Más de 3000 policías de Chicago desafían orden de reportar estado de vacunación: Presidente de sindicato

Comparte este artículo:

Policías se reúnen mientras el cuerpo de un policía estatal de Illinois que fue descubierto con una herida de bala en la cabeza llega a la oficina del médico forense del condado de Cook el 01 de octubre de 2021 en Chicago, Illinois. (Scott Olson/Getty Images)

El jefe de uno de los sindicatos de la policía de Chicago estimó que más de 3000 oficiales se niegan a cumplir con la orden de la ciudad de informar sobre si han recibido la vacuna contra el COVID-19, lo que se produce cuando la ciudad envió varios memorandos amenazantes a los oficiales en los últimos días.

“El número no oficial que tenemos es de más de 3200″ o “alrededor de un tercio del departamento”, dijo el presidente de la Orden Fraternal de la Policía, John Catanzara, a CBS Chicago. Durante el fin de semana, la ciudad dijo que todos los trabajadores de la ciudad tienen que informar de su estado de vacunación.

El lunes, los oficiales que no informen de su estado de vacunación podrían ser suspendidos inmediatamente sin sueldo, predijo Catanzara. Pero la orden de toda la ciudad, argumentó, es ilegal porque la administración de la alcaldesa Lori Lightfoot no negoció con el sindicato.

Un memorando enviado por los altos cargos del Departamento de Policía de Chicago al personal el domingo amenazaba con el despido de los oficiales que se negaran a cumplir la política de vacunas de la ciudad. Se podría denegar la jubilación a los policías que se retiren mientras se les investiga, advertía también el memorándum.

“Un miembro del Departamento, civil o jurado, que desobedezca una orden directa de un supervisor para cumplir con la política de vacunación de la ciudad de Chicago emitida el 8 de octubre de 2021, se convertirá en objeto de una investigación disciplinaria que podría resultar en una sanción hasta e incluyendo la separación del Departamento de Policía de Chicago”, decía el memorando, que fue obtenido por The Epoch Times. “Además, a los miembros que juraron y se retiren mientras están bajo investigación disciplinaria se les puede negar la acreditación para la jubilación”.

El domingo por la noche, la Orden Fraternal de la Policía emitió una respuesta dura en Facebook.

“¿Todavía creen que esto se trata del COVID o de salud pública? Esta alcaldesa es una completa y absoluta broma”, decía el posteo, incluyendo una foto de Lightfoot en un estadio deportivo sin mascarilla. “Ella es el epítome de la hipocresía. Esto es [lisa y llanamente] un acoso a los sindicatos. Más vale que los otros sindicatos de la ciudad despierten. Hoy nos atacan a nosotros. Mañana serán ustedes si desafían a esta tirana. No cederemos”.

A principios de este mes, Lightfoot acordó permitir a los trabajadores de la ciudad permanecer sin vacunar hasta finales de 2021, pero presentar los resultados de la prueba del COVID-19 dos veces por semana. Según el memorando, los trabajadores tienen que rellenar un formulario de la ciudad en el que informan de su estado de vacunación, independientemente de si han recibido la vacuna o no.

El tira y afloja entre el sindicato policial y la oficina de Lightfoot se produce cuando al menos cuatro personas murieron y 20 resultaron heridas en tiroteos durante el pasado fin de semana en todo Chicago, según reportaron los medios locales. Un sitio web que recopila informes de homicidios y tiroteos dice que más de 680 personas han sido asesinadas en Chicago en lo que va de 2021.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con el Departamento de Policía de Chicago para obtener más comentarios.

Jack Phillips – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: