Juez federal de EE. UU. bloquea temporalmente ley contra el aborto de Texas

Comparte este artículo:

Un cartel cuelga sobre Whole Woman’s Health de South Bend el 19 de junio de 2019 en South Bend, Indiana, EE. UU. La clínica proporciona atención médica reproductiva para las mujeres, incluida la provisión de abortos. (Scott Olson/Getty Images)

Un juez federal en Austin, Texas, concedió el miércoles una orden judicial temporal contra la ley antiaborto de Texas, lo que atrajo la atención nacional después de que recientemente superara el examen judicial de la Corte Suprema de Estados Unidos.

El juez de distrito Robert Pitman, designado por el expresidente Barack Obama, opinó que “el derecho de una persona, según la Constitución, a elegir obtener un aborto antes de la viabilidad del feto está bien establecido”.

“Plenamente consciente de que privar a sus ciudadanos de este derecho mediante una acción estatal directa sería flagrantemente inconstitucional, el estado ideó un esquema estatutario sin precedentes y transparente para hacer precisamente eso”, escribió Pitman, refiriéndose a una modalidad particular de aplicación de la ley de Texas.

“El estado creó una causa de acción privada mediante la cual los individuos sin interés personal o conexión con una persona que busca un aborto serían incentivados a utilizar el sistema judicial del estado, los jueces y los funcionarios de la corte para interferir con el derecho a un aborto”.

Sala de examen en un proveedor de abortos en South Bend, Indiana, el 19 de junio de 2019. (Scott Olson/Getty Images)

El juez denegó la petición del Estado de retrasar la aplicación de la orden judicial hasta que presente un recurso ante un tribunal superior.

“El Estado renunció al derecho a cualquier tipo de acuerdo al perseguir un esquema sin precedentes y agresivo para privar a sus ciudadanos de un derecho constitucional significativo y bien establecido”, escribió Pitman.

“Que otros tribunales puedan encontrar una forma de evitar esta conclusión es cosa suya; este Tribunal no sancionará ni un día más esta ofensiva privación de un derecho tan importante”.

La oficina del fiscal general de Texas, Ken Paxton, no respondió a una solicitud de comentarios.

La sentencia de Pitman forma parte de un caso presentado por el gobierno de Joe Biden contra el estado de Texas. La administración impugnó la constitucionalidad de la SB8, una ley de Texas que prohíbe prácticamente todos los abortos después de que se detecta el latido del corazón de un niño no nacido. La ley superó la revisión judicial de los tribunales superiores al emplear un mecanismo de aplicación que deja en manos de los particulares la posibilidad de demandar a las personas implicadas en un aborto, excepto a la madre.

En una muestra de su alineación ideológica, Pitman utilizó el término “persona embarazada” para describir a las futuras madres, señalando que “considera que no todas las personas embarazadas se identifican como mujeres”.

Además del gobierno de Biden, un gran grupo de proveedores de servicios de aborto también demandaron a Texas por la constitucionalidad de la ley SB8. La Corte Suprema, en ese caso, denegó la petición de los demandantes de una orden judicial o suspensión, señalando que “planteaba serias dudas sobre la constitucionalidad de la ley de Texas en cuestión”.

Ivan Pentchoukov – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: