Exnegociador de EEUU con Talibán sobre retirada: “Fue bastante fea”

Comparte este artículo:

El enviado estadounidense Zalmay Khalilzad El enviado estadounidense Zalmay Khalilzad, izquierda, y el jefe político del Talibán, mulá Abdul Ghani Baradar, se estrechan la mano después de firmar el acuerdo de paz entre el Talibán y Estados Unidos en Doha, Qatar, sábado 29 de febrero de 2020 AP.

Zalmay Khalilzad recordó que la retirada que negoció, conocida como el Acuerdo de Doha, estaba destinada a “basarse en condiciones” en lugar de estar impulsada por una fecha concreta en el calendario, como finalmente acabó declarando Biden.

WASHINGTON – El exnegociador de Estados Unidos con el movimiento talibán Zalmay Khalilzad lamentó la forma en la que se produjo la retirada de tropas que contribuyó a negociar con los insurgentes, al tiempo que aseguró que no tiene la percepción de que los talibán lo engañaron después de la fulgurante conquista de Afganistán que efectuaron tras el anuncio de la salida.

“No permito que la gente me engañe. Hago mi tarea. Tenía a los militares, a la inteligencia, a todos conmigo”, declaró Khalilzad en una entrevista concedida a la cadena CBS en referencia a su labor durante las negociaciones bajo la administración Trump.

“El expresidente (Trump) me pidió que negociara nuestra retirada de Afganistán y que obtuviera compromisos de los talibán en el frente del terrorismo, y lo hemos conseguido. Estamos fuera. Nuestra guerra más larga ha terminado”, aseveró.

Sin criticar directamente al actual presidente Joe Biden, Khalilzad recordó que la retirada que negoció, conocida como el Acuerdo de Doha, estaba destinada a “basarse en condiciones” en lugar de estar impulsada por una fecha concreta en el calendario, como finalmente acabó declarando Biden.

Khalizad reconoció no obstante que la nueva administración podría haber gestionado mejor la salida de las tropas estadounidenses y los últimos momentos de su presencia en Afganistán. “No digo que haya sido una retirada ordenada. Fue una fase final bastante fea”, explicó, en referencia a la dramática evacuación de los civiles y militares en Kabul tras la conquista talibán del 15 de agosto.

El exnegociador también reprochó al expresidente Ashraf Ghani su huida de Kabul. El antiguo mandatario huyó del palacio presidencial en helicóptero y se dirigió a la cercana Uzbekistán cuando las fuerzas talibán entraron en la capital.

En este sentido, Khalilzad reveló que justo el día anterior, el 14 de agosto, alcanzó un acuerdo con los talibán y el Gobierno afgano para negociar durante dos semanas la posibilidad de un gobierno de transición conjunto, pero “Ghani luego hizo lo que hizo, y con ello desintegró la estructura de las fuerzas de seguridad en Kabul”.

Sobre el futuro con los talibán, Khalilzad ha emplazado a la administración Biden a adoptar cierto grado de “compromiso”. “Necesitamos una lista clara de lo que queremos a cambio de lo que ellos quieren”, explicó el exnegociador.

“Tiene que haber un acuerdo paso a paso y una hoja de ruta que ambas partes acuerden”, añadió, antes de pedir a la Casa Blanca que no libere los fondos congelados de los talibán — unos 9.000 millones de dólares — que reclaman los antiguos insurgentes como condición para negociar.

“La liberación de semejantes activos podría acabar colapsando la economía del país, y en ese colapso podría comenzar una nueva guerra civil”, avisó antes de declararse consciente, no obstante, de la dramática situación que atraviesa la población.

“A los talibán”, aseveró, “les esperan decisiones difíciles en el poder”.

Diario Las Américas (Con información de AFP)


Comparte este artículo: