Cómo un grupo de investigación expuso el rol de Fauci en financiar experimentos abusivos en animales

Comparte este artículo:

Los beagles tienen la cabeza dentro de jaulas de malla donde son devoradas por pulgas de la arena hambrientas, en un experimento realizado en Túnez y financiado por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas. (Dominio público)

Los estadounidenses se están horrorizando al conocer los sádicos experimentos en perros financiados por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de Estados Unidos, dirigido por Anthony Fauci.

Un grupo llamado White Coat Waste Project, que se dedica a exponer y poner fin al despilfarro del gobierno en la experimentación con animales, denunció que un laboratorio en Túnez realizó experimentos financiados por el NIAID en los que unos beagles eran devorados vivos por pulgas de la arena.

Los hashtags #FireFauci y #FauciLiedDogsDied, dominaron Twitter y 24 legisladores de ambos partidos emitieron una carta pidiendo una investigación inmediata.

Mientras miles de personas señalaban a sus perros “a salvo de Anthony Fauci” en las redes sociales, al parecer Fauci, conocido por su habilidad en el manejo de la prensa, enfrenta un caos en sus relaciones públicas. Esta publicidad ha puesto además en evidencia el maltrato de los animales financiado por el gobierno estadounidense.

Celia Farber, de The Epoch Times, habló con Justin Goodman, vicepresidente del White Coat Waste Project, el 25 de octubre, sobre el papel de la organización en la exposición del escándalo de Túnez y también la financiación de la investigación de ganancia de función de los virus en Wuhan, China.

La oficina de prensa del NIAID no ha respondido a una solicitud de comentarios.

The Epoch Times: ¿Desde cuándo existe el proyecto White Coat Waste?

Justin Goodman: Nuestras campañas se lanzaron en 2016. White Coat Waste fue fundado por nuestro presidente Anthony Bellotti, un estratega republicano que había trabajado en otras campañas de desfinanciación y que, de hecho, trabajó en un laboratorio de animales en su pasado y quedó tan impactado y horrorizado por lo que vio que se comprometió consigo mismo a iniciar una organización para terminar con este problema. En 2013 fundó White Coat Waste Project y en 2016 lanzamos nuestras primeras campañas.

Justin Goodman, vicepresidente de White Coat Waste Project. (cortesía de Justin Goodman)

The Epoch Times: ¿Cuál es la última novedad?

Sr. Goodman: Hoy #FauciLiedDogsDied fue el hashtag número uno en Twitter, por lo que la campaña definitivamente se encendió de nuevo hoy y los miembros del Congreso de ambos partidos han estado twitteando al respecto. Hoy mismo el gobernador Ron DeSantis dio un discurso sobre el abuso de los perros por parte de Fauci. Ha sido realmente notable cómo esto ha capturado los corazones y las mentes de la gente en todo el país, de todas las tendencias políticas.

The Epoch Times: A los que preguntan: “¿Es justo relacionar esto con el propio Anthony Fauci como individuo?” ¿Qué dice usted?

Sr. Goodman: Absolutamente. Si va a recibir crédito por cualquier cosa buena que haga, también tiene que aceptar la culpa por el mal que hace y eso es lo que está pasando con estos experimentos con perros. Ha financiado un patrón de abuso de cachorros con el dinero de nuestros impuestos.

The Epoch Times: ¿Él les da la luz verde?, ¿NIH?, ¿NIAID?

Sr. Goodman: Todos estos experimentos se realizan bajo el NIAID. Él es ciertamente responsable de ellos, al igual que es responsable de la financiación del laboratorio de Wuhan, tanto si lo aprueba personalmente como si no.

The Epoch Times: ¿Cuál fue su papel en la historia que se reveló de la financiación del laboratorio de Wuhan?

Sr. Goodman: Como grupo de vigilancia de los contribuyentes, nosotros estamos comprometidos a encontrar, exponer y desfinanciar —nos gusta usar el acrónimo FED para eso— los experimentos con animales financiados por los contribuyentes que desperdician alrededor de 20 mil millones de dólares cada año. Entonces en 2019 empezamos a investigar la experimentación animal financiada por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en países extranjeros.

Y cuando la pandemia —bueno, antes de la pandemia— cuando empezó a circular la noticia de que el laboratorio de Wuhan estaba potencialmente vinculado al virus, identificamos que los NIH habían enviado una subvención de 600,000 dólares a ese laboratorio, específicamente para experimentos con coronavirus.

Así que fuimos la primera organización en conectar a los NIH con el laboratorio de Wuhan que ahora está en el centro de la especulación de que puede haber causado la pandemia con experimentos de ganancia de función en los virus.

The Epoch Times: La naturaleza sádica de estos experimentos con cachorros, ¿qué piensa usted personalmente, ellos disfrutan infligiendo dolor o hacen de esto algo racional por la “ciencia”?

Sr. Goodman: Simplemente creo que ellos tienen demasiado dinero y que hay una impresionante falta de responsabilidad y transparencia en la forma en que se gasta ese dinero, por lo que hay personas que hacen carrera torturando perros y esto continúa ya que Anthony Fauci lo permite. La responsabilidad recae en él.

The Epoch Times: ¿Podrá Fauci saltarse esto y hacer que desaparezca?

Sr. Goodman: Creo que es la primera vez que tenemos una ira bipartidista dirigida al NIAID y a Anthony Fauci, en este caso por experimentar con perros y abusar de ellos con el dinero de nuestros impuestos. El mes pasado realizamos una encuesta que mostraba que el 70 por ciento de los demócratas y más del 60 por ciento de los republicanos se oponían a estos experimentos y querían que fueran desfinanciados.

Además tenemos miembros bipartidistas del Congreso de todo el espectro que también exigen reformas. Pero cuando uno observa otras situaciones en las que ha habido controversia en las que él está en el centro, eso ha sido bastante partidista. Así que la diferencia ahora es que las críticas vienen de ambos lados del pasillo.

The Epoch Times: ¿Cómo consiguió usted todo esto? ¿FOIA?

Sr. Goodman: Los experimentos más recientes que sacamos a la luz, en los que se cortaron las cuerdas vocales de cachorros de 6 a 8 meses de edad, fueron cortadas para que no pudieran hacer ruido en el laboratorio y luego se les alimentó a la fuerza con medicamentos experimentales con un coste de 1.68 millones de dólares para los contribuyentes, lo expusimos utilizando la FOIA. Obtuvimos esos documentos utilizando la FOIA.

The Epoch Times: ¿Cuándo empezaron a llegar a ustedes?

Sr. Goodman: Solicitamos los documentos en agosto de 2021, los obtuvimos bastante rápido. A menudo tenemos que demandar a los NIH, en este caso no tuvimos que demandarlos. Recibimos los documentos en septiembre.

The Epoch Times: ¿Qué pedía usted?

Sr. Goodman: Identificamos algunos contratos sospechosos en los sitios web de gastos del gobierno, por lo que pedimos básicamente todos los protocolos y la documentación de los experimentos con perros relacionados con esos contratos.

The Epoch Times: Las desgarradoras fotos de los perros atrapados con mallas, las he visto en Georgia, en Estados Unidos y también en Túnez.

Sr. Goodman: Ha habido un poco de confusión sobre eso. Hemos expuesto cuatro experimentos diferentes con perros financiados por Fauci. Ese experimento fue financiado por el NIAID, pero tuvo lugar en Túnez.

Y esa foto era de un artículo que fue publicado por experimentadores financiados por el NIAID en Túnez, quienes tomaron cachorros sanos, los sedaron, dejaron muertas de hambre a las pulgas de la arena y luego encerraron las cabezas de los cachorros en jaulas de malla y soltaron a las hambrientas pulgas para que básicamente picaran a los perros y esencialmente se los comieran vivos.

The Epoch Times: ¿Esa fotografía se publicó en una revista científica?

Sr. Goodman: Sí.

The Epoch Times: Me parece que esa fotografía en sí misma tuvo un gran impacto. Es aplastante.

Sr. Goodman: Pone cara a los horribles abusos que están siendo financiados con nuestros impuestos por la unidad de Anthony Fauci en los NIH. Podemos describir todo el día lo que ocurre en estos laboratorios pero es diferente ver a dos cachorros con la cabeza encerrada en jaulas donde se los comen vivos las pulgas, quiero decir que eso cambia el juego.

Así que algunas de nuestras investigaciones implican a los denunciantes que nos dan fotografías, algunas de nuestras investigaciones implican videos y fotos que obtenemos a través de FOIA, y a veces, en un caso como éste, tenemos suerte y los propios experimentadores publican lo peor de lo peor.

The Epoch Times: ¿Cómo ha sido para usted estos últimos días?

Sr. Goodman: Llevo 16 años haciendo este trabajo y nunca había experimentado una respuesta tan abrumadora como ésta del público, de los medios de comunicación o del Congreso. Creo que este va a ser un momento crucial en la historia de los esfuerzos para terminar con la experimentación animal y ciertamente así lo siento.

Celia Farber – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: