Más de 20 gobernadores republicanos piden reunión con Biden para solucionar crisis en frontera sur

Comparte este artículo:

Inmigrantes ilegales se bañan y juegan en el lado estadounidense del río Grande, la frontera internacional con México, en Del Río, Texas, el 18 de septiembre de 2021. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

En una carta conjunta (pdf) dirigida a la Casa Blanca el lunes, 26 gobernadores republicanos solicitaron una reunión con el presidente Joe Biden para estudiar soluciones a la actual crisis en la frontera sur.

El gobernador de Arizona, Doug Ducey, y el gobernador de Texas, Greg Abbott, encabezaron el esfuerzo de los gobernadores republicanos por acabar con el número incontrolado de inmigrantes ilegales que entran en Estados Unidos. El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, publicó la carta en su cuenta de Twitter, escribiendo que estaba orgulloso de unirse a otros 25 gobernadores para solicitar una reunión con el presidente.

“La frontera es ojos que no ven, corazón que no siente para la Administración Biden y los impactos negativos de su imprudente agenda de fronteras abiertas no pueden seguir siendo ignorados”.

Los gobernadores subrayaron el daño que han causado los meses de cruces ilegales y escribieron que la política fronteriza de Biden “ha instigado una crisis humanitaria internacional, ha estimulado un aumento de la actividad criminal internacional y ha abierto las compuertas a los traficantes de personas y de drogas que ponen en peligro la salud pública y la seguridad en nuestros estados”.

Citaron el hecho de que las aprehensiones han aumentado un 500% con respecto al año pasado y que este aumento en la entrada está trayendo consigo delincuentes y drogas que están afectando a todos los estados. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza registró un total de más de 200,000 encuentros con inmigrantes ilegales en el mes de agosto.

Esta carta aparece cuando miles de inmigrantes ilegales procedentes de Haití, Cuba y Venezuela están llegando a la ciudad texana de Del Río.

El alcalde demócrata de Del Río, Bruno Lozano, ha criticado a Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris por no haber hecho acto de presencia en su ciudad, que lucha contra una abrumadora crisis de inmigrantes ilegales que ha causado que los agentes de la Patrulla Fronteriza tengan dificultades para procesar a miles de personas.

Más de 15,000 inmigrantes ilegales han entrado en Estados Unidos en los últimos días y se han refugiado bajo el puente fronterizo que conecta Del Río, una localidad texana de unos 35,000 habitantes, con Acuña, una ciudad de México.

Inmigrantes, en su mayoría de Haití, se reúnen en la orilla del Río Grande el 19 de septiembre de 2021 en Acuña, México, al otro lado de la frontera con Del Río, Texas. (John Moore/Getty Images)

En un posteo junto a imágenes aéreas que muestran a miles de inmigrantes rodeando el puente abarrotado en tiendas de campaña improvisadas, el alcalde escribió: “Necesitamos que visiten Del Río, Texas”.

Lozano también respondió a un posteo en Twitter compartido por Harris el sábado que decía: “Estados Unidos se está quedando atrás, a escala mundial, en la inversión en el cuidado de los niños. Invertimos menos dólares públicos en educación y cuidado de la primera infancia en relación con el PIB que casi todos los demás países desarrollados. Con nuestra agenda Build Back Better, @POTUS y yo estamos decididos a cambiar eso”.

Cuestionando el hecho de que Harris y Biden no hayan vuelto a visitar Del Río, preguntó: “Estados Unidos está fallando en la protección de sus fronteras. ¿Por qué no están aquí? @POTUS”.

El jefe de la Patrulla Fronteriza, Raul Ortiz, dijo a Fox News el 19 de septiembre que los hombres adultos solos serán expulsados bajo la regla del Título 42 del gobierno federal, aunque la mayoría de las unidades familiares que han cruzado la frontera ilegalmente serán procesadas y liberadas en Estados Unidos con un aviso para comparecer ante un tribunal de inmigración.

Ortiz dijo en una conferencia de prensa el 19 de septiembre que ya han comenzado los vuelos de deportación que envían a algunos inmigrantes ilegales de vuelta a Haití.

Mientras tanto, los gobernadores dicen que el presidente no ha cumplido con su deber de asegurar las fronteras de Estados Unidos y, en cambio, los estados han tenido que tomar medidas.

“Aunque los gobernadores estamos haciendo lo que podemos, nuestra Constitución exige que el presidente ejecute fielmente las leyes de inmigración aprobadas por el Congreso. El gobierno federal no solo ha creado una crisis, sino que también ha dejado a nuestros estados lidiando con desafíos que solo el gobierno federal tiene el deber de resolver”, señala la carta.

Los gobernadores instan a Biden a que convoque la reunión lo antes posible y no más de dos semanas después de recibir la carta.

Con información de Katabella Roberts y Jack Phillips.

Masooma Haq – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: