CDC advierte sobre “brotes inminentes” mayores de sarampión luego que 6 afganos dieran positivo

Comparte este artículo:

Los refugiados afganos siendo procesados dentro del Hangar 5 en la base aérea de Ramstein en Alemania el 8 de septiembre de 2021. (Olivier DOULIERY/AFP a través de Getty Images)

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) advirtieron que podrían haber brotes más grandes de sarampión luego de que seis refugiados afganos dieran positivo por la enfermedad.

La advertencia no se emitió públicamente, pero se entregó a Robert Fenton Jr., el alto funcionario encargado de la respuesta de la Operación “Allies Welcome Unified Command Group”. La operación se centra en ayudar a los afganos a escapar de Afganistán y establecerse en Estados Unidos.

La Dra. Rochelle Walensky, directora de los CDC, envió la advertencia a Fenton el 14 de septiembre en un memorando obtenido y publicado por Just the News.

Walensky señaló que seis afganos dieron positivo por sarampión–cinco de ellos fueron trasladados a Virginia–y dice que hay 17 casos sospechosos adicionales de sarampión en la población de evacuados.

Los casos “son un indicador de brotes inminentes potencialmente mucho mayores”, dijo.

Dado que el sarampión se puede propagar rápida y fácilmente, los funcionarios de salud pública consideran que incluso un solo caso constituye un rebrote.

Cientos de personas estuvieron expuestas a la enfermedad en varios hospitales donde estaban los seis casos confirmados, según Walensky, quien instó a Fenton a implementar de inmediato los estándares de salud pública de los CDC para evitar que el sarampión se introduzca en las comunidades de EE. UU. a medida que los centros de atención médica en varios estados se enfrentan a un aumento de pacientes con COVID-19.

“La gran cantidad de evacuados afganos no vacunados, como se ve, ya tiene el potencial de sembrar innumerables brotes en la comunidad de EE. UU.”, escribió Walensky, y agregó más tarde que los brotes “representan una importante amenaza para la salud pública y que la vacunación masiva rápida y la expansión de las capacidades de aislamiento en cuarentena son esenciales”.

El Departamento de Seguridad Nacional, que se nombra como el contacto de Operation Allies Welcome, y los CDC no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Los refugiados llegan al aeropuerto internacional de Dulles luego de ser evacuados de Kabul luego de la toma de posesión de Afganistán por los talibanes, en Dulles, Virginia, el 27 de agosto de 2021. (Chip Somodevilla/Getty Images)

Los casos de sarampión han cerrado por completo los esfuerzos de evacuación que continuaban tras la retirada de Estados Unidos de Afganistán. La pausa en los vuelos desde una base militar estadounidense en Alemania comenzó el 10 de septiembre y está vigente por el momento hasta el 20 de septiembre, según el Pentágono.

Se requiere que los afganos se vacunen contra el sarampión para obtener la libertad condicional humanitaria y los oficiales militares planean comenzar a vacunarlos en el extranjero tras esperar previamente para ponerles las vacunas hasta después de que ingresaran a los Estados Unidos.

Las tropas estadounidenses volaron o facilitaron la evacuación de aproximadamente 124,000 personas de Afganistán durante 17 días en agosto. Aproximadamente ocho de cada 10 de ellos eran afganos, según el Departamento de Estado.

Más de 50,000 afganos ya han llegado a Estados Unidos para ser reasentados en todo el país, dijeron funcionarios estadounidenses.

La publicación del memo se produjo luego de que un nuevo informe mostrara que el número de inmigrantes afganos que viven en Estados Unidos aumentó casi 2.5 veces entre 2010 y 2019, con 133,000 registrados en el último año, según cifras de la Oficina del Censo analizadas por el Centro de Estudios de Inmigración, un grupo de expertos que impulsa un modelo de inmigración donde acepte menos inmigrantes.

Aproximadamente el 65 por ciento de los hogares afganos en los Estados Unidos utilizaron al menos un programa importante de bienestar en 2019, en comparación con el 24 por ciento de la población nativa, descubrió el grupo de expertos.

“Los hogares afganos, como era de esperar, son mucho más grandes en promedio, pero no tienen más trabajadores en promedio que los nativos”, dijo Steven Camarota, director de investigación del centro, durante un panel de discusión sobre los hallazgos esta semana. “Como consecuencia, tienen menos ingresos y, por lo tanto, muchos más terminan en la pobreza o cerca de la pobreza”.

Zachary Stieber – La Gran Época (The Epoch Times en español)


Comparte este artículo: