Florida adquiere anticuerpos monoclonales de GlaxoSmithKline tras racionamiento de administración Biden

Comparte este artículo:

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, habla durante un evento de entrega de bonos a los equipos de primera respuesta en emergencias, celebrado en el Grand Beach Hotel Surfside el 10 de agosto de 2021 en Surfside, Florida. (Joe Raedle/Getty Images)

El estado de Florida adquirió miles de tratamientos con anticuerpos monoclonales para tratar la COVID-19 de una empresa con sede en el Reino Unido tras el racionamiento abrupto de las dosis adquiridas a nivel federal por parte de la administración Biden.

Florida se puso en contacto con GlaxoSmithKline, el cual produce monoclonales que aún no han sido comprados por el gobierno federal. Llegaron a un acuerdo para unas 3000 dosis, así lo anunció el gobernador Ron DeSantis el 23 de septiembre.

“Eso demuestra que no vamos a dejar piedra sin remover. Y, si hay alguien que necesita un tratamiento con anticuerpos monoclonales, vamos a trabajar duro para conseguírselo”, dijo el republicano en una conferencia de prensa en Tampa.

La administración Biden tomó el control de los monoclonales este mes, en respuesta a lo que algunos funcionarios describieron como una escasez nacional. El gobierno federal ha comprado millones de dosis de Eli Lilly y Regeneron. Otro único monoclonal autorizado para su uso en Estados Unidos es el que produce GlaxoSmithKline o GSK.

GSK, que no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, y dijo anteriormente a The Epoch Times que su tratamiento cuesta USD 2100 cada dosis, aproximadamente lo mismo que sus competidores le estaban cobrando al gobierno.

En mayo, los reguladores de medicamentos autorizaron el tratamiento de GSK, llamado sotrovimab, para el COVID-19 de leve a moderado en pacientes de 12 años o más y que pesen al menos 88 libras.

Los reguladores y funcionarios estatales dicen que el medicamento y otros similares ayudan a mantener a las personas fuera de los hospitales.

DeSantis estimó que miles de floridanos han podido evitar ir al hospital luego de contraer COVID-19 o estar expuestos a un caso positivo gracias a los tratamientos.

Sin embargo, al igual que otros estados del país, Florida está luchando con una escasez inminente debido al racionamiento repentino de la administración Biden.

Florida anunció la semana pasada que estaba en contacto con GSK. Los funcionarios de salud de otros estados dijeron a The Epoch Times que no están considerando comprar sus propios tratamientos, y algunos indicaron que el costo era un factor.

A inicios de este mes, los centros de Florida recibían más de 30,000 dosis. Eso no incluye a los hospitales. Todos los sitios pueden solicitar directamente la cantidad que necesiten, y el gobierno federal proporciona las dosis de forma gratuita. Esta semana, Florida tenía previsto recibir menos de 18,000, dicen los funcionarios estatales.

“No me gustaría ver que alguien que realmente podría beneficiarse de este tratamiento, no pudiera tener acceso a él. Cuando sabemos que el historial ha sido muy, muy positivo”, dijo DeSantis.

Recibió a floridanos que atribuyen su recuperación a los tratamientos monoclonales.

Betsy Palmer Bigler, exprofesora en el condado de Pascoe, recibió el tratamiento con anticuerpos monoclonales de Regeneron, al igual que su esposo y su padre luego de que su esposo diera positivo al COVID-19.

“Sin duda siento que probablemente nos salvó la vida a uno o a los tres”, dijo.

Zachary Stieber – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: