EEUU: expertos de los CDC recomendaron que los mayores de 65 años reciban una tercera dosis de la vacuna Pfizer contra el coronavirus

Comparte este artículo:

Un hombre recibe la vacuna de Pfizer en Miami (Foto: AP)

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización respaldó específicamente la administración de terceras dosis del inmunizante de ese laboratorio luego de que ayer la FDA aprobara su uso de emergencia.

La campaña de vacunación contra el COVID-19 en Estados Unidos está a punto de entrar en una nueva e importante fase: los asesores del gobierno recomendaron el jueves aplicar dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer a millones de estadounidenses. Esto a pesar de la preocupación de algunos expertos de que las inyecciones adicionales harán poco para frenar la pandemia.

El grupo asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomendó las dosis adicionales para las personas de 65 años o más, los residentes de asilos de ancianos y las personas de 50 a 64 años con enfermedades subyacentes. La dosis adicional se administraría una vez que hayan pasado al menos seis meses desde que recibieron su última inyección de Pfizer.

Decidir quién más podría ser elegible a un refuerzo fue mucho más complicado. A pesar de que existe poca evidencia de que las personas más jóvenes estén en riesgo de disminución de inmunidad, el panel ofreció la opción de un refuerzo a las personas de 18 a 49 años con problemas crónicos de salud y que quieran una nueva dosis.

Las recomendaciones del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización se produjeron un día después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) emitiera una autorización de emergencia para que las personas de 65 años o más, así como aquellas cuyos trabajos las ponen en riesgo de infección, que recibieron la vacuna de Pfizer Inc. y BioNTech SE recibieran refuerzos. Anteriormente se había emitido una autorización que ofrecía dosis adicionales a las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Ayer, la FDA, el ente que regula la comercialización de fármacos, autorizó una tercera dosis de la vacuna de Pfizer también para mayores de edad en riesgo de salud o especialmente expuestos a la covid-19.

Este último grupo de personas especialmente expuestas consiste en los trabajadores de la salud, profesores, cuidadores, empleados de supermercados, personas sin hogar y privadas de libertad, según detalló la FDA.

“La decisión de hoy demuestra que la ciencia y los datos actualmente disponibles siguen guiando la toma de decisiones de la FDA para las vacunas contra la covid-19 durante esta pandemia”, afirmó en un comunicado la directora del organismo, Janet Woodcock.

Asimismo, afirmó que a medida que se tenga más información sobre “la seguridad y eficacia” de las vacunas, incluyendo las terceras dosis, la FDA “evaluará” esa información.

Esta decisión de la FDA llega en pleno debate en Estados Unidos sobre la necesidad de administrar una tercera dosis a toda su población y a nivel mundial sobre la idoneidad de hacerlo mientras otros países aún no tienen suficientes vacunas.

La autorización de la tercera dosis para estos grupos de personas llega una semana después de que lo recomendara un comité de asesores de la FDA.

La recomendación se tomó en una segunda votación tras haber rechazado previamente, con amplia respaldo, el plan de una tercera dosis para la mayoría de la población, al considerar insuficientes las pruebas para administrar una tercera dosis a todo el mundo.

De este modo se restringe la petición de Pfizer, que había solicitado la aprobación para las personas mayores de 16 años de este refuerzo, seis meses después de la segunda dosis.

Esa recomendación supone un toque de atención para el Gobierno de Joe Biden, que había dado su apoyo explícito a la propuesta de Pfizer y comenzado a hacer planes para iniciar la administración de esta tercera dosis a los mayores de 16 años con la vista puesta en el 20 de septiembre.

En un comunicado, el consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, afirmó que “los refuerzos de la vacuna tienen un papel importante que desempeñar para abordar la amenaza continua de esta enfermedad” y consideró la decisión de la FDA como un “hito crucial” en la lucha contra la covid-19.

La de Pfizer es la única vacuna que cuenta con aprobación total para su uso por parte de la FDA, ya que las de Moderna y Johnson & Johnson cuentan solo con autorización de emergencia.

Infobae (Con información de EFE)


Comparte este artículo: