Caravana de 2000 personas rompe bloqueo de la policía mexicana cerca de la frontera con Guatemala

Comparte este artículo:

Migrantes africanos protestan ante a una línea de policías frente al centro de detención de migrantes Siglo XXI. Exigen a las autoridades mexicanas que aceleren las visas humanitarias que les permitirían cruzar México en su camino a EE.UU., en Tapachula, estado de Chiapas, México, en la frontera con Guatemala, el 28 de agosto de 2019. (ISAAC GUZMAN/AFP vía Getty Images)

Una caravana con miles de inmigrantes ilegales atravesó el sábado una barricada de policías mexicanos vestidos con equipo antidisturbios. El grupo atravesó el cerco a causa de lo que denominaron condiciones imposibles en la superpoblada ciudad fronteriza de Tapachula, en el sur de México.

Alrededor de 400 policías mexicanos intentaron formar un bloqueo para detener una avalancha de más de 2000 inmigrantes ilegales que intentaban salir de la ciudad, que se encuentra en la frontera de México con Guatemala.

Los inmigrantes rompieron fácilmente las líneas policiales y se dirigieron hacia el norte por una carretera que conduce a la capital del país.

Hubo peleas menores, ya que una familia cayó al suelo por la avalancha de gente. Su hijo pequeño sufrió una leve herida en la cabeza, según un video de Reuters.

La ciudad, situada en Chiapas, el estado más pobre de México, está llena de decenas de miles de inmigrantes ilegales procedentes de Honduras, El Salvador, Haití y otros países, principalmente de Centroamérica.

Los inmigrantes ilegales han estado llegando a México desde que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asumió el cargo, tras prometer un enfoque más “humano” de la inmigración.

México permite que quienes soliciten visas humanitarias o asilo se queden en Chiapas mientras se procesa su caso, pero quienes deseen viajar más al norte de México y más allá deben tener una visa o corren el riesgo de ser deportados a Guatemala.

No obstante, muchos en esta caravana están dispuestos a correr ese riesgo, dijo el organizador Irineo Mujica. Mujica es un activista por la reforma migratoria con la organización Pueblos Sin Fronteras.

Le dijo a Fox News que la gente de la caravana le está pidiendo al gobierno mexicano que “haga su parte” con la crisis migratoria y agregó que muchos estarían contentos con documentación mexicana y “la oportunidad de trabajar aquí”.

“Muchos de ellos no quieren ir a Estados Unidos”, dijo. “Pero el gobierno de Biden, este gobierno, es como si los arrastrara como ganado. Estamos pidiendo al gobierno mexicano que les dé documentos para tener una opción aquí, porque México, es un buen lugar para vivir, para trabajar”.

Dijo que la mayoría de los integrantes de la caravana se dirigían, por ahora, a la capital mexicana, aunque es posible que otros continúen probando suerte hasta la frontera sur de Estados Unidos.

José Antonio, un trabajador de la construcción de Honduras, dijo que planeaba viajar con la caravana a la ciudad de Monterrey, en el noreste de México, donde esperaba poder encontrar el trabajo que le ha sido difícil conseguir en Tapachula.

“Me dijeron que tenía que esperar porque las citas estaban llenas”, dijo sobre el proceso de solicitud de visa en la abrumada ciudad. “No hay trabajo allí [en Tapachula], así que por necesidad me uní a este grupo”.

“Continuaremos, día a día, para llegar lo más lejos que podamos”, dijo, y agregó que le preocupaba que unirse a la caravana afectara negativamente su solicitud de visa.

Migrantes caminan en una caravana el 23 de octubre de 2021, en Tapachula, estado de Chiapas, México. (EFE/Juan Manuel Blanco)

Las autoridades mexicanas han disuelto intentos más pequeños de brotes similares a principios de este año.

Una de esas caravanas llegó a la frontera de Estados Unidos cerca de Del Rio, Texas, en septiembre. En enero, una caravana más grande fue detenida más al sur en Honduras después de que se le impidiera ingresar a Guatemala.

Las caravanas recientes no han sido tan grandes como las que cruzaron a México en 2018 y 2019. Sin embargo, un número récord de inmigrantes ilegales sigue llegando a la frontera sur de Estados Unidos, con un máximo histórico de 1,67 millones de aprehensiones fronterizas reportadas para el año fiscal 2021 por las autoridades estadounidenses.

La administración Biden ha dicho que factores como la pobreza, la corrupción y la violencia son las causas fundamentales de la crisis y ha propuesto gastar una cantidad significativa de dinero de los contribuyentes para combatir estos problemas.

Sin embargo, Mujica dijo que cree que los problemas sistémicos que azotan a Centroamérica serán más difíciles de resolver. “El dinero no va a resolver el problema, canalizándolo a gobiernos como el de México, donde están arrojando gente de la frontera sur a la frontera norte”, dijo sobre la reacción de México a la crisis.

Mientras tanto, los críticos a las políticas de inmigración de Biden han señalado que el problema es la desactivación de las políticas fronterizas de la era Trump, en particular de los Protocolos de Protección al Migrante (PPM), que mantuvieron a los solicitantes de asilo en México mientras se procesaban sus casos.

La administración Biden se encuentra actualmente en el proceso de reiniciar los PPM debido a una orden de la Corte Suprema. Sin embargo, enfatizó a través de un memorando de septiembre que todavía está tratando de acabar con el programa.

Con información Associated Press.

Melanie Sun – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: