalente cercano al 28 % de su horario, según cifras de Flight Aware reproducidas por Real Clear Politics.

Tras el colapso económico que produjo el confinamiento por causa de la pandemia del coronavirus en Estados Unidos, lo que más necesita la gente es empleo. Por eso millones sucumben al mandato de la vacuna que impulsa la Administración de Joe Biden. Sin embargo, quienes defienden su libertad, reclaman cuan totalitaria es esta medida y un ejemplo de ello se presentó entre los pilotos de Southwest Airlines.

Este fin de semana, Southwest Airlines registró un colapso en su itinerario. La aerolínea canceló más de 1000 vuelos, un equivalente cercano al 28 % de su horario, según cifras de FlightAware reproducidas por Real Clear Politics.  Aunque la aerolínea oficialmente dijo que el retraso en los vuelos se debió a cuestiones climáticas, hubo declaraciones posteriores de algunos pilotos que viralizaron en redes y estaban en desacuerdo con lo que sostenía la compañía.

Las afirmaciones indicaban que esto inconvenientes iniciaron por no llegar a un acuerdo respecto a la decisión de vacunarse y sus consecuencias en el plano laboral en el caso de no hacerlo.

Más de dos millones de personas vieron el video viral de un piloto protestando contra la vacuna obligatoria impuesta por el Gobierno de Joe Biden que está condenando a millones al desempleo, por abstenerse a una medida liberticida. Su acción sucede apenas días después que la aerolínea United despidió a 600 empleados por rehusarse a vacunarse. U.S. Freedom Flyers surgió como consecuencia de estas medidas.

El caso Southwest Airlines y cómo los pilotos «tienen el control»

El piloto Joshua Yoder, cofundador U.S. Freedom Flyers, criticó al presidente Biden por su mandato de septiembre que exige que la mayoría de los empleados estadounidenses reciban una inyección de la vacuna contra el coronavirus para poder mantener sus trabajos. Esta es una muestra de cómo quienes están luchando por sus libertades llevan la batalla a un plano legal, que pueda robustecer también sus argumentos.

Como representante de esta organización, Yoder dijo en el programa de Tucker Carlson en Fox News que los pilotos y otro personal no deberían ser obligados a someterse a una inyección de productos farmacéuticos no deseados por orden de su gobierno.

El comentarista empezó la transmisión anunciando cómo se está volviendo una tendencia, al punto que el 40 % de la fuerza policial de Seattle podría perder su empleo por rehusarse a vacunarse. A lo cual el entrevistado agregó: «Yo creo en la libertad». El piloto agregó: «como sabemos, el transporte es el corazón y el alma de este país».

«Mi motivo para resistirme es principalmente religioso para mí. Entre mis amigos vi una necesidad. Muchos de nosotros no queremos aceptar esto. La gente estaba siendo coaccionada, creo en la libertad y estoy aquí para apoyar la libertad de mis compañeros de trabajo y toda la gente de este país. No voy a aceptar un mandato, no me van a obligar a hacer algo en lo que no creo», exclamó Yoder.

Yoder advirtió que si no se presta atención a la advertencia del pasado fin de semana, el efecto del despido masivo de miles de trabajadores estadounidenses tendrá efectos devastadores y duraderos en la economía estadounidense, así como en la vida cotidiana de todos los estadounidenses.

«Si tiene vuelos reducidos en un 30%,  porque el 30% de los pilotos son despedidos porque no se vacunan, esto va a afectar la forma en que sus mercancías llegan aquí desde el extranjero, cómo se distribuyen a la tienda», exclamó.

«Lo mismo está sucediendo con los camioneros, está sucediendo en la industria del transporte marítimo. Esas cajas de Amazon que suelen aparecer en dos días, es posible que estén viendo tres semanas», concluyó.

De modo que, con base en estos comportamientos, no se descartaría un eventual efecto dominó de ciudadanos indignados que harían replantear a las autoridades el mandato que atenta contra la primera enmienda de la Constitución y los juicios de Nüremberg, que tienen como fin luchar contra el autoritarismo y evitar que la humanidad vuelva a vivir los abusos de estar bajo un Estado que imponga el uso forzado de farmacéuticos experimentales en su cuerpo.

Mamela Fiallo Flor – PanamPost


Comparte este artículo: