Estados Unidos experimenta disminución en casos, hospitalizaciones y muertes por COVID-19

Comparte este artículo:

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, habla durante una audiencia del Comité de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado para discutir la respuesta federal en curso al COVID-19 en Washington el 11 de mayo de 2021. (Greg Nash/Pool/Getty Images)

Se prevén más descensos.

Estados Unidos está experimentando una disminución en los casos COVID-19, hospitalizaciones, y muertes relacionadas con la enfermedad.

El promedio de siete días de casos diarios fue de aproximadamente 92,600 por día a fines de la semana pasada, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Esto significó una disminución del 12 por ciento con respecto a la semana anterior. Al mismo tiempo, las hospitalizaciones por COVID-19 cayeron alrededor del 11 por ciento por semana, a alrededor de 77,080 por día.

Las muertes relacionadas con la enfermedad también se redujeron.

El promedio de siete días de muertes diarias fue de aproximadamente 1400 por día, una disminución de alrededor del cinco por ciento con respecto a la semana anterior.

La Dra. Rochelle Walensky , directora de los CDC, informó los datos durante una sesión informativa el miércoles.

Los CDC dijeron en pronósticos actualizados el 13 de octubre que se prevé que los casos, hospitalizaciones y muertes continuarán disminuyendo en las próximas semanas.

Se pronostica que las nuevas admisiones hospitalarias, por ejemplo, caigan por debajo de las 5000 por día.

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo a los periodistas que cree que Estados Unidos se encuentra en la segunda de cinco etapas, siendo la primera la fase pandémica, y la quinta la erradicación total de la COVID-19.

“Hay un punto en el que se produce una disminución en la aceleración y un cambio de rumbo de los casos. (…) Ahí es donde estamos”, dijo Fauci.

Estados Unidos experimentó un aumento en las métricas de COVID-19 a partir de julio, especialmente en los estados del sur. Eso generó una ola que fue alta pero que no alcanzó el nivel observado a fines de 2020 y principios de 2021. Desde entonces, el número de casos y hospitalizaciones ha disminuido drásticamente, particularmente en el sur, y las muertes disminuyeron lentamente.

Fauci dijo que sería “muy difícil, al menos en el futuro previsible–y tal vez nunca–eliminar realmente este virus altamente transmisible”.

COVID-19 es la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Si bien las métricas están cayendo, “tenemos que hacerlo mejor”, dijo Fauci, argumentando que la siguiente etapa, “control”, vería un nivel de infección por el virus del PCCh lo suficientemente bajo como para no perturbar la sociedad de una manera significativa.

La forma de llegar allí, afirmó, es vacunar a más personas.

“La vacunación es la respuesta para lograr que controlemos”, dijo.

Aproximadamente el 66.2 por ciento de la población estadounidense de 12 años o más ha sido completamente vacunada contra el virus del PCCh hasta el martes, según datos federales.

Fauci y otros altos funcionarios de la administración de Biden se han centrado en las vacunas y se han pronunciado en apoyo de la vacunación obligatoria, incluso cuando algunos expertos dicen que están minimizando o ignorando la protección natural que disfrutan las personas después de recuperarse del COVID-19.

Martin Kulldorf, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, dijo a The Epoch Times en una entrevista reciente que un énfasis debería estar en vacunar a las personas mayores, pero solo si no han contraído COVID-19. E incluso mientras promueven las vacunas, los estados no deberían imponer restricciones severas, argumentó, señalando a Florida como un ejemplo de cómo lograr un buen equilibrio entre la salud pública y la vida cotidiana.

“El virus nunca desaparecerá, será endémico; siempre lo tendremos con nosotros. Siempre va a matar a algunas personas mayores cada año, como lo hace la influenza anual, pero no tendremos estas enormes olas”, dijo.

Una combinación de inmunidad por las vacunas y por las infecciones eventualmente conducirá a un nivel más bajo de propagación, agregó.

Zachary Stieber – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: