Biden pasea en bici por la playa y Kamala ve fútbol mientras la frontera está desbordada

Comparte este artículo:

La administración Biden parece estar un poco desentendida sobre las prioridades y los problemas que afronta Estados Unidos.

Hay una crisis fronteriza en Estados Unidos. Unos 12,000 migrantes ilegales están debajo del Puente Internacional Del Río en condiciones realmente deplorables. Basura a raudales, baños improvisados y portátiles, tiendas de campaña y personas positivas por Covid-19. El sitio es una suerte de «campo para refugiados», según cuentan periodistas en la zona.

También hay una crisis diplomática en desarrollo. Luego de la desastrosa salida de Afganistán, la Administración Biden alcanzó un acuerdo con Australia y Reino Unido por submarinos que dejó completamente marginada a Francia, un aliada histórica que ahora está enfurecida con Washington. ¿Qué hacen el presidente y la vicepresidente de Estados Unidos mientras esto ocurre? Pasear en bici por la playa y ver un juego de fútbol.

Joe Biden paseando en bici

Sí, mientras miles de migrantes siguen cruzando la frontera, generando graves problemas para las agencias federales y las autoridades de Texas –y mientras Francia acusa a Estados Unidos de clavarle un puñal en la espalda–, el presidente Joe Biden se fue a pasear en bicicleta por Rehoboth Beach, en Delaware, sorteando con agilidad las preguntas de los periodistas indignados por las diferentes crisis que atraviesa el país.

De acuerdo con Fox News, un par de periodistas, amén de la crisis diplomática con Francia, le preguntaron a Biden sobre qué le dirá al presidente francés, Emmanuel Macron.

«Señor presidente, ¿qué le va a decir a Emmanuel Macron?», lanzó el reportero al presidente, que sin perder tiempo pasó a toda velocidad ignorando la pregunta. «¿Cuándo va a llamar a Macron?», preguntó el otro periodista que corrió con la misma suerte del primero.

«Francia retiró a sus embajadores en Estados Unidos y Australia en respuesta a un acuerdo conjunto entre Estados Unidos, Australia y el Reino Unido para proporcionar submarinos nucleares a Australia, desechando un acuerdo anterior para enviar submarinos de fabricación francesa Down Under», se lee en el reporte del medio conservador.

El paseo de Biden generó controversia en redes sociales. El congresista Greg Steube (R-FL) criticó al presidente en su cuenta en Twitter: «Joe Biden anda en bicicleta mientras nuestro país está invadido por inmigrantes ilegales y los estadounidenses son rehenes de los talibanes».

Kamala Harris en un partido de fútbol americano

La vicepresidente Harris, por su parte, tampoco parece estar muy preocupada por resolver y abordar la difícil situación en la Frontera Sur. Mientras la crisis estaba en pleno apogeo, la demócrata asistió el sábado a un partido de fútbol americano entre las universidades de Howard y Hampton, donde lanzó la moneda inicial para empezar el encuentro.

Bruno Lozano, el alcalde demócrata de Del Río (Texas) —el epicentro de la crisis migratoria— criticó duramente a Harris por asistir al encuentro.

El desinterés de Kamala Harris en la crisis fronteriza deja mal parada a la Casa Blanca, pues la vicepresidente, en teoría, es «el zar» de la administración para el tema migratorio. Sin embargo, si se repasa el Twitter de la vicepresidente a la fecha, 20 de septiembre, no hay tweets recientes con relación a la crisis. En cambio, sí hay menciones al fallido proceso de destitución contra el gobernador Gavin Newson, cambio climático y otros temas de actualidad no relacionados con la frontera.

Biden paseando en bici por la playa y Kamala viendo fútbol: así combate la Casa Blanca la crisis fronteriza y diplomática

El presidente Joe Biden escucha a la vicepresidenta Kamala Harris pronunciar un discurso ante el personal del Departamento de Defensa en el Pentágono. (EFE)

Situación de las crisis fronterizas y diplomáticas

Ahora mismo, los migrantes que yacen en el Puente Internacional Del Río están a la espera de que los agentes de la Patrulla Fronteriza –totalmente colapsada– los detengan para abrir un proceso de regularización o, en su defecto, ser devueltos a sus países.

La mayoría de los migrantes que están en el Puente Internacional Del Río provienen de Haití y otras partes de Latinoamérica, como Venezuela. Ambos países se encuentran en situaciones económicas, sociales y políticas delicadas. Muchos haitianos, que ven factible una posible deportación al ser detenidos, están devolviéndose hacia México por el Río Grande para evitar regresar a su tierra.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) dijo el pasado miércoles 15 de septiembre que las autoridades encontraron a 208,887 migrantes en agosto, en julio la cantidad fue similar, 212,000 personas.

«La cifra de 208,887 en agosto representa un aumento del 317 % con respecto a agosto de 2020, en el que se produjeron 50,014 encuentros, y un aumento del 233% con respecto a agosto de 2019, en el que hubo 62,707 en medio de la crisis fronteriza de ese año», se lee en un reporte de Fox News.

Sobre las relaciones con Francia, aún no se sabe con exactitud cómo la Casa Blanca abordará el quiebre con Francia, pero diversos reportes indican que Biden llamará al presidente Macron para resolver la crisis diplomática que se produjo la semana pasada.

Emmanuel Alejandro Rondón – El American


Comparte este artículo: