Corte de Apelaciones de EE. UU. reanuda provisoriamente prohibición del aborto en Texas

Comparte este artículo:

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, habla durante el lanzamiento de una investigación antimonopolio sobre las grandes empresas tecnológicas fuera de la Corte Suprema en Washington el 9 de septiembre de 2019.(Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

La Ley de latidos del corazón de Texas, una ley que prohíbe la mayoría de los abortos, volvió a estar en vigor provisoriamente. La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito concedió una petición del estado que anula la decisión del juez de un tribunal inferior mientras se revisa el caso.

También conocida como Proyecto de Ley 8 (SB8) del Senado, la ley de Texas prohíbe los abortos después de que se detecta el latido del corazón, que suele ser alrededor de las seis semanas, a menos que exista una emergencia médica.

El juez de distrito, Robert Pitman, nombrado por el expresidente Barack Obama, había aceptado el miércoles la petición del gobierno de Joe Biden de suspender temporalmente la ley. A continuación Pitman denegó la petición de Texas de retrasar la aplicación de la orden judicial de suspensión hasta que presentara un recurso ante un tribunal superior.

Texas se apresuró a presentar un recurso de apelación. “No estamos de acuerdo con la decisión del Tribunal (…) La santidad de la vida humana es, y siempre será, una prioridad máxima para mí”, dijo en una declaración el jueves el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton.

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans, accedió a última hora del viernes a la petición, anulando por ahora la orden de Pitman y ordenó al Departamento de Justicia que responda antes del martes.

Paxton celebró la noticia a última hora del viernes. “Grandes noticias esta noche, el Quinto Circuito ha concedido una suspensión administrativa en la #SB8. Lucharé contra la extralimitación federal en todo momento”, dijo en la declaración.

El grupo pro-vida Texas Right to Life elogió la noticia. “¡La Ley de latidos del corazón de Texas vuelve a tener plena vigencia! (…) ¡Alabado sea Dios! La ley seguirá salvando a ~100 bebés por día!”, escribió en Twitter.

La Ley de latidos de Texas fue promulgada por el gobernador republicano Greg Abbott en el mes de mayo. En julio, más de 20 proveedores de servicios de aborto demandaron a los funcionarios estatales y jueces de distrito, alegando que la ley era inconstitucional. En su demanda citaron la decisión de la Corte Suprema de 1973 en el caso Roe vs. Wade. La ley promulgada por Abbot entró en vigor el 1 de septiembre, después de que la Corte Suprema no respondiera a una moción de urgencia que le pedía que bloquee la prohibición de abortos.

La legislación de Texas prohíbe que el gobierno estatal aplique esta ley y en su lugar prevé que los ciudadanos particulares —excepto el individuo que dejó embarazada a la mujer por violación o incesto— presenten demandas contra los proveedores de abortos. Los ciudadanos privados tienen derecho a cobrar al menos 10,000 dólares en concepto de daños y perjuicios por cada aborto si su caso tiene éxito.

Además la ley prevé demandas retroactivas si es anulada por un tribunal, pero posteriormente restaurada por otro.

El proveedor de abortos en Estados Unidos, Planned Parenthood, dijo anteriormente que entre el 85 y el 90 por ciento de las personas que obtienen abortos en el estado de la Estrella Solitaria tienen al menos seis semanas de embarazo.

Antes de la orden judicial de Pitman, otros tribunales se habían negado a detener la ley, incluidas la Corte Suprema y la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito en septiembre.

Con información de Zachary Stieber y The Associated Press

Mimi Nguyen Ly – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: