Hospitalizan con COVID-19 a Allen West, candidato republicano a la gobernación de Texas

Comparte este artículo:

El candidato republicano a la gobernación de Texas, Allen West, dijo que está “muy bien” después de ser hospitalizado con COVID-19 durante el fin de semana.

“No tengo quejas. Solo estoy relajado”, dijo West a The Associated Press, agregando que fue hospitalizado en Plano, un suburbio de Dallas. El exlegislador republicano dijo que está a la espera de los resultados de una radiografía de tórax.

West y su esposa, Angela, fueron diagnosticados con el virus del PCCh (Partido Comunista Chino) después de asistir a un evento de recaudación de fondos en Seabrook, Texas, la semana pasada. La pareja dijo que suspendió los eventos presenciales a los que pensaban asistir hasta que reciban una indicación clara de parte de los médicos.

“Quiero agradecerles a todos por sus oraciones. Angela y yo acabamos de completar la terapia de infusión de anticuerpos monoclonales y estamos en el período de observación. Existe una preocupación sobre mis niveles de saturación de oxígeno, que están en 89 y deberían estar en 95″, escribió en Twitter y agregó que sufre de una neumonía” no grave “relacionada con el COVID-19.

Una publicación en la cuenta de Facebook de West indicó que estaba tomando hidroxicloroquina e ivermectina para tratar los síntomas del virus.

West, un exlegislador republicano y teniente coronel del ejército, “ha declarado públicamente que apoya la elección individual y esto se refleja en su propia familia” con respecto a las vacunas anti-COVID, según una publicación de Twitter.

Agregó, “después de esta experiencia, estoy aún más dedicado a luchar contra los decretos de vacunación. En lugar de enriquecer los bolsillos de las grandes farmacéuticas y de los burócratas y políticos corruptos, deberíamos abogar por la terapia de infusión de anticuerpos monoclonales.

“Como gobernador de Texas”, continuó West, “aplastaré con vehemencia a cualquiera que imponga normas de vacunación en el estado de la estrella solitaria. Hay protocolos mucho mejores que los ciudadanos pueden utilizar y escoger por sí mismos”.

West, un favorito del Tea Party, ganó un escaño en la Cámara de Representantes en Florida durante el 2010, pero no ganó su candidatura a la reelección dos años después. Antes de anunciar su candidatura contra el gobernador republicano, Greg Abbott, West fue jefe del Partido Republicano de Texas.

El otoño pasado, se unió a una protesta contra las restricciones por COVID-19 de Abbott. También demandó al gobernador por extender el voto anticipado.

“Cecilia y yo estamos enviando buenos deseos a Allen y Angela. Están en nuestras oraciones. Mejórense pronto”, escribió Abbott en una publicación de Twitter haciendo referencia al diagnóstico de West. En agosto, Abbott dijo que contrajo COVID-19 pero dio negativo varios días después.

Jack Phillips – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: