La mayoría de los trabajadores de EE.UU. están obligados a vacunarse, mientras que los inmigrantes ilegales no

Comparte este artículo:

Biden obliga a todos los estadounidenses a vacunarse pero no a los inmigrantes ilegales en la frontera sur el 11 de septiembre de 2021. (@TPostMillennial/Captura de pantalla vía TheBL/Twitter)

🔴 Síguenos a través de Youtube / Telegram / Newsletter

Redacción BLes– A pesar de los nuevos mandatos de vacunación del presidente Biden para aproximadamente dos tercios de los trabajadores estadounidenses, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, aclaró el viernes 10 de septiembre que el gobierno no exige las vacunas COVID-19 a las personas que cruzan ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México.

“Eso es correcto”, dijo Psaki al periodista de Fox News Peter Doocy.

Psaki desestimó una pregunta de Doocy sobre por qué las empresas estadounidenses con 100 o más empleados están obligadas a vacunar a sus empleados, mientras que los migrantes en la frontera sur no lo están, informó New York Post.

“Nuestro objetivo es vacunar a tanta gente como sea humanamente posible”, respondió Psaki a Doocy cuando le preguntó por qué no se vacuna a los inmigrantes ilegales cuando es un requisito para los trabajadores estadounidenses. “El anuncio del presidente de ayer fue un esfuerzo para empoderar a las empresas y darles las herramientas para proteger a sus trabajadores. Eso es exactamente lo que hicimos”.

Los mandatos de vacunación anunciados por Biden el jueves afectarán a unos 100 millones de estadounidenses, y la mayoría de los empleados y contratistas federales deberán vacunarse si no pueden acogerse a exenciones religiosas o médicas. Además, una nueva norma del Departamento de Trabajo exigirá a las empresas y organizaciones con 100 o más empleados que sigan el mandato de vacunación o sometan al personal a pruebas semanales.

Psaki dijo que las empresas podrían enfrentarse a multas de hasta 13.600 dólares por infracción. Las empresas deberían elegir la opción “más rentable” de exigir a los trabajadores que se vacunen en lugar de pagar por las pruebas semanales.

Ignoró la pregunta de un periodista sobre si la norma empeoraría los problemas ya existentes de muchas empresas para contratar a trabajadores con salarios bajos. El aumento de las prestaciones federales de desempleo por la pandemia, que finalizó esta semana, fue generalmente achacado a la escasez de trabajadores disponibles mientras se realizaban esos pagos.

“Entiendo que me pregunten por las empresas más pequeñas, pero es para empleados de 100 o más”, dijo Psaki.

Dawn Barlowe – BLes


Comparte este artículo: