Florida multó por más de $3.5 millones al condado de León, que despidió empleados no vacunados

Comparte este artículo:

Ron DeSantis, gobernador republicano de Florida.

La multa responde a 714 casos de violación a la prohibición de pasaportes de vacunas en Florida.

El Departamento de Salud de Florida (DOH) emitió un aviso de violación al condado de León y le impuso multas por un total de $3,570,000 por violar la ley relacionada con la prohibición de pasaportes de vacunas en el estado.

De acuerdo con el DOH, la multa ha sido impuesta por 714 casos de violación a la prohibición de pasaportes de vacunas en Florida. La medida se tomó luego de que el Gobierno del condado despidiera a 14 empleados que no se habían vacunado contra el coronavirus.

“Es inaceptable que el condado de León haya violado la ley de Florida, haya violado la privacidad médica de los empleados actuales y anteriores y haya despedido a servidores públicos leales debido a sus decisiones de salud personales”, dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, mediante un comunicado.

Además agregó: “Continuaremos luchando por los derechos de los floridanos y el Departamento de Salud de Florida continuará haciendo cumplir la ley. Vamos a defender los trabajos de los floridanos, defender los medios de vida de los floridanos y defender la libertad”.

El mandato de Florida

El Departamento de Salud de Florida ya había informado el mes pasado que impondría multas a todos aquellos que exigieran el certificado de vacunación en el estado. Lo hizo cumpliendo con la ley conocida como SB 2006, promulgada por el despacho de DeSantis en mayo, que impide a entidades públicas y privadas exigir prueba de vacunación a empleados, usuarios y clientes, y que se complementa con la Orden Ejecutiva firmada por el gobernador en abril para prohibir la expedición de pasaportes de vacunación para los floridenses.

En ese sentido, el Departamento de Salud estatal emitió una normativa que impone una multa de $5,000 a entidades, negocios, escuelas y agencias gubernamentales que quebranten la ley SB 2006.

“Estamos hoy aquí para dejar muy claro que apoyaremos a los hombres y mujeres que nos sirven, vamos a proteger los trabajos en Florida, y no vamos a dejar que nadie sea despedido por el mandato de vacuna obligatoria”, dijo DeSantis.

El American Newsroom Español


Comparte este artículo: